MATÍAS Y “LILO”, AMIGOS DE LA INFANCIA

Matías Jesús Almeyda y algunos de sus amigos. Segundo desde la izquierda aparece Lisandro “Lilo” Arriando.
<
>
Matías Jesús Almeyda y algunos de sus amigos. Segundo desde la izquierda aparece Lisandro “Lilo” Arriando.

 

Lisandro “Lilo” Arriando conoce mejor que nadie a Matías Jesús Almeyda, su amigo de la infancia. Asegura, sin temor a equivocarse, que nadie más que él sabe quién es y cómo piensa el “pelado”.

“Para mí es simple la amistad. Es saber qué está pensando y que puedo contar con él en todo momento; en las tristezas, en las alegrías; en todo. Lo conozco a Matías desde los 6 años; él estuvo en todo y eso se mantiene inalterable. A la distancia los dos sabemos qué es lo que está pensando el otro. Cuando tenés amistad, al otro le decís todo; lo bueno y lo malo, y más lo malo que lo bueno. Para lo bueno están todos…lo importante es estar para hablar de lo malo, para decirle ‘esto que hiciste está mal’ porque un amigo está no para repetir lo que dice la ‘masa’ sino de cómo son realmente las cosas”, expresó Arriando.

Explicó que el ex mediocampista de River Plate y la selección nacional mantiene el mismo perfil de gente. Ese que él le conoce desde la infancia.

“Todos lo ven como a alguien famoso pero para mí sigue siendo mi amigo, el de siempre; la nuestra es una amistad pura. A mí me asombra cuando la gente me dice ‘¿y se siguen hablando…?’. Por supuesto que nos seguimos hablando; desde los 6 años que nos hablamos. Si la amistad es real y sincera, no tiene porqué dejar de darte bolilla. Con Matías siempre fuimos amigos, nunca nos peleamos y eso sigue siendo igual. Cuando jugó mundiales lo único diferente es que estaba ‘mi amigo’ jugando al fútbol”, especificó.

Tras definir como “hermosa” la amistad que mantiene con Almeyda, “Lilo” dijo que la distancia no es obstáculo en la relación con el “pelado” –actual técnico de Chivas de Guadalajara (México)- sino muy por el contrario.

“Obviamente que yo quisiera que él estuviera acá para reírnos un rato. Él es lo que se llama realmente un amigo. Siempre estuvo: desde el entierro de mi viejo, hasta lo que se te ocurra. Cuando él se fue, entendió que yo podía hacer otros amigos, como él también habrá hecho nuevos amigos, pero lo nuestro se mantiene como desde siempre. Nadie conoce a Matías como yo. Lo vi crecer; hoy es padre y sigue siendo tan sincero como lo fue siempre. Es un amigo de esos por los que vale la pena festejar”, agregó.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *