Médicos de guardia del Pintos comenzaron medidas de fuerza

 
A partir de ahora y hasta que haya solución a sus reclamos resolvieron atender únicamente las urgencias en el marco de la guardia. Además de reclamos salariales, aseguraron que faltan profesionales y hubo un corte en las guardias pasivas de las especialidades. Bajo las actuales circunstancias, advirtieron que los médicos están colapsados y no se puede atender a la gente como corresponde.

 “Estamos exigiendo que esto tenga una pronta solución porque tiene que ver con la vida y la seguridad de nuestros pacientes”, afirmó el Dr. Martín Mayo, al explicar la decisión de realizar la medida que comenzó a la cero de hoy. NICOLÁS MURCIA 

EL DATO:
En medio de toda esta situación descripta, también sucedió que comenzó el servicio del SAME en Azul y “en su momento el compromiso fue que haya una bonificación para los médicos que trabajábamos dentro del servicio”, cuestión que “se ha incumplido por parte del Ejecutivo”, según lo comentaron también ayer.

A partir de la cero de hora de hoy los médicos de guardia del Hospital Municipal “Dr. Angel Pintos” comenzaron una medida de fuerza basada en atender únicamente las urgencias en el marco de la guardia.
Después de cuatro meses de negociaciones y pedidos infructuosos, resolvieron en la mañana de ayer dar a conocer la coyuntura crítica que tiene en la actualidad el servicio a partir de la falta de profesionales, el corte de las guardias pasivas de algunas especialidades por falta de pago y una serie de reclamos, algunos salariales, que vienen haciendo sin una contestación de parte de las autoridades.
El reclamo se mantendrá hasta tanto haya una respuesta satisfactoria ya que consideraron que bajo las actuales circunstancias está en riesgo la adecuada atención de los pacientes.
“Con suerte somos dos”  
Como dato de lo que está pasando basta señalar que en los últimos años había 3 o 4 médicos por guardia en el Hospital Pintos, y actualmente, según lo señalaron en la conferencia de prensa que dieron ayer en el efector, “con suerte somos dos”.
El Dr. Martín Mayo, uno de los profesionales que habló durante la conferencia de prensa, explicó incluso que “en muchos turnos hay un único médico, que se hace cargo de la guardia externa, de la sala de emergencias con 6 camas de pacientes críticos, de las salidas en ambulancias para toda la población pediátrica y adulta de Azul y de los pacientes que están internados en horario vespertino. Todas las salas, que son más de 50 camas de pacientes internados, también quedan a cargo del médico de guardia ante cualquier eventualidad”.
“Ningún profesional puede hacerse cargo de manera coherente, es imposible responder como la gente lo merece”, enfatizó.
Por eso manifestó que bajo estas circunstancias “los profesionales estamos trabajando mal” y es conlleva que los médicos se quieran ir en búsqueda de más tranquilidad para ejercer su profesión y una mejor oferta laboral.
Sin respuestas  
Esta ha sido una de las preocupaciones que han venido manifestando en estos cuatro  meses, en los cuales han tenido reuniones con gente de la Secretaria de Salud, quienes “en algunos puntos se mostraron receptivas, pero no se ha resuelto la situación”.
La última reunión fue hace más de 15 días, donde hubo un compromiso que en el plazo de 10 días les iban a dar una respuesta y ante el incumplimiento de lo acordado, llegaron a esta instancia de adoptar medidas de fuerza.
Mayo subrayó que en definitiva “no hemos tenido respuestas”.
Sin guardias pasivas    
A la falta de respuestas a sus pedidos de parte de las autoridades, se agregó ayer una situación que agravó aún más la coyuntura de la guardia de emergencias: “Nos enteramos por nota de la Dirección que los profesionales que estaban abocados a la guardia dentro de las áreas específicas de traumatología, tocoginecología, urología, y gastroenterología se van a retirar de las guardias pasivas por incumplimiento del municipio del acuerdo de pago”.
“Se nos informó por nota en el día de la fecha que los profesionales no van a cumplir las guardias y hay que hacer una comunicación hacia la Dirección”, contó.
Además, Mayo consideró que esta situación “nos pone en el terreno peligroso de tener que buscar derivaciones para urgencias que se den en el marco de esas especialidades”.
“No podemos sostener la guardia” 
Ante el cuadro de situación actual la gente se enoja por las demoras, “se malhumoran”, describió la Dra. Daniela Bianchi, quien también habló con la prensa.
“Pasa que esperan cuatro horas por una faringitis que quizás pueda tener otra salida. Ahora hay otros canales, por suerte la dirección en este último año ha trabajado en lo que son los consultorios externos y hay una respuesta, al igual que en los CAPS, pero la guardia del hospital está cada vez más en crisis”, puntualizó la doctora.
Mayo advirtió entonces que “todo esto nos deja en una situación de desamparo para poder sostener la guardia, no le podemos garantizar a la gente las prestaciones básicas que comprendemos que tiene que haber”.
Pedido a la comunidad  
Frente a estas circunstancias, “nos pareció importante que la comunidad conozca la situación y pedimos colaboración para que solamente se acerquen a la guardia, hasta  que esto se resuelva solamente por urgencias”.
En torno a esto, Bianchi agregó que “les pedimos en caso que puedan que vayan a consultorios o los CAPS, que no vengan en estos días al hospital porque lo que no sea  urgente no lo vamos a atender”.
“Estamos exigiendo que esto tenga una pronta solución porque tiene que ver con la vida y la seguridad de nuestros pacientes”, afirmó.
En relación a esto, la Dra. Bianchi puso el acento en que este reclamo “lleva a una mejor atención para los pacientes, que son los usuarios de Azul y que merecen una buena atención en la guardia”.
Necesidad de soluciones  
El Dr. Mayo opinó que dada la coyuntura, “es algo que hay que resolver inmediatamente, y hay que hacer esfuerzos para sentarse y dialogar, nosotros hace cuatro meses que venimos discutiéndolo previo a tomar cualquier tipo de medida”.
Aclaró al respecto que pese a que “en algunos momentos sentimos que fueron receptivos de parte de la secretaria de Salud, a la fecha no hay ninguna solución”.
Puntualizaron que el secretario de Salud, Dr. Rodolfo Juárez, como el director del Hospital, Dr. Luis Hoursouripé, coinciden con el reclamo y por eso “lo que faltan son decisiones políticas a mayor escala”.
“Lo que pedimos son medidas tendientes a cuidar a los médicos de guardia. La guardia de emergencia es una especialidad crítica en todo el ámbito de la Nación y la Provincia porque faltan médicos de guardia y en el marco de Azul si no buscamos estrategias destinadas a contener, sostener y mejorar las condiciones de trabajo de los médicos y las condiciones de asistencia de nuestros pacientes, esta crisis se agravará día a día”, enfatizó finalmente.

La Dra. Daniela Bianchi puso el acento en que este reclamo “lleva a una mejor atención para los pacientes, que son los usuarios de Azul y que merecen una buena atención en la guardia”. NICOLÁS MURCIA 


“NO ES SOLAMENTE UN PROBLEMA SALARIAL”
Los médicos que hacen guardias en el Hospital Municipal están pidiendo una bonificación sobre el básico, que es de entre 9 y 11 mil pesos, que es lo que cobran mensualmente.
“Estamos pidiendo una bonificación que existe tanto en la provincia de Buenos Aires como en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y no existe en el ámbito municipal”, explicó el doctor Mayo.
“Los médicos hacemos rotaciones extras, y por eso estamos pidiendo bonificaciones para sentir que nuestro trabajo vale”, afirmó Bianchi por su lado.
Están pidiendo para mejorar el valor de la guardia a destajo para poder lograr que los profesionales quieran venir a trabajar a Azul.
El problema paralelo es que no se consiguen profesionales para este servicio justamente por los magros salarios que se pagan.
No obstante, aclararon que esto “no es solamente un problema salarial”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *