SE CONFIRMA LA CONTINUIDAD DEL FÚTBOL 

Miguel Cardoso: “Estaban digitando todo”

El hastío producido en la dirigencia local había llevado a la consensuada decisión, tomada en el marco de la última reunión liguista, de suspender la actividad de todas las categorías. Es que la policía había determinado una reducción casi extrema de su servicio de cancha para el domingo, merced a otros eventos en la ciudad. Pero una reunión con Alejandro Vieyra, ayer por la mañana, y una serie de contactos telefónicos, desactivaron un estado de las cosas en pos de una coyuntura más favorable para los clubes locales. Todo esto, y muchos otros aspectos afines, fueron relatados y analizados por Miguel Cardoso a EL TIEMPO.

“Yo no me meto en el trabajo de ellos. La verdad que ya me había enojado, estaban digitando todo. ¡Yo no voy a decirles cómo tienen que hacer el operativo ellos!”.
NACHO CORREA 
Miguel Cardoso, presidente de la LFA: “El fin de semana nos van a cubrir las cuatro canchas”.
JOSÉ BERGER
<
>
“Yo no me meto en el trabajo de ellos. La verdad que ya me había enojado, estaban digitando todo. ¡Yo no voy a decirles cómo tienen que hacer el operativo ellos!”. NACHO CORREA

Lo primero que es menester informar es que el fin de semana, la 4º fecha de los torneos Apertura de Primera y Sexta van a jugarse. Esto que parece una naturalidad decir, por estas horas no lo es tal, dado que, el martes por la noche, se llegó a establecer la suspensión del fútbol liguista en todas sus divisiones. La circunstancia a la que estaba siendo expuesta la Liga de Fútbol de Azul y los clubes afiliados por parte de la policía produjo no sólo el hartazgo de sentirse manipulados (“somos rehenes”, dijo por radio un dirigente días atrás), sino que había comenzado a tornar insostenible, en algunos casos, el solvento económico. Más allá de onerosos operativos para encuentros de míseras recaudaciones (y en casi todos los casos, riesgos nimios), las condiciones impuestas desde la fuerza han obligado, entre otras cosas, a trastocar localías y realizar viajes que originalmente no correspondían.

“La verdad que estoy cansado, muchachos”. Esto le dijo Miguel Cardoso los representantes de los clubes en la reunión del martes. Esa expresión de sinceridad, el presidente de la LFA la vuelve a citar en diálogo con EL TIEMPO, ocasión en la que da cuenta del encuentro, cara a cara con Alejandro Vieyra, secretario de Jefatura de Gabinete y Gobierno de la Municipalidad de Azul, que ayer por la mañana fue trascendental para destrabar una situación que acució al fútbol local durante meses y se descompensó en un par de horas. Cardoso destacó que no obstante la buena predisposición de la comuna, el reemplazo que el comisario Mayor Claudio Omar Vega hizo de su antecesor,  Fabián Alvarado, en el máximo cargo de la Jefatura Departamental Azul de la Policía de la Provincia, resulta sustancial para el cambio de concepción, de acuerdo a lo concordado, de los operativos en los escenarios vernáculos: “Para mí era capricho de los comisarios que estaban antes por los hechos que habían pasado en las semifinales del año pasado”.

–¿Cuáles eran las condiciones policiales para hacer un operativo en una cancha previo a la reunión en el Municipio?

La situación era así: la policía nos había dicho, y no hay nada que ocultar, que ellos tenían una orden de la Aprevide (N. de R: Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte) que el espectáculo tenía que contar, en el operativo, con un mínimo de 8 efectivos y un subcomisario a cargo. Ellos con los policías no tenían problema, pero sí lo tenían con el subcomisario. Ellos cuentan con 3 subcomisarios únicamente para Azul.

 –¿Esas condiciones fueron aceptadas por la Liga de Fútbol?

–Nosotros aceptamos y nos íbamos arreglando. No teníamos un fixture…¿Por qué no sale un fixture?: porque nos teníamos que ir adecuando a las canchas.

 –¿Cómo surge la reunión de hoy (por ayer) en la Municipalidad y quiénes tomaron parte?

La reunión de hoy surge a partir de que anoche tuvimos la reunión en la liga. Empezamos la reunión, como siempre, estábamos 13 clubes preparando la 4º fecha y analizando la tercera. Les comenté a los muchachos que me habían llamado a la tarde desde la Comisaría Primera para decirme que solamente me van a cubrir dos canchas el próximo fin de semana. Les dije: “La verdad que estoy cansado, muchachos”. Me llaman, me dicen que me cubren dos canchas, me digitan las canchas. Al rato me llaman y me dicen que puedo hacer doble jornada. Antes, San José y Piazza no entraban en la doble jornada, ahora sí me lo autorizaban; pero uno debía jugar en Chacarita y el otro en River. Más tarde me manda un mensaje un oficial, diciéndome que entre el partido de Chacarita y el partido de Piazza tiene que haber una y media de diferencia, porque no querían problemas en la ciudad y las hinchadas habían tenido problemas en un partido.

–De alguna manera, la policía estaba haciendo el trabajo organizativo de la liga

–Exacto. Entonces lo llamo a este oficial y le digo: “Es más fácil que te vengas a la liga, te pongas con el fixture y organices la fecha”.

Yo no me meto en el trabajo de ellos. La verdad que ya me había enojado, estaban digitando todo. ¡Yo no voy a decirles cómo tienen que hacer el operativo ellos!

Entonces les dije a los clubes sobre tomar una determinación de peso. Nos pusimos todos de acuerdo y se decidió parar el fútbol. En un momento de la reunión, un dirigente propone llamar a Bertellys para comunicarle la decisión tomada. Lo llamamos y atendió su hijo, que es secretario privado. El intendente estaría ahí, porque le mandó a decir que nos esperaba hoy en la municipalidad. No obstante, nosotros anoche salimos de la liga con la decisión de parar el fútbol, inferiores y Primera. Queríamos presionar porque ya habíamos hablado con Turón y con Caputo, incluso con (el comisario) Guindo. Ya con Caputo y Turón hacía como 15 días que habíamos hablado y nos prometieron que lo iban a solucionar y nada. Siempre en torno al mismo problema.

–¿Cuál era la excusa de la policía para reducir el operativo a dos canchas el próximo domingo?

–Que tenían un evento en el hipódromo y que era impostergable para ellos, porque venían de la Provincia. Siempre a segundo plano el fútbol. Y el otro fin de semana, cuando está el encuentro de motos en Azul, ya nos habían dicho que no nos cubrían ninguna cancha. Sumale el Día del Padre y el Día de la Madre, que también ya nos confirmaron que no lo cubrían y tenemos dos elecciones. Entonces, ¿cuándo íbamos a terminar? Había que darle un corte.

Reunión en la municipalidad:  “Yo preciso un acuerdo ahora” 

–¿Representando al fútbol, quién asistió a la reunión en la municipalidad?

–Yo invité a quien me quisiera acompañar y estaba Athletic, Chaca, Alumni, River, Cemento, Estrellas, no me acuerdo si había otros más. Mucho trabajan. Nos avisaron que debía entrar el presidente acompañado por tres personas. De la liga estaba “Cacho” Panelo, pero él no quiso pasar.

–¿La reunión fue mano a mano con el intendente?

–No, no, no nos atendió Bertellys. El que nos atendió y muy bien predispuesto, fue Vieyra. Le planteé la situación y lo que teníamos pensado hacer, pero, además, le hicimos conocer la cantidad de chicos, de jugadores, que movemos por fin de semana, que son alredor de 2000 deportistas. Le planteamos que del fútbol, aunque no se vea, vive mucha gente: indumentaria deportiva, profes, médico, kinesiólogo, los árbitros, técnicos.

–¿A esa misma reunión estuvo convocada la policía?

–No. Salieron antes de que entráramos nosotros, pero no sé si habrán estado con ellos o no.

–¿Qué se habló con Vieyra como para que el escenario pase a ser otro?

–Nos dijo que el nuevo jefe de la Departamental (Claudio Vega), era futbolero y que íbamos a llegar a un acuerdo. “Yo preciso un acuerdo ahora o un poco más tarde”, le respondí. Le digo “tenemos que hacer los depósitos de la policía. Yo no puedo esperar 10 días porque el comisario se fue a España, porque tenía un viaje programado. Yo preciso ahora y si no, la decisión está tomada: suspendemos”. Vieyra me respondió que todo era solucionable. “Dame tiempo que yo te voy a hacer llamar con Caputo”, me dice. Y efectivamente: había caminado dos cuadras y me llamó para decirme que se iba a poner en contacto con el que quedó a cargo de la Departamental, que es el subcomisario Roldán, y que íbamos a tener una reunión. Quedamos que a la 1.30 nos encontrábamos en la Departamental: Caputo, la liga y la policía.

–¿Se hizo esa reunión?

–No. Roldán me llama una menos cuarto, una menos diez y me habla de llegar una solución, me explica cómo es. El fin de semana nos van a cubrir las cuatro canchas. Yo le pregunté qué hacíamos el otro fin de semana, cuando se hace el encuentro de motos. Me dijo que lo íbamos a conversar en la semana, pero que lo trabajáramos. Lo único que él nos pide es que Piazza y Chacarita no estén cerca. Que no iba a ver problemas y que íbamos a solucionar todo, que todo volvería a ser como antes.

EL DATO   

El próximo domingo se van a disputar cuatro partidos en la ciudad de Azul, tanto en Primera como en Sexta. La mayor jugará a las 15.30 horas, en tanto que la otra divisional hará lo propio dos horas antes: San José vs. Boca/ Cemento vs. Vélez/ Piazza vs. Estrellas/ Chacarita vs. River. Esta 4º fecha tendrá un cruce adelantado, el sábado en Tapalqué, a las 19 y a las 21 horas. Sarmiento recibirá a Athletic.

POLÍTICA Y CAPRICHO   

–¿Puede usted responder por qué hasta hace un día se jugaba sólo dos partidos y todo era tan drástico y ahora pareciera que las amenazas desaparecen y todo se convierte en un “Festilindo”?

–No sé. A nosotros nos dieron a entender que… al cambiar los jefes…El cortocircuito estaba con los jefes anteriores.

–¿Los operativos seguirían siendo iguales: 8 efectivos más un subcomisario?

–No, los operativos van a ser no sé si 8 ó 6 policías y a cargo de un operativo, según los partidos, va a ir un subcomisario o, como siempre fue, un oficial principal.

–¿Usted qué conclusión personal saca sobre este repentino cambio de concepción sobre las necesidades de un operativo en cancha?

–Es todo política y, también, capricho. Para mí era capricho de los comisarios que estaban antes por los hechos que habían pasado en las semifinales del año pasado.

–¿Ese capricho era un pase de factura a quién?

–A nosotros, a la liga, al fútbol. Porque nosotros cuando hicimos esas semifinales, la policía no nos cubría de noche, y nosotros fuimos a hablar al Municipio, hablamos con Marcos Turón, él habló con Bertellys y de La Plata bajó la orden de que nos tenían que cubrir las semifinales de noche. Ahí fue cuando nos pusieron 30 policías en una semifinal, 40 en la otra. El jefe de todo era Alvarado, y Alvarado y Guindo eran, digamos, de la misma camada. Vega reemplazó a Alvarado, que tenía la mala espina porque le habían roto dos patrulleros…ahí estaba el tema.

–¿El ataque a Elichiri también influyó en las medidas policiales anteriores?

–Lo de Elichiri produjo que bajaran la orden de 8 y un subcomisario. La Aprevide puso eso en todo el interior. Porque Olavarría también tiene el mismo problema.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *