Mujeres de Azul, mujeres de lucha

Por Laura Aloisi (*)
En nuestra querida ciudad de Azul también recibimos los embates de este gobierno para ricos, donde la clase trabajadora es quien sufre cada una de las medidas que se toman. A FANAZUL, empresa emblemática para nuestro país la están cerrando y ha sido la punta de lanza para que nuestro pueblo salga a la calle a defender esos puestos de trabajo y los de cada uno de nosotros. Más de 10 millones de pesos por mes que dejarán de circular en la economía de la ciudad principalmente, pero también de nuestra provincia. Son más de 220 familias que se quedan sin trabajo, 220 historias de trabajadores y trabajadoras que se quedan truncas, sueños inconclusos, proyectos arrebatados de las manos que obligan a ponerse esta lucha al hombro, porque esta lucha es de todos. Vienen por todo, vienen por nuestros derechos y ahí estamos las mujeres…
…Las trabajadoras, que día a día tomaban un colectivo a las 5 de la mañana, viajando  40 km para llegar a Fabricaciones Militares. Y ahí están, poniendo el cuerpo a cada instante, en las marchas, debatiendo en las asambleas, y organizadas siguen firmes por su causa.
…Las compañeras de los fabriqueros, hermanas, madres, hijas, que desde diciembre de 2017 acompañan el acampe donde todo el pueblo de Azul pasa a brindar su apoyo, su solidaridad. Quieren como todos nosotros que FANAZUL abra sus puertas con TODOS los trabajadores adentro y nos cuenta Marianela que le dice a Jorge: “cualquiera sea la decisión que tomen, estoy con vos” o Loreley: “nos vinimos hace 10 años de Tandil por un futuro mejor, una mejor oportunidad de vida, ¿y ahora?” mientras su bebé de 7 meses pasa de brazo en brazo cada tarde, él también es parte de la lucha.
…Las mujeres peronistas entendemos que los y las trabajadoras de FANAZUL son la vanguardia de esta lucha. Hemos estado acompañando cada acción que se ha llevado adelante tratando de visibilizar este conflicto que, más allá de engrosar la lista de desocupados de nuestro país, pretende pisotear la bandera de la soberanía política y la defensa nacional de nuestra patria. Así es que la compañera Evita nos marcaba el camino a seguir cuando nos decía… “Ha llegado la hora de la mujer que piensa, juzga, rechaza o acepta y ha muerto la hora de la mujer que asiste atada e impotente a la caprichosa elaboración política de los destinos de su país, que es, en definitiva, su hogar”.
Somos mujeres a las que nos une la esperanza y la lucha por la igualdad y la justicia social.
(*) Contadora, secretaria de la Mujer del PJ de Azul y Militante del Peronismo 26 de Julio
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *