META AZUL

Los trabajadores del frigorífico manejaban ayer rumores de un pedido de quiebra de la empresa

 

Lucas Burgos, empleado de Meta Azul, habló con este diario e indicó que, si bien no lo pudieron confirmar oficialmente, el apoderado Marcelo Celeste habría presentado quiebra. Mientras tanto, las 180 familias siguen esperando que la empresa les abone los sueldos desde diciembre, aguinaldo y otras bonificaciones. La situación que atraviesan es más que delicada. 

 

<
>

 

Los 180 trabajadores del Frigorífico Meta Azul siguen atravesando una difícil situación. Llevan más de tres meses sin cobrar -quincenas, aguinaldos y bonificaciones comprometidas por la empresa- y no hay soluciones concretas a la vista. A esto se suma que ayer llegó a ellos el rumor que Marcelo Celeste -apoderado de la firma- habría presentado un pedido de quiebra.

Así lo explicó ayer al hablar con este diario el trabajador Lucas Burgos, quien además hizo especial hincapié en el delicado momento en el que se encuentran por lo que implica no cobrar sus salarios desde hace tanto tiempo. En ese marco, comentó que muchos de ellos están haciendo “algunas changas” para poder sobrevivir.

En un principio Burgos indicó que “seguimos igual que siempre. Hoy a la mañana (por ayer) nos enteramos del de que Celeste habría presentado quiebra, pero no sabemos si es así o no”.

Al respecto, señaló que de confirmarse ese trascendido “tendríamos que empezar a mandar los telegramas todos”.

Justamente sobre ese tema, comentó que muchos trabajadores aún no han iniciado acciones legales “porque piensan que si vuelve a abrir, por ahí los nuevos dueños no los toman por haber iniciado juicio”.

Pero insistió que de confirmarse el rumor, “no quedaría otra salida que empezar las acciones”.

De los potenciales compradores -serían dos socios interesados en comprar el edificio-, consignó que “es un tema porque esta gente vendría con otra firma y no se harían cargo de la deuda, pero sí de los trabajadores. En esto, la mayoría estamos de acuerdo en que lo compre otra gente. Además, si nos darían el trabajo se hace mucho más liviano para esperar que Celeste nos pague lo que nos debe”.

 

“La lucha va a seguir”

 

En otro tramo, habló de la Federación que los nuclea y sostuvo que “estamos en comunicación permanente, incluso estuvieron la semana pasada y terminaron de entregar los útiles escolares a los compañeros. El apoyo de ellos lo sentimos pero el tema acá es Celeste, que es el que nos debe”.

En ese contexto, advirtió que “desde diciembre estamos así, dando vueltas y sin cobrar” y comentó que “ahora vamos a asesorarnos porque Celeste tiene mucha maquinaria adentro del frigorífico. Lo que queremos ver es si por la vía judicial se las pueden embargar, esa es una idea que nos dio la Federación”.

De la situación económica que les toca atravesar, marcó que “se hace cada vez más difícil. Algunos estamos haciendo algunas changas, porque buscamos la manera de vivir” e inmediatamente remarcó que “esto no quiere decir que la lucha se caiga. La lucha va a seguir hasta que cobremos lo que corresponde”.

También dijo que el municipio “nos está ayudando” y puntualizó que “nos han dado bolsas con mercadería a los 180 trabajadores, y es importante porque recaudar mercadería para todos es mucho dinero. La verdad, han estado presente”.

No sólo con esto, sino también en otras cuestiones como en el pago de la luz. Al respecto indicó que “muchos compañeros tienen tres boletas atrasadas, lo que es mucha plata. Esto lo está tramitando el municipio también, aunque tampoco se le puede pedir mucho al municipio porque viene de una gestión anterior nefasta”.

Por último, insistió en que “vamos a seguir en la lucha”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *