COMPLICACIÓN   

Miles de hectáreas de soja se perdieron en el Centro-Norte

Las intensas lluvias registradas durante el desarrollo del cultivo de soja de primera y de segunda dejaron consecuencias en el resultado final de la campaña.

Las intensas lluvias registradas durante el desarrollo del cultivo de soja de primera y de segunda dejaron consecuencias en el resultado final de la campaña, según el estudio del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) para el Centro Norte de la provincia.
<
>
Las intensas lluvias registradas durante el desarrollo del cultivo de soja de primera y de segunda dejaron consecuencias en el resultado final de la campaña, según el estudio del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) para el Centro Norte de la provincia.

Las intensas lluvias registradas durante el desarrollo del cultivo de soja de primera y de segunda dejaron consecuencias en el resultado final de la campaña, según el estudio del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) para el Centro Norte de la provincia.

Así lo señalaron la Bolsa de Comercio y el Ministerio de la Producción de Santa Fe, en la presentación del informe sobre la campaña de soja 2016-2017.

De acuerdo con el resumen, SEA destaca que “el ciclo de los cultivos de soja de primera y de soja de segunda estuvo marcado por la secuencia de eventos climáticos -abundantes precipitaciones- ocurrida en la última semana del mes de diciembre de 2016 y primera quincena de enero de 2017, en pleno proceso de desarrollo de los cultivares”.

En tanto, las consecuencias fueron muy importantes y directas en la reducción de la superficie cosechada en la campaña.

En lo que refiere a soja de primera, se sembraron 880.000 hectáreas, se cosecharon 810.500 y 69.500 quedaron sin cosechar.

El rendimiento promedio fue de 35,5 quintales por hectárea y la producción final de soja de primera en la región fue 2.877.294 toneladas.

Además, el rinde logrado resultó menor al de la campaña anterior, que fue de 36,5 quintales por hectárea.

A su vez, en los siguientes departamentos se alcanzaron rendimientos superiores a la media de la región: 35,5 quintales por hectárea, fueron los promedios obtenidos en Castellanos, 37 quintales por hectárea en Las Colonias, 36,5 quintales por hectárea en San Martín y 38,5 quintales por hectárea en San Jerónimo, en tanto que en La Capital fue de 35,5 quintales por hectárea.

También, por debajo del promedio general, se cosechó en los distritos 9 de Julio (29 quintales por hectárea), Vera (28 quintales por hectárea), General Obligado (27 quintales por hectárea), San Cristóbal y San Justo (30 quintales por hectárea), San Javier y Garay (29 quintales por hectárea).

Con relación a la soja de segunda, se sembraron 515.000 hectáreas, se cosecharon 464.000 y la superficie no cosechada fue de 51.000 hectáreas.

Los cultivos de segunda tuvieron un rendimiento promedio de 28 quintales por hectárea y se alcanzó una producción total de 1.299.498 toneladas.

El rendimiento fue superior al obtenido en las últimas tres campañas, aunque se sembrara y cosechara menos hectáreas.

Fuente: Agencia DyN

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *