Los toros de muy Alta Capacidad de servicio son la Inseminación Artificial a Tiempo Fijo del Servicio Natural

ENFOQUE

En la Argentina es muy común en los establecimientos de cría utilizar entre el 3 y 4% de toros en Servicio Natural.

Escribe: Dr. Carlos Martín Acuña – Veterinario

En la Argentina es muy común en los establecimientos de cría utilizar entre el 3 y 4% de toros en Servicio Natural (S.N.).

Muchos establecimientos utilizan el 3% real pero en el stock tienen un 4% sobre el total de vacas en S.N. Me estoy refiriendo a establecimientos de cría en la cuenca del Salado, a medida que nos vamos alejando es común observar cómo va en aumento el % de toros en los rodeos llegando a cifras extremadamente altas del 8 o 10% o más en zonas muy marginales, de extensos potreros, de monte o de sierra. En la Argentina desde el año 1985 que se comenzó a implementar la Prueba de Capacidad de Servicio (C.S.) en los toros hemos logrado bajar el % de los mismos en S.N.

Este lapso transcurrido y las cifras que cuantificamos, nos demuestran que contamos con una técnica que nos permite saber con un 90% de exactitud, que ese toro que hemos seleccionado fenotípica y genotípicamente, está capacitado para cubrir con eficiencia 50, 60 u 80 vacas en S.N. a campo y también que no molestara interrumpiendo en el servicio a los otros machos activos.

QUIERO DEJAR BIEN CLARO, UN CONCEPTO QUE ES EL SIGUIENTE: La evaluación de un toro en su C.S. no debe ser la que prime en la elección del mismo, habiendo este superado el Examen de Fertilidad, es un dato que cada criador le dará el uso que estime necesario.

El conocimiento y la utilización de la C.S. constituyen una herramienta esencial en el sistema de cría y en la producción de toros. Es una prueba funcional que nos va a permitir asegurar que todas las cualidades que estamos viendo en ese toro podrán ser transmitidas a gran cantidad de hijos debido a que un toro de muy alta C.S. podrá llegar a cubrir con eficiencia hasta 80 vacas (1,2%). Utilizando toros de alta y muy alta C.S. estamos trabajando con el 2% de reproductores.

En una recopilación propia y de otros colegas sobre 148.300 vacas evaluadas, con servicios estacionados entre 60 y 100 días, con porcentajes de toros que oscilaron entre el 1,7 y 2,4%, en 51 establecimientos de 7 provincias de la Argentina el resultado final de preñez fue del 94%.

Como dato interesante merece mencionarse que los más de 3.000 toros que participaron en esta evaluación eran aptos físicamente, sanitariamente controlados y de ALTA C.S. A ninguno de ellos se les analizó su semen.

En establecimientos con montes, quebrados, o con potreros grandes (2.000 a 4.000 has.) con toros de ALTA C.S. no sería necesario utilizar más del 4% según datos de un establecimiento ubicado en Mayor Buratovich, Partido de Villarino, Pcia. de Buenos Aires.

En un establecimiento en San Rafael, Pcia. de Mendoza en un potrero de 7.000 has. se realizó un ensayo con 300 vacas y 9 toros (3%) de ALTA C.S. con una preñez del 90%. En esa zona es común utilizar entre el 6 y 14 % de toros según lo afirmado por productores de la zona.

Desde 1985 a la fecha en que comencé a realizar la Prueba de Capacidad de Servicio (C.S.) en los toros en la Argentina, me he dedicado en gran parte de mi tiempo a difundir esta tecnología intermedia dentro de los colegas, estudiantes de veterinaria y productores. Hoy en día creo que una de mis frases favoritas debería imponerse y lamentablemente aún nos falta todo un trecho para lograrlo: “Usar menos toros y de mejor calidad”. A continuación quiero comentarles una pequeña experiencia de las tantas que hemos realizado a lo largo de estos casi 30 años.

En el Establecimiento “El Rastrojo” de la familia Arieu, ubicado entre Azul y Tandil, sobre el arroyo de los Huesos se desarrolló un servicio estacionado durante 75 días, del 20 de octubre de 2003 al 5 de enero de 2004. Se entoraron 92 vaquillonas Angus de 15 meses de edad, que pesaron en el momento de comenzar el servicio 260/270 kg. de promedio, fueron seleccionadas por tipo y desarrollo de un lote de 300. Esta selección se hizo visualmente es decir no hubo un tacto previo para determinar ciclicidad.

Estas 92 vaquillonas fueron entoradas con 1 toro Angus negro de 3 años de edad, con una C.E. de 36 cm. y de Alta C.S., negativo a enfermedades venéreas y brucelosis, apto clínicamente y con buena condición corporal. A este toro no se le analizó el semen previo al servicio. El % de toros en este rodeo era del 1,08 %. El recorredor observaba el rodeo una vez a la mañana y una vez a la tarde, casi todos los días.

El día 27 de febrero de 2004 se realizó el tacto rectal para diagnóstico de preñez y el resultado fue 87 vaquillonas resultaron preñadas y 5 vaquillonas vacías, esto es el 94,56% de preñez, un excelente resultado. Un criador eficiente hubiera utilizado el 3% de toros o sea 3 toros, un criador promedio el 4% de toros y un criador conservador el 5%, que los hay.

Cómo actúan en el S.N. los toros de Muy Alta C.S?  

Es una pregunta que siempre me retumbó en la cabeza, hasta que charlando con Mike Blockey en 1987 me despejó todas las dudas al respecto.

Según el Dr. Blockey los toros de Muy Alta C.S. sirven a la vaca en celo 2, 3 o más veces durante su celo y esa mayor cantidad de servicios que recibe la vaca es lo que le da más chances de concebir en ese celo. Partiendo de un supuesto del 60 % de chance de concebir con un servicio, pasamos a 72 % de preñez con 2 servicios, 75 % de preñez con 3 servicios y 80 % o más de preñez con 4 servicios. Por lo tanto con toros de Muy Alta C.S. es muy factible obtener entre 72 a 78% de preñez en los primeros 21 días de servicio y es a lo que llamamos Índice de Concepción (I.C.).

Obviamente que para lograr estos excelentes I.C. la ciclicidad del rodeo debe estar muy cercana al 100 % y para eso es necesario una excelente disponibilidad forrajera, es decir que las vacas estén comiendo muy bien y que si determinamos su score de Condición Corporal (C.C.) de una escala de 1 a 5 sea de 3 a 3,2 para arriba.

Por lo tanto partiendo de un rodeo de hembras ciclando y en perfectas condiciones sanitarias podemos esperar estos tan altos I.C.

Es en este punto donde aparecen las discusiones con los veterinarios que se dedican a la Inseminación Artificial a Tiempo Fijo (IATF) pues en todas las Jornadas o Congresos dedicados a la reproducción el tema IATF es la frutilla del postre y los toros para S.N. los olvidados de siempre. En la mayoría de los trabajos que he leído cuando comparan la IATF y el SN a este último le asignan un 60 % de preñez en el primer mes de servicio y ya se comento los altísimos valores de IC que se puede llegar con toros de Muy Alta CS. Por eso cuando nos contratan como veterinarios para realizar una IATF una de nuestras premisas es que el objetivo de la IATF debe ser la mejora genética del rodeo y no detenerse a discutir que por preñar un 50 % (promedio) en un día de trabajo los terneros serán más pesados. Es obvio que con semen de toros padres mejoradores se va a lograr aumentar el peso de los terneros.

Estamos convencidos que estas son dos técnicas COMPLEMENTARIAS, me refiero a la IATF y al servicio con toros de Muy Alta CS, en un planteo de cría. La recomendación final seria utilizar la IATF y los toros, nunca sería hacer IATF o los toros. Por lo tanto una vez más la “y” en vez de “o”.

Un dato que considero muy importante a tener en cuenta es que luego del tratamiento de una IATF hay vacas que estaban en anestro (sin celo) y pueden reiniciar su actividad sexual. Esto nos permitiría preñarlas con los toros de repaso.

Revisando trabajos de 1986 /1993 pienso que nuestra obsesión era juntar información y pude recopilar en más de 6.500 vaquillonas de 25 establecimientos, con la alimentación y sanidad controlada un 81 % de I.C. Esto significa que ese 81 % de preñez se logró en los primeros 21 días de servicio, este es un dato que tengo la certeza que los criadores no lo tienen en cuenta y muchos de los colegas que no hacen C.S. en toros no lo tienen en mente y se manejan con el tradicional 60 % de preñez del primer mes, datos de la década del 60 de la reserva 6 del INTA de Balcarce.

Para observar la diferencia de IC entre vaquillonas y vacas por la presencia del ternero en estas últimas pudimos evaluar 372 vacas en 2 rodeos y obtuvimos un I.C. promedio del 72 % de preñez.

En varios establecimientos de cría de la zona de Rauch y Ayacucho de una misma administración en el servicio 1987/88 y parición 1988 utilizando el 100 % de los toros de Muy Alta y Alta C.S., se realizó el recuento de terneros nacidos en los primeros 28 días y el resultado fue del 74 %. En este caso los 6.200 vientres en servicio incluyendo las vaquillonas fueron analizados y si bien la preñez había sido buena no podemos asegurar que el 100 % de los vientres llegaba a la C.C. ideal de 3 al comenzar el servicio.

Por último en octubre de 2017 realizamos con el colega Cosme Mendonça un ensayo en servicio a corral utilizando un bajísimo % de toros entre el 1 a 1,5% y sobre 900 vaquillonas de 15 meses se obtuvo un 80 % de preñez en 40 días y un 96 % de preñez final en 90 días de servicio.

Si bien no es el motivo de este apretado artículo considero muy importante que el lector esté al tanto del acortamiento de la Prueba de CS y por tal motivo los invitamos a leer el artículo sobre el tema en la página web www.chunivet.com.ar

INSTRUCCIONES PARA EL RECORREDOR: es importante hacer mucha docencia con el personal, y remarcar la importancia que tiene el mismo durante el servicio. Recordar que en última instancia es el recorredor la persona más importante en el establecimiento y que deberá agudizar el poder de observación en el momento de recorrer los rodeos para detectar cualquier anomalía en los toros.

Podríamos enumerar algunos puntos para que el recorredor los recuerde:

1- Verificar que cada toro pertenezca a ese rodeo y no a otro, luego de haber realizado la  distribución de los mismos.

2- Hacerlos trotar para ver si claudican (mirar patas y pezuñas).

3- Observar lesiones en prepucio (forro), pene y testículos.

4- El ideal es poder observar alguna estocada o golpe (servicio) y en ese momento ver su pene exteriorizado, por si hubiera alguna lesión.

5- Ver el comportamiento individual de cada toro.

6- Identificar si hubiera algún toro agresor, que no se haya detectado durante la Prueba de C.S. para sacarlo del rodeo.

7- En el caso de observarse alguna alteración de los puntos anteriores, retirar el toro, y reponerlo sólo si el problema ocurre dentro de los primeros 20 días (asumimos que el rodeo está sano y bien alimentado). Si se retira el toro luego de los 20 días de iniciado el servicio, no sería necesario reponerlo, siempre que se estén utilizando toros de ALTA C.S.

8- En algún rodeo donde haya un toro solamente se deberían realizar dos recorridas diarias.

9- A los 40 días de iniciado el servicio se debería notar menor actividad sexual.

10- Nunca rotar los toros. Siempre empezar con el porcentaje asignado y retirar los toros todos juntos.

Muchos criadores, por tradición y transmisión oral de sus antecesores aplican técnicas en la cría sin demasiado análisis, dejando de ganar mucho dinero. Podría afirmar que el % de toros que se utiliza es la más común. El usar muchos toros no va en relación directa con el número de terneros logrados y muchas veces podemos decir sin temor a equivocarnos va en detrimento de los mismos.

El tema de la C.S. es sumamente amplio y en este apretado artículo he intentado destacar las virtudes de los toros de Muy Alta C.S., considerando el lograr altos índices de “preñez cabeza” como la más rentable para el criador.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *