RELATOS DESDE EL ENCIERRO

Mariela

“Ni una menos, vivas nos queremos” (lucha contra el femicidio).

Por Matías Verna (*)

Mariela estaba presa hacía mucho tiempo en el Anexo N° 5 de la Unidad 7 de Azul. Allí vivían unas 20 presas con distintas condenas y casi nada de amor por el otro (al menos eso parecía).

“Estas son peores que los tipos” decían los guardias desde arriba del muro, mientras les apuntaban con una 12/70 con monoposta cuando las veían pelear con cuchillos y facas filosas saltando como lagartijas, gritando insultos excesivos y moviendo las manos con quiebre de muñeca y manejo de las armas fabricadas de una manera que daba miedo.

Mariela era la más linda, adentro y afuera. Coleccionaba suspiros de presos y penitenciarios, pero nadie se acercaba mucho más. Tenía estudios secundarios completos, una voz de garganta comida por la droga, el cabello cortado a lo varón de un color similar a la corteza de los árboles que por ese entonces crecían cerca del arroyo que acariciaba los límites de esa cárcel del año 1931 y unos ojos que cuando miraban, seguían matando.

Perdió peleas por abandono y casi nunca fue lastimada.

Una cicatriz que siempre recuerda mostrando de manera sensual debajo de su pecho izquierdo, no le llegó al corazón tan profundo como los golpes reiterados que su ex marido le daba porque si y porque no.

Mariela, cansada, lo sorprendió durmiendo en una cama de una plaza ubicada en el hotel alojamiento del barrio cuando la amante ya se había ido y lo prendió fuego luego de un balazo puesto en el medio de la frente.

Nadie se acuerda de ella.

Su vida está plagada de soledades y cicatrices. La muerte, como decía Joan Margarit “no encierra enigma alguno”. Para Mariela… tampoco.

(*) Es periodista y escritor. Nacido en Azul, vive actualmente en Olavarría y se encuentra trabajando en la publicación de su séptimo libro titulado “Crudo”, el cual será editado en el mes de abril. En esta sección compartiremos textos inéditos que detallan, con ficción y realidad, la vida en contexto de encierro, tanto de empleados del SPB como detenidos

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *