A 22 KILÓMETROS DE AZUL

Milagroso saldo de un accidente en la Ruta 3

 

NICOLÁS MURCIA
<
>
NICOLÁS MURCIA

Milagrosamente no hubo que lamentar lesionados a causa de un accidente que anoche –bajo una persistente llovizna- se registró en la Ruta 3, a la altura del kilómetro 278, donde un Chevrolet Prisma blanco, patente PAO 728, conducido por un vecino de Cacharí, impactó contra la parte trasera del acoplado de un camión que circulaba en el mismo sentido que el automóvil, en dirección hacia Azul. El conductor del coche afirmó que el camión viajaba sin luces en el acoplado y que aparentemente el transportista había salido recientemente a la carretera nacional, luego de permanecer estacionado en la banquina. “Hace 45 años que manejo en ruta y nunca me había pasado algo así. Menos mal que nadie salió lastimado pero lo que más lamento es que el auto tiene apenas 11.000 kilómetros y mirá cómo quedó”, expresó el hombre, que se identificó como Jorge Daniel Sallenave.

El rodado resultó con destrozos muy importantes en la parte frontal (foto), mientras que el acoplado –remolcado por un camión Fiat Cargo 1722, manejado por el olavarriense Javier Alejandro Quilagran- sólo tuvo deterioros en el paragolpes trasero. Al lugar acudió personal del Destacamento de Seguridad Vial, permaneciendo en el sitio hasta que el Prisma fue retirado con una grúa.

Azuleños lesionados en la autovía

En tanto, se supo ayer del accidente que anteanoche protagonizaron tres azuleños que regresaban a esta ciudad desde Olavarría cuando, por evitar el impacto con un vehículo que se movilizaba sin luces, el conductor perdió el control de un Chevrolet Prisma.

El rodado fue a parar a la zanja que divide el doble carril, a la altura del kilómetro 292 de la autovía, pasó a la mano contraria dando tumbos y se detuvo arriba del guard-rail.

Las víctimas del despiste y vuelco fueron identificadas por medios olavarrienses como Carlos Pérez, de 51 años; Rosana Arias y un hombre cuya identidad no trascendió, quienes resultaron con lesiones leves teniendo en cuenta la violencia que tuvo el accidente.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *