DELITOS DE LESA HUMANIDAD

Monte Pelloni II: comenzó la etapa de indagatorias

Durante la jornada del jueves, la Defensa rechazó el pedido de ampliación de acusación contra Verdura y Grosse. Además, comenzó la instancia de indagatorias.

 

Araceli Gutiérrez, hija de Francisco Nicolás Gutiérrez, declaró durante la primera parte de la causa Monte Pelloni, en el mes de septiembre de 2014. PRENSA FACSO
<
>
Araceli Gutiérrez, hija de Francisco Nicolás Gutiérrez, declaró durante la primera parte de la causa Monte Pelloni, en el mes de septiembre de 2014. PRENSA FACSO

El jueves último se llevó a cabo una nueva audiencia del juicio denominado Monte Pelloni II. El Tribunal, presidido esta vez por Víctor Bianco y acompañado por Luis Imas y Alfredo Ruíz Paz, comenzó a sesionar a las 10, otorgando la posibilidad a la Defensa de exponer sus argumentos en torno al pedido realizado por la Fiscalía la pasada audiencia. Dicho pedido hacía referencia a la ampliación de la acusación por homicidio a Ignacio Verdura y Walter Grosse por el caso de José Alfredo Pareja. Semanas atrás, la Fiscalía pidió la nulidad de la resolución de la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata en la cual se había desestimado que se pueda hacer la acusación de Pareja porque se entendía que había sido juzgado en Monte Pelloni I. Atendiendo a ese error, el fiscal Juan Manuel Portela solicitó que se anule parcialmente aquella primera anulación y se permita acusar a Verdura y Grosse por este crimen en Monte Pelloni II.

En primer lugar, habló la Dra. María Isabel Labattaglia, defensora oficial de Ignacio Verdura,  quien manifestó que no era el ámbito en el cual corresponde dar lugar a este pedido, destacando que no es una cuestión previa sino que es una solicitud que se debería hacer formalmente ante la Cámara de Apelaciones. Por ese motivo, agregó que si se entendía que había una irregularidad en la redacción, dicha irregularidad debía ser subsanada pidiendo una ampliación de esa resolución. En el mismo sentido, el Dr. Gerardo Ibáñez, defensor oficial de Walter Grosse, acompañó y expuso los mismos argumentos que Labattaglia.

Para Ibáñez, la Fiscalía “no podía no saber que se estaba incorporando la figura de Pareja”. Reconoció una redacción defectuosa del documento y concluyó su exposición manifestando que de existir un error “se debe a la propia Fiscalía”. Ante ambas respuestas, el Tribunal afirmó que intentará dar respuesta al pedido de la Fiscalía durante la audiencia del viernes.

 

Comenzaron las indagatorias  

 

Desde el jueves, el juicio Monte Pelloni II atraviesa su etapa de indagatorias, instancia en la cual todos los imputados tienen el derecho a prestar declaración, si así lo requirieran. Durante las primeras jornadas, la Defensa había pedido que las indagatorias se pudieran realizar por videoconferencia. Finalmente, el Tribunal no dio lugar a ese pedido porque considera que el lugar natural en el cual debe darse es en la sala de audiencias del Tribunal Oral de Mar del Plata. A pesar de ello, sí se atenderán los casos particulares en los cuales por alguna razón, por ejemplo de salud, las indagatorias tengan que hacerse mediante videoconferencia. Además, se les dará la posibilidad de esta metodología a aquellos imputados que resuelvan no prestar declaración.

En ese contexto, el jueves se hicieron presentes dos imputados para la instancia de indagatorias: el Agente de la Comisaría de Olavarría Juan Carlos Luján (por el caso de Alcides Díaz); y el Comisario retirado por la Provincia de Buenos Aires Néstor Omar Vapore (por el caso de Francisco Nicolás Gutiérrez). Luján manifestó que era poliía y que fue un “simple peluquero de la Comisaría de Olavarría”. Se consideró “una persona de bien, honesta, que nunca perjudicó a nadie”, esperando que “se compruebe su inocencia”. Por su parte, Vapore dijo que era un trabajador administrativo y que confeccionaba sumarios en la Comisaría Primera de Tandil. Aclaró ser oriundo de la ciudad de Azul, criado por una familia de origen humilde a base “del respeto”. Autodenominándose “valiente”, concluyó su indagatoria manifestándose “sorprendido por la imputación”.

Por su parte y en privado, Edgardo Mariano Viviani (Jefe de Logística de la Brigada de Caballería Blindada de Tandil) no hizo uso al derecho de dar testimonio. Viviani, quien tiene prisión domiciliaria, se presentó ante el Tribunal para dar cuenta de un hecho puntual: Gendarmería, en una instancia de control, se dirigió a su casa pero no fue encontrado. En ese momento, estaba internado en un Hospital pero no había dado aviso a la Justicia. Por este motivo, fue citado para que dé explicaciones al respecto. Viviani presentó la certificación correspondiente, siendo advertido por su proceder.

 

Los casos de Alcides Díaz y Francisco Gutiérrez  

 

Alcides Félix Díaz fue un referente del Partido Comunista en Olavarría. Fue trabajador ferroviario y participó en el gremio de ese sector, donde se destacó como dirigente. Por su actividad política fue perseguido y detenido en reiteradas oportunidades, lo que lo enfrentó a traslados y suspensiones laborales. La última detención fue el 26 de enero de 1978 cuando fue privado ilegalmente de su libertad en la Estación Terminal de Ómnibus de Olavarría. Junto a su esposa, Irma Antonelli, fueron interceptados por dos efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires: Luján y Sánchez, por orden del Comisario Héctor José Collazo. Desde allí, los trasladaron en un Fiat hasta la Comisaría, donde Collazo y el Subcomisario Roberto Pedro Turán interrogaron a Díaz. Posteriormente, dejaron ir a su esposa pero no a Alcides, quien fue esposado, encapuchado y trasladado en el baúl de un auto hasta el Centro Clandestino de Detención “La Huerta” de Tandil. Permaneció secuestrado junto con otros dirigentes gremialistas ferroviarios y fue torturado por al menos un mes. El 24 de febrero de 1978 fue ingresado en un calabozo de la Comisaría de Olavarría sin ropa ni alimentos hasta el día siguiente, momento en el cual recuperó su libertad. Ya en democracia, Díaz se presentó como candidato a intendente por el Partido Comunista en octubre de 1983. Años más tarde, en octubre de 1997, formó parte de la lista de concejales de la UCR y quedó como suplente. De esta manera, pudo acceder a una banca en el Concejo Deliberante de Olavarría en reemplazo de uno de los concejales titulares. Falleció el 15 de diciembre de 2013 a los 91 años.

Francisco Nicolás Gutiérrez fue oficial de la Policía Bonaerense y al momento de su  detención trabajaba en Tandil. Fue privado ilegítimamente de su libertad el 13 de septiembre de 1977 por un grupo de personas armadas que irrumpieron en la vivienda en la cual vivía junto a su mujer y sus dos hijos. La misma noche del secuestro fue trasladado en un vehículo a Olavarría para que les indicara el domicilio de su yerno, Juan Carlos Ledesma, y de una de sus hijas, Amelia Isabel Gutiérrez (ambos desaparecidos). Como Francisco no les aportó la información que buscaban, fueron a la casa de su otra hija, Lidia Araceli Gutiérrez. Luego del recorrido por la ciudad, Francisco Nicolás Gutiérrez fue trasladado a la Brigada de Investigaciones de Las Flores, donde permaneció detenido ilegalmente entre 7 y 10 días. Posteriormente fue llevado a la Brigada de Investigaciones de La Plata, lugar en el cual permaneció hasta que recuperó su libertad, el 17 de febrero de 1978. Araceli declaró durante la primera parte de la causa Monte Pelloni. En su testimonio afirmó: “A mi padre le dieron a elegir entre mi hermana y yo. Hoy me toca a mí estar acá”.

Agencia Comunica (FACSO)

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *