“Los trabajadores siguen apostando a la lucha para impedir que desmantelen nuestra fábrica”

Esta frase surgió durante la entrevista que mantuvo con EL TIEMPO, Vanina Zurita, secretaria General de ATE en el ámbito local.  En la oportunidad dio a conocer que en el marco de una asamblea desarrollada el martes, los fabriqueros -junto a integrantes de la comisión directiva del gremio- decidieron trasladarse a FANAZUL para impedir que se retiren los camiones que vinieron “con el objetivo de desmantelar la planta”. Ayer, en medio de un importante operativo policial, uno de los transportes “salió con parte de un tractor y de unos carros”, dijo. Luego de ese episodio, los obreros despedidos por el Gobierno Nacional “resolvieron bloquear los accesos para impedir el ingreso y la salida de cualquier tipo de vehículos, incluso de los oficiales, ya sea de la fábrica o de la policía”. “Solamente se va a permitir transitar a las familias del barrio”, explicó también la dirigente sindical.

“Hay ocho cordobeses que están sacando las cosas de los talleres y del laboratorio. Están esperando que ingrese un camión a tal fin, pero obviamente nosotros no se lo vamos a permitir”, expresó la titular de ATE Azul, Vanina Zurita.


Por Javier Ciappina de la Redacción de EL TIEMPO
jciappina@diarioeltiempo.com.ar
Más de 100 días. Ese es el tiempo que llevan peleando -contra viento, marea, desidia, y promesas incumplidas- los fabriqueros azuleños intentando recuperar sus fuentes laborales. El 8 de abril se arribó a esa cifra, que asusta y agobia. Más de tres meses haciéndole frente al voraz fantasma de la desocupación, dejando el cuerpo y el alma en la batalla.
Y así pasaron cortes de rutas y de vías, caravanas, puebladas, reuniones en Capital Federal y en La Plata…todo con el firme y claro objetivo de lograr la reapertura de la planta de FANAZUL. Siempre teniendo muy claro que no iba a ser fácil esta cruzada, sobre todo porque del otro lado está el poder, cuyas “armas” generalmente son más poderosas; y si aún así no son efectivas para aplastar la lucha, siempre están el desgaste y el olvido para poder apostar.
A pesar de lo desigual de la batalla, los trabajadores de Fabricaciones Militares siguen adelante en este camino -muy parecido a un calvario-, estoicos, enteros -cuando muchos otros ya se habrían roto en pedazos- y sin tirar la toalla, con la esperanza y la fe intacta en volver a poner en marcha la fábrica, ese lugar del cual los borraron de un estiletazo cruel, que dio justo en el centro de la dignidad.

Trabajadores despedidos por el Gobierno Nacional de FANAZUL resolvieron -en asamblea- “bloquear los accesos a la planta para impedir el ingreso y la salida de cualquier tipo de vehículos”. “Solamente se va a permitir transitar a las familias del barrio”, se explicó. El objetivo es “evitar el desmantelamiento de la fábrica”. FOTOS NICOLÁS MURCIA


“Poder resistir esta nueva embestida del Gobierno Nacional”
Y ante este escenario es que profundizaron su plan de lucha. Luego de una asamblea realizada en horas de la tarde-noche del martes en el acampe del veredón municipal, los fabriqueros -junto a integrantes de la comisión directiva de ATE Azul- decidieron resistir en el sector de acceso a la fábrica para impedir que se retiren los camiones que vinieron “con el objetivo de desmantelar la fábrica”.
En ese sentido, desde ATE se solicitó el apoyo de las organizaciones políticas, gremiales y sindicales de la sociedad para “poder resistir esta nueva embestida del Gobierno Nacional contra el pueblo trabajador”.
“Están desmantelando nuestra fábrica”
En diálogo con EL TIEMPO, Vanina Zurita, secretaria General de la Seccional Azul de la Asociación Trabajadores del Estado comentó que a pesar de la presencia en el lugar y de la resistencia de los empleados cesanteados por la administración nacional “desde la fábrica lograron sacar uno de los camiones por otro de los accesos. Los compañeros intentaron retenerlo porque están desmantelando nuestra fábrica”.
“Ahí lo que vimos fue una excesiva energía de parte de la policía de la provincia de Buenos Aires para pedirnos que nos retiremos de la ruta, amenazando constantemente con que nos iban a levantar y además a detener”, comentó la dirigente gremial, quien paso seguido añadió que “finalmente el camión salió con parte de un tractor y de unos carros”.
Luego de ese episodio “se desarrolló una asamblea en la que se resolvió bloquear los accesos a la planta para impedir el ingreso y la salida de cualquier tipo de vehículos, incluso de los oficiales, ya sea de la fábrica o de la policía”. “Solamente se va a permitir transitar a las familias del barrio”, explicó Zurita.

“Estamos pidiendo respuestas”
Por otro lado, la titular de ATE Azul remarcó que “estamos pidiendo respuestas, ya que nunca hubo una confirmación oficial de nada. En el medio de todo esto hubo distintas conversaciones que lo único que logrado es dilatar la situación. Primero fue con algunos funcionarios y después con la vicepresidenta Gabriela Michetti; y se hizo todo lo que ellos pidieron que hiciéramos. A pesar de ello hay un silencio de los funcionarios, desde hace más de dos semanas, que es desalentador”.
De igual forma, Zurita indicó que “pese a que ellos pretenden desmoralizarnos y que bajemos los brazos, los trabajadores siguen apostando a la lucha para impedir que desmantelen la fábrica”.
“Ocho cordobeses están sacando las cosas de la fábrica”
Al hacer alusión al desmantelamiento que se está llevando a cabo en FANAZUL, Zurita expuso que “hay ocho cordobeses que están sacando las cosas de los talleres y del laboratorio. Están esperando que ingrese un camión a tal fin, pero obviamente nosotros no se lo vamos a permitir”.
Finalmente, la dirigente de ATE informó que integrantes de esa organización sindical viajarán a Capital Federal para ser parte de una jornada de reclamo con la finalidad de “visualizar el conflicto, como uno de los tantos que hay, en el marco de esta semana de lucha de nuestra organización”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *