JORNADA DE TENSIÓN EN EL MARCO DEL CONFLICTO EN META AZUL

“Los trabajadores han puesto toda la voluntad, vienen sosteniendo esto desde hace mucho tiempo”

Efectivos policiales se hicieron presentes en el frigorífico Meta Azul con la orden de una Fiscalía de generar el escenario propicio para que se pusiera en funcionamiento las cámaras frigoríficas. “Fue una noche larga. Vino la policía, nos trataron amablemente, se hizo un acta y se fueron gracias a Dios”, contó el dirigente gremial Roberto Smith. Efectivos policiales se hicieron presentes en el frigorífico Meta Azul con la orden de una Fiscalía de generar el escenario propicio para que se pusiera en funcionamiento las cámaras frigoríficas. “Fue una noche larga. Vino la policía, nos trataron amablemente, se hizo un acta y se fueron gracias a Dios”, contó el dirigente gremial Roberto Smith. En el marco de este conflicto se realizó una reunión de la que participaron el intendente Hernán Bertellys, delegados del Ministerio de Trabajo de la Provincia, el responsable del Frigorífico Marcelo Celeste, el delegado normalizador del Sindicato de la Carne Roberto Smith, el presidente del Concejo Deliberante Pedro Sotille, el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra y trabajadores del Frigorífico en representación de sus compañeros. “De parte nuestra hemos manifestado a los trabajadores y al gremio que si hay manifestaciones de violencia hacia ellos; nosotros estaremos del lado de los trabajadores, acompañándolos; y si hay palos, algún palo nos iremos a comer nosotros pero estaremos al lado de ellos”,  expresó el intendente Hernán Bertellys.  La solidaridad de la comunidad no se hizo esperar. Los vecinos se hicieron presentes con diferentes aportes destinados a que los trabajadores hayan podido alimentarse en lo que va del acampe enmarcado en el reclamo. Los trabajadores continuarán con el paro y el acampe hasta que el empresario Marcelo Celeste haga una entrega a cuenta de lo adeudado a los trabajadores y,  también, retire la presentación judicial.
<
>
En el marco de este conflicto se realizó una reunión de la que participaron el intendente Hernán Bertellys, delegados del Ministerio de Trabajo de la Provincia, el responsable del Frigorífico Marcelo Celeste, el delegado normalizador del Sindicato de la Carne Roberto Smith, el presidente del Concejo Deliberante Pedro Sotille, el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra y trabajadores del Frigorífico en representación de sus compañeros.


Así lo expresó el intendente Hernán Bertellys al finalizar una reunión destinada a arribar a un acuerdo que “posibilite evitar la pérdida de la carne que actualmente está en cámaras frigoríficas apagadas y también la represión de los trabajadores que podría generarse frente a cualquier intento de encenderlas por la fuerza, ya que existe una denuncia realizada por la empresa”. Mañana habrá una audiencia entre las partes en la Delegación Azul del Ministerio de Trabajo. “No hemos tenido una propuesta concreta del empresario para poder decir que estamos en vías de alguna solución. Sin embargo seguirán buscando formas económicas para dar respuesta a los obreros” dijo también. En horas de la mañana, personal policial se hizo presente en el frigorífico con la orden de una Fiscalía de generar el escenario propicio para que se pusiera en funcionamiento las cámaras frigoríficas. “Fue una noche larga. Vino la policía, nos trataron amablemente, se hizo un acta y se fueron, gracias a Dios”, contó el dirigente gremial Roberto Smith. “Si hay manifestaciones de violencia hacia los trabajadores, nosotros estaremos a su lado, acompañándolos; y si hay palos, algún palo nos iremos a comer”,  enfatizó Bertellys.

En las primeras horas de ayer, personal de la DDI Local y de Infantería se hicieron presentes en el Frigorífico Meta Azul para hacer efectiva una diligencia de la Unidad Funcional de Instrucción N° 2,  a cargo de la Dra. Laura Margaretic, cuyo objetivo era generar el escenario propicio para que se pusiera en funcionamiento las cámaras frigoríficas del lugar, las cuales se encuentran apagadas y precintadas por el SENASA. El encuentro entre policías y trabajadores -que acampan frente a la sede de la empresa por un reclamo sindical- hacía pensar que podía generarse alguna situación de conflicto, lo cual felizmente no sucedió.

Al llegar al lugar el personal policial fue recibido por los trabajadores de la empresa -quienes mantienen el frigorífico parado por el atraso de dos meses en el pago de sus salarios-, los cuales no permitieron el ingreso a los efectivos de seguridad.

La situación se sucedió sin inconvenientes e instantes después, la policía realizó un acta dejando constancia por escrito que la diligencia de la fiscal Margaretic no se llevó a cabo debido a que el personal especializado que debía desarrollar las tareas destinadas a la  puesta en funcionamiento de las cámaras frigoríficas no se hizo presente. A esto se le sumó la presencia en el lugar de los trabajadores y de sus familias, teniendo en cuenta que  había mujeres y niños.

 

“Fue una noche larga”  

Luego de que el personal policial se retiró del lugar, Roberto Smith, delegado normalizador del Sindicato de la Carne en el ámbito local expresó que “fue una noche larga. Vino la policía, nos trató amablemente, se hizo un acta y se retiraron, gracias a Dios. Ellos venían con un mandamiento de la Fiscal y querían entrar a ver las máquinas y poner en marcha algunas de ellas. Les explicamos el tema de nuestro reclamo gremial, que es justo, que es por el salario del trabajador y de sus familias. Lo entendieron, se hizo un acta y todo salió bien”.

En otro momento de la charla, el dirigente gremial agradeció el apoyo recibido de parte de la comunidad de Azul, merced a la colaboración brindada a través de diferentes aportes destinados a que hayan podido alimentarse en lo que va del acampe enmarcado en el reclamo. En idéntico aspecto Smith remarcó que “el Intendente nos prometió una olla popular y eso nunca sucedió”. Además hizo hincapié en que no reciben acompañamiento del Estado. “Estamos medio abandonados en ese sentido”, dijo el sindicalista local en ese momento de la mañana, ya que más tarde Hernán Bertellys se comprometió a colaborar en ese aspecto.

“Los trabajadores han puesto toda la voluntad”  

Por otro lado, pasado el mediodía, el intendente Hernán Bertellys convocó a las partes en conflicto por la situación del Frigorífico Meta Azul a una reunión que se desarrolló  en su despacho.

“El objetivo de la misma fue alcanzar algún acuerdo previo a la audiencia conciliatoria de mañana, que posibilite evitar la pérdida de la carne que actualmente está en cámaras frigoríficas apagadas y la represión de los trabajadores que podría generarse frente a cualquier intento de encenderlas por la fuerza, ante la denuncia judicial realizada por la empresa”, según se informó.

En el encuentro, además del jefe comunal, estuvieron presentes delegados del Ministerio de Trabajo de la Provincia, el responsable del Frigorífico Marcelo Celeste, el delegado normalizador del Sindicato de la Carne Roberto Smith, el presidente del Concejo Deliberante Pedro Sotille, el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra y trabajadores del Frigorífico en representación de sus compañeros.

Finalizada la reunión, el Intendente informó que “no hemos tenido una propuesta concreta por parte del empresario para poder decir que estamos en vías de alguna solución. Sin embargo, Celeste seguirá buscando formas económicas para dar respuesta a los trabajadores y en el transcurso de la tarde de hoy esperamos que pueda acercarnos alguna propuesta que ofrecer a los obreros”.

En este marco, detalló que “venimos hablando con las autoridades del Ministerio de Trabajo, tanto con el Ministro como con el Subsecretario. Existe una denuncia por parte de la empresa y una Fiscalía trabajando al respecto. Por ello, buscamos alguna solución que impida cualquier tipo de represión”.

“De parte nuestra hemos manifestado a los trabajadores y al gremio que si hay manifestaciones de violencia hacia ellos; nosotros estaremos del lado de los trabajadores, acompañándolos; y si hay palos, algún palo nos iremos a comer nosotros pero estaremos al lado de ellos”,  enfatizó el mandatario municipal.

Asimismo, Bertellys reconoció que “los trabajadores realmente han puesto toda la voluntad, vienen sosteniendo esto hace mucho tiempo. Acá hay una palabra devaluada y eso agudiza más este conflicto”.

“Sigue el paro y el acampe”  

En tanto, Smith detalló que aproximadamente a cada empleado le estarían adeudando alrededor de veinte mil pesos. Por ello, solicitan el pago de diez mil pesos y el levantamiento de la denuncia judicial. “Mientras tanto sigue el paro y el acampe”, indicó.

Por último, el jefe comunal aclaró que el secretario de Protección Ciudadana Ezequiel Merlino está en permanente contacto con la Fiscalía y las fuerzas policiales involucradas.

Además, con la finalidad de ayudar a las familias de los 180 trabajadores a quienes se les adeudan los salarios, se dispuso la entrega de una ayuda en alimentos.

Cabe resaltar que la audiencia conciliatoria está prevista para mañana a las 9.30 en la delegación local del Ministerio de Trabajo de la Provincia.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *