MALVINAS, EN LA LENTE DE UN AZULEÑO

<
>

El próximo sábado 7 de abril, a las 19.30, quedará formalmente inaugurada una muestra de fotos que el azuleño Enrique “Quique” Crespo tomó durante su estadía en las Islas Malvinas. La exposición, que permanecerá abierta hasta el 5 de mayo, tendrá lugar en la Casa Ronco, San Martín 362, de jueves a sábado de 17 a 20 horas. Los colegios dispondrán de horarios especiales a convenir en la sede del Foto Club Azul, sito en Burgos 687, de lunes a viernes de 19.30 a 20.30. A modo de prestación de la actividad, Crespo indicó en la red social Facebook: “Para quienes no estuvimos en la guerra, visitar las islas es hoy, inevitablemente, quedar cautivo de los ‘recuerdos’ de una tragedia no vivida; es caer naturalmente en el juego de la imaginación que intenta ponernos en la piel y en el alma del soldado que allí estuvo. Imaginación que nunca es suficiente, pero que logra transmitirnos el dolor que, aunque lejano en el tiempo y en el espacio, consigue metérsenos en el corazón”.

“Poseídas por un Dios siniestro que buscar revivirnos el horror, Malvinas nos recibe con sus paisajes de sombra. Con sus cielos grises de pena, siempre revueltos y en explosivo cambio, como espejos de campos humeantes. Sus tierras, descoloridas y estériles, son cuentos desolados de desgarradoras ausencias; sus barros oscuros, sus pedregales, su lluvia interminable, nos cuenta un único e insistente relato de sangre, destrucción y llanto. Su viento permanente nos castiga con el frío de la muerte hasta penetrarnos en cuerpo y espíritu. En los campos de batalla perduran aún trincheras, restos de armas, distintos elementos que pertenecieron a los soldados y boquetes de bombas. En el cementerio de Darwin reposan nuestros héroes. Son testigos de qué son Malvinas hoy: un grito apagado y eterno”, finalizó.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *