Movilicemos contra el  veto a la ley de tarifas

El veto del gobierno de CAMBIEMOS a la ley de tarifas es una declaración de guerra para todos los que viven de su trabajo, y a quienes el gobierno les ha impuesto un techo del 15% en sus aumentos salariales, de la mano de la burocracia sindical.
La maniobra del gobierno debe ser entendida como un guiño al Fondo Monetario Internacional. El Presidente quiere demostrarles a los usureros internacionales que el presupuesto nacional estará íntegramente destinado a garantizar el pago de la deuda externa, que el macrismo aumentó a niveles insoportables.
El cuadro se agrava aún más si tenemos en cuenta el escenario político y económico. Si los tarifazos dispuestos en abril pasado ya resultaban socialmente intolerables, lo que se viene después de la corrida cambiaria y el dólar a 25 pesos es un “tarifazo sobre el tarifazo”, puesto que los valores de la energía y los combustibles se encuentran dolarizados. ¡Y el FMI exige un dólar a 30 pesos!
La oposición que ha votado el recorte de tarifas se conformará con haberle hecho pagar a Macri el “costo político” del veto. Mientras tanto, seguirá haciendo lo que hizo desde que asumió este gobierno: colaborando con el ajuste, desde el Congreso y las gobernaciones. En esa línea, los Pichetto y Massa han aceptado que el acuerdo con el FMI ni siquiera se discuta en el Parlamento.
Sus socios de la burocracia sindical, mientras tanto, apenas amenazan con un paro aislado, dominguero y sin perspectiva.
Si queremos impedir la liquidación de nuestros salarios, necesitamos derrotar  el tarifazo. Eso exige una gran acción popular que debe ser encabezada por la clase obrera y sus organizaciones de lucha.
Llamamos a todos los trabajadores, la juventud y vecinos de la ciudad a repudiar las políticas de ajuste y hambre del gobierno.  Será hoy a las 17 horas en la Plaza San Martín.
Por un inmediato paro activo nacional contra el veto de Macri y el FMI, que movilice a millones, y un plan de lucha hasta anular los tarifazos, reabrir las paritarias y abrirle paso a todos nuestros reclamos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *