“MORANTRINI”


La de ayer fue la tercera edición consecutiva que Flavio Morandini ganó del Triatlón Ciudad de Azul. El atleta de Ramos Mejía igualó los 54 minutos del año pasado y se impuso con comodidad en la prueba con distancia Short (4° fecha del calendario de la Fe.Bo.Tria.). Romina Palacio Balena, de Haedo, triunfó entre las damas. Gerónimo Dherete y Verónica Assinnato fueron los mejores azuleños clasificados.
A poco de comenzar la segunda etapa, la de ciclismo, el futuro empezó a llegar definitivamente (en los pronósticos había llegado casi con unanimidad). En la vanguardia, los primeros cuatro atletas habían emigrado del calma agua del balneario casi en fila india. Pero cuando el fragor por la punta se depositó en la Ruta 51, lo previsible pasó a ser divisible: Flavio Morandini, el ganador de las ediciones 2016 y 2017 –además del Olímpico de hace dos años–, consolidaba una diferencia con sus rivales más directos que llevaba a creer que, sin desgracias de por medio, sería irreversible.
No hubo desgracias para el joven de Ramos Mejía, encendió los casi 26 kilómetros totales con un ritmo impresionante y ganó la 31° edición de Triatlón Short Ciudad de Azul con una comodidad supina. Ya es un clásico el modo en que Morandini arriba a la meta de la prueba azuleña: relajado, sonriente, aceptando el triunfo pero sin escapar de una sobriedad que sostiene a cada metro que recorre. Ni siquiera el poder constatar inmediatamente que había vuelto a registrar 54 minutos totales (su abuelo, pocos metros por detrás de la meta, se lo confirmó en medio de un abrazo efusivo) logró desequilibrarlo emocionalmente una vez que ya era el vencedor de la competencia.
El balneario volvió a erigirse como punto neurálgico de la prueba organizada por el CEF y fiscalizada por la Federación Bonaerense de Triatlón, tareas ambas que fueron elogiadas por la mayoría de los más de 300 protagonistas que a la postre conversaron con EL TIEMPO. Del único episodio en sentido contrario que este medio fue testigo, es de la invasión que un coche hubo de hacer de la avenida Pellegrini mientras ya estaba en marcha la etapa de cierre; por suerte Parada y Baldantoni lo esquivaron.
El dominio de Morandini fue completo, aunque comenzó a ganar holgura luego de la natación. Del piletón emergieron junto a él, muy agrupados, Santiago Beltrán, el azuleño Gerónimo Dherete y el platense Pedro Baldantoni, y ya sobre la 51, primero y segundo comenzaron a cortarse y entre ambos, el líder amplió su ventaja. Mientras tanto, entre las damas Camila Makre encabezaba la clasificación parcial luego del agua, escoltada por Romina Palacio Balena (debutante y ganadora del tria), Brenda Rosso y la revelación del 31 triatlón: Delfina Orlandini, atleta de 15 años de edad y llegada desde San Antonio de Papua. Las primeras chicas locales que se divisaron en pos de sus bicicletas fueron Johanna Pennella y Verónica Assinatto.
Para cuando llegó el momento del pedestrismo  –cinco kilómetros en un derrotero por Pellegrini, Guaminí, Costanera, Perón, Colón-Pellegrini y meta en el estacionamiento del balneario–, de lo único que tenía que ocuparse Morandini era de seguir siendo Morandini. El margen construido en ruta se ratificó sobradamente y lo más atractivo para alimentar incógnitas se concentró a sus espaldas.
En tanto Palacio Balena solidificaba su liderazgo en las damas, Makre perdía rinde y Cardoso y Orlandini pulseaban por escoltar, el azuleño Dherete comenzaba a quedar relegado pero sin excluirse del top ten. Delante de él, entre Baldantoni y Parada forjaban una entretenida puja por hacer propio el tercer peldaño del podio.
Unos pocos minutos pasadas las 17 horas, ya con buena parte de la destacada asistencia de azuleños que acompañó el desarrollo de la 31° edición agolpada a ambos lados del inflable azul que marcaba la meta, Flavio Morandini recorrió la última curva de la tarde, la que lo desembocó en la recta final, sobre el estacionamiento, camino a la primera medalla del sábado. Y la foto vuelve a repetirse (y no hay nada que reprocharle al fotógrafo): es que Morandini lo hizo otra vez.
TRIATLÓN CIUDAD DE AZUL   ————

CLASIFICACIONES GENERALES (OFICIALES)   —-


Caballeros – Diez primeros
1° Flavio Morandini
2° Santiago Beltrán
3° Pedro Baldantoni
4° Nicolás Parada
5° Ivan Anzaldo
6° Christian Carletto
7° Diego Chavez
8° Nicolás Rosembaun
9° Gerónimo Dherete
10° Diego Lapola
Damas – Diez primeras
1° Romina Palacio Balena
2° Delfina Orlandini
3° Carolina Cardoso
4° Brenda Rosso
5° Camila Makre
6° Silvana Calcagno
7° Verónica Assinnato
8° Lucía Dibbern
9° Camila Carrasco
10° Natalia Mainetti

FLAVIO MORANDINI: “EL TRIATLÓN DE AZUL, PARA MÍ ES UN CLÁSICO” –


La verdad es que estoy contentísimo por cómo se dio la carrera. No esperaba este récord. Me sentía bien para la carrera a pesar de que vengo de una semana bastante cargada de entrenamiento, pero descansé el viernes para hacer una muy buena carrera y por suerte salió así.
El Triatlón de Azul para mi es un clásico, como puede ser La Paz, es una carrera que tenes que venir si estás compitiendo a nivel. La parte de la ruta es muy linda y la gente que acompaña, hacen que sea una carrera hermosa.
Mi estrategia era tratar de hacer diferencia de entrada, como para que no me siga nadie, pero igual es difícil hasta que agarrás un ritmo. En la bicicleta me sentí muy bien y pude hacer una diferencia; cuando me bajé a correr pensé que me iba a sentir más cansado, pero me sentí bien. Eso me permitió hacer el record del circuito.
Cuando estoy compitiendo voy muy concentrado en todo lo que tengo que hacer, pero igual sabía que había venido mi familia, mi abuelo y eso le da un toque especial a la carrera, sobre todo para ellos que me vinieron a ver.
En dos semanas voy al campeonato de La Paz, en Entre Ríos, que es una carrera muy importante; va a otorgar tres plazas para los Juegos ODESUR, así que nos estamos preparando para llegar bien a esa prueba.

JOHANNA PENNELLA: “NO DISFRUTÉ PARA NADA”


Sinceramente me siento más o menos, esto se debe a que hace un mes que corrí un Ironman y no paré y realmente el cuerpo necesita descansar. Como estaba en mi ciudad quería correr, pero me di cuenta que necesito descansar.
El problema es más físico que lo mental. Hace un mes debuté en larga distancia –algo que no nunca me imaginé hacer– y a los quince días corrí en Necochea un triatlón sin entrenar. Además se suma el trabajo. Ahora tengo que descansar, no queda otra que descansar.
No disfruté para nada, sobre todo la etapa corriendo porque me agarró una puntada en el estómago que me impedía correr. Ahora me cuesta hasta para hablar. Me siento mal.

ROMINA PALACIO BALENA: “ESTOY MUY FELIZ POR MI CARRERA EN GENERAL”  —–


La verdad que fue una buena carrera porque recién hace cuatro semanas que estoy entrenando después de un descanso. Fue una carrera muy veloz y me sentí muy bien en las tres disciplinas y pude cumplir con lo planeado de hacer un ciclismo, que era la etapa donde quería hacer la diferencia y por suerte lo pude hacer.
Me sentí cómodo en las tres disciplinas así que estoy muy contenta por eso. En el ciclismo por el viento fue un poco más complicada pero estoy muy feliz por mi carrera en general.
La diferencia con el resto fue porque hace varios años que compito a nivel internacional y es muy distinto cuando uno tiene roce internacional, esa experiencia me permite hacer esa diferencia con respecto a las otras chicas.
Estoy trabajando más en la bici contrarreloj y ahí es donde más quería hacer la diferencia y por suerte lo pude conseguir. Todo ese trabajo está dando sus frutos.
Es una prueba muy linda y se nota que toda la gente de la ciudad colabora para poder hacerla. Yo me sentí muy cómoda desde que llegue. Fue una carrera que estuvo muy bien organizada, contó con muy buena convocatoria. Nunca había corrido en Azul y me encantó la ciudad y la verdad me pareció todo muy bueno.
Ahora voy a correr La Paz y es prueba como prueba preparatoria el medio Ironman que se va a realizar en Bariloche y espero que la carrera acá en Azul me ayude a llegar de la mejor manera a esas pruebas.

VERÓNICA ASSINNATO: “ES UNA FORMA DE ADHERIR A LAS DOS CAUSAS QUE EN NUESTRA CIUDAD SE TIENEN QUE SOLUCIONARSE YA”


La verdad me sentí muy cómoda. En el agua ligue un poquito pero sabemos que esto es así, me tocaron las malas hasta que me acomodé, llegando a la isla pude mantener el ritmo, porque en esta etapa es  la más flojita y la idea era salir lo más entera posible del agua y de ahí meterle con todo. En la bici había viento, sobre todo en la primera etapa donde se notaba mucho, pero pude clavar un ritmo y sostenerlo y luego a la vuelta con el viento a favor pude mejorar un poquito. En la parte de pedestrismo tuvo suerte, ahí había que dar todo y me sentí genial, porque me encanta correr acá en mi ciudad y la verdad que está buenísimo.
El nivel es impresionante, vinieron de todos lados, vinieron atletas federadas, gente muy bien preparada y las mejores atletas del país. Estuvo todo genial y los atletas de afuera dicen que es muy lindo correr en Azul  y nosotros tenemos aprovechar.
Esta dedicatoria para Fanazul y el Hospital Materno Infantil es una forma de adherir a las dos causas que en nuestra ciudad se tienen que solucionarse ya. Quise hacer la remera ayer y hoy hasta las 14 no la tenía, pero era la forma de llevar a mi ciudad y adherir a esta gente que la está pasando mal y a la salud de nuestros niños que es algo que no podemos descuidar.
 
 
 
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *