TESTIMONIO

“Me ví involucrado en una situación que se ha malinterpretado”

 

El lunes una mujer denunció que su hija de seis años había intentado ser subida a una Renault Kangoo por un hombre que después se dio a la fuga, en Guido Spano entre Maipú y Alvear. Ayer el azuleño que guiaba el rodado se presentó espontáneamente en Tribunales para aclarar lo sucedido. Y después habló con EL TIEMPO sobre lo que pasó. Llamado Agustín García, afirmó: “Jamás intenté persuadir a la niña de que se suba a mi auto”.

 

Guido Spano entre Maipú y Alvear, el lugar donde este hecho se produjo y ayer fue aclarado por el azuleño que guiaba una Kangoo.
NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
Guido Spano entre Maipú y Alvear, el lugar donde este hecho se produjo y ayer fue aclarado por el azuleño que guiaba una Kangoo. NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO

“Jamás intenté persuadir a la niña de que suba a mi auto. Sólo la alcancé y desde el otro lado de mi auto, a varios metros de distancia de ella, le pregunté si le pasaba algo. Y al responderme que iba al almacén y habiendo constatado que estaba bien, me retiré”.

Agustín García, un fabricante de 33 años que está casado y es padre de dos hijos pequeños, nunca imaginó que iba a ser parte de una situación por la que ayer se presentó en Tribunales para aclarar, en medio de tantas versiones que con relación a la misma circularon una vez que el hecho tomó estado público.

Además de su testimonio en sede judicial, adonde “di la cara espontáneamente con la Fiscal” -según afirmó- ayer el hombre habló con EL TIEMPO de lo sucedido el pasado lunes con una nena de seis años, de quien se dijo en principio que García habría intentado secuestrar, algo que no fue así.

Su versión de lo que en realidad pasó sirvió para aclarar una situación que, por cierto, distó bastante de ser tal como después fuera denunciada por la mamá de la menor en la comisaría primera de la Policía.

En primera persona

“El lunes 29, ya de noche, a las 20 horas, iba con mi hijo de cinco años de edad en mi camioneta cuando ví una nena pequeña sola y corriendo, cruzando en cruz la bocacalle de Guido Spano y Alvear, en dirección a Maipú”, comenzó señalando García en una charla que mantuvo con EL TIEMPO. En ese encuentro, además, acercó lo que fue su declaración espontánea que ayer por la mañana hizo en Tribunales.

Sobre lo sucedido hace cuatro días con la menor, también expresó: “Me detuve. Y en dirección contraria a la nena venía caminando un muchacho con quien intercambiamos dos palabras de preocupación acerca de la actitud de la niña, interpretando ambos que algo le estaba sucediendo”.

“Yo inmediatamente pensé que estaba en situación de peligro y quise ayudarla. Reconozco que fui un poco impulsivo y que mi auto en contramano pudo llamar la atención de quien vio la escena”.

El motivo de su aclaración que hizo ayer en EL TIEMPO obedeció, según dijo también, a que “me ví involucrado en una situación que se ha malinterpretado”.

Y más adelante, señaló: “Les pido a todos que no entremos en psicosis. Mi única intención como padre y persona de bien era la de ayudar. Jamás intenté persuadir a la niña de que suba a mi auto. Sólo la alcancé y desde el otro lado de mi auto, a varios metros de distancia de ella, le pregunté si le pasaba algo. Y al responderme que iba al almacén y habiendo constatado que estaba bien, me retiré”.

“Si he sido malinterpretado pido disculpas. En los tiempos que corren hasta las buenas intenciones a veces pueden ser mal vistas”, concluyó sobre ese incidente que lo tuvo como protagonista.

Ante la confusión planteada, además, García se preguntó e hizo extensivo el interrogante a toda la sociedad: “¿Qué debería hacer un adulto responsable y padre de familia cuando de noche, en la calle, ve aparecer corriendo sola a una niña pequeña? ¿Acaso debería irse y mirar para otro lado? ¿O interesarse y tratar de averiguar qué le pasa? Esto último fue lo que yo hice”.

“Espero que mi testimonio ayude a aclarar definitivamente esto. Esto que digo es la verdad. Y durante estos días me he sentido muy mal, pésimo, como cualquier persona que tiene hijos y es acusado de una cosa así”, indicó también el hombre durante la charla mantenida con EL TIEMPO.

Cuando ayer a la mañana se presentó en Tribunales, García afirmó en esa declaración espontánea que brindó: “Yo soy padre, tengo nenes y no dejaría que mis hijos vayan solos ni al kiosco. Por eso me sorprendió que una nena tan chiquita estuviese sola a esa hora”.

“No pasó nada de lo que se denunció, absolutamente nada. Fue todo una interpretación errónea de una persona”, dijo por último en el diálogo con este diario, al aguardo de que definitivamente este hecho quede aclarado ante la opinión pública.

El dato

Una mujer que fue testigo de la situación ese mismo lunes habló con la mamá de la nena, quien se convirtió en la denunciante del hecho en sede policial. Tras la declaración que ayer en la sede de la UFI 1, la fiscalía a cargo de la Dra. Neli Rosas, brindó Agustín García, es muy probable que el sumario judicial que se inició tras la denuncia sea archivado, teniendo en cuenta que en nada se pareció lo ocurrido a un presunto intento de secuestro de una menor de edad.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *