Municipales tendrán un aumento del 6,33 % en el primer trimestre


STMA y ATE firmaron ayer un acuerdo con el Ejecutivo mediante el cual los salarios de los trabajadores comunales tendrán un incremento del 6,33 por ciento durante el primer trimestre. SOEMPA, por su parte, rechazó por insuficiente la propuesta de la administración Bertellys.
En la cuarta reunión paritaria que se realizó ayer, finalmente dos de los gremios y el Ejecutivo municipal cerraron un acuerdo trimestral por el cual los salarios de los trabajadores se incrementarán en un 6,33 por ciento de enero a marzo.
El acuerdo establece que el aumento será del 6 por ciento en enero, se mantiene el mismo porcentaje en febrero y se agrega 1 punto en marzo. Asimismo, es no acumulativo y en base al valor que el módulo tenía en diciembre del año pasado.
Además, está el compromiso de la administración comunal de sentarse en abril para comenzar a discutir el segundo trimestre.
El arreglo salarial fue firmado sólo por el STMA y ATE, mientras que el SOEMPA lo rechazó.
“Acompañar las expectativas de la inflación”
El secretario de Hacienda y Administración, Agustín Carús, señaló al hablar con este diario luego de la reunión que “es un 6,33 por ciento en promedio por el primer trimestre”.
Los trabajadores cobrarán el retroactivo por un pago adicional, ya que la liquidación de los sueldos ya está cerrada. “Nos comprometimos a que el pago no vaya más allá del 20 de abril”, sostuvo y luego marcó que también se comprometieron volver a juntarse para discutir el aumento del segundo trimestre durante la segunda quincena de abril, aunque aún no se fijó una fecha.
En la tercera paritaria, cuando habían ofrecido un 5 por ciento para el primer trimestre, desde el Ejecutivo se sostuvo que era el máximo esfuerzo que podían hacer. Sin embargo, ayer el porcentaje subió. Consultado cómo llegaron al 6,33, indicó que “se circunscribió a los datos reales. Ya tenemos de inflación un 4,3 por ciento y lo que se puede sumar en abril va a estar superando el 5 por ciento. Nosotros siempre dijimos que íbamos a acompañar las expectativas de inflación”.
Sobre si la comuna recibió fondos adicionales para pagar el incremento, consignó que “en principio tenemos que salir a buscar. Este municipio es deficitario estructuralmente, por lo que vamos a hacer los esfuerzos necesarios para conseguir los recursos permanentemente”.
“Pasos cortos”
Luciano Varela, secretario Adjunto del STMA -a cargo de la secretaría General- se mostró conforme con el acuerdo salarial firmado ayer y la modalidad trimestral.
“En este gobierno se habla mucho de la inflación, y claramente dentro de un gobierno que no la  pega con la inflación, lo mejor que se puede hacer es discutir pasos cortos. Fue una jugada muy inteligente de los funcionarios. Así se puede ir a la par o un poco más arriba de la inflación, como es este caso”, entendió el dirigente.
En ese marco, subrayó que desde el gremio que conduce se había pedido un incremento salarial del 14 por ciento para el primer semestre, dividido en dos cuotas de 7 cada una, “por lo que haber cerrado este trimestre llegando a 7, cubrió nuestras expectativas”.
Advirtió asimismo que “todo el aumento estará blanqueado dentro del valor módulo, así que también va para los jubilados”.
De ahora en más, consignó que la discusión que comenzará en abril para el segundo trimestre “va a empezar del 7 por ciento para arriba. Este acuerdo nos dio un piso importante como para discutir lo que queda”.
Consideró que “el aumento que conseguimos se ha diferenciado mucho de los que vienen cerrando en la provincia, por sobre todo por la forma en que se dio y porque muchos cerraron paritarias a partir de marzo”, y en Azul consiguieron que sea retroactivo a enero.
Por último, Varela apuntó que “es un gran esfuerzo el que ha hecho el Ejecutivo y, claramente, nuestra movilización del miércoles cambió la ecuación. Esto estaba cerrado, pero cuando nos reunimos con el secretario de Gobierno para pedirle que haga el esfuerzo para destrabar esto, fue el puntapié para buscar esta alternativa que finalmente se terminó cerrando”.
“Es un buen acuerdo”
El secretario Adjunto de ATE, Eduardo Bercovich, firmó ayer el acta acuerdo aceptando la propuesta trimestral del Ejecutivo.
Al dialogar con este medio, el dirigente hizo hincapié en que “es un buen acuerdo, uno de los mejores de la provincia”.
Recordó que en la primera paritaria “habíamos arrancado en un 3,8; después fue un 4, un 5 y se cerró en un 6,33 por ciento”.
No obstante, reconoció que “no significa mucho dinero al trabajador municipal de bolsillo, pero en el contexto que estamos atravesando, no se podía lograr un número superior”.
En ese sentido, añadió que “los delegados, la comisión y los trabajadores están conformes. Seguramente no se cubren las expectativas, pero por cómo se vienen dando las paritarias en los demás municipios, fue una buena negociación por los primeros tres meses del año”.
Por último, advirtió que hacía dos años que “no lográbamos que el aumento se reconociera retroactivamente. Siempre nos comían los tres primeros meses del año, por lo que se perdía mucho porcentaje”.
“Rechazamos la propuesta”
En la negociación de ayer, por parte del SOEMPA se sentó su secretaria General Paulina Marino. Fue la única que firmó en disconformidad, es decir rechazando el acuerdo que el Ejecutivo y los otros dos gremios consensuaron.
“Rechazamos la propuesta porque el aumento no es del 7 por ciento como están diciendo. Por eso firmé en disconformidad”, señaló.
Además, la dirigente manifestó su profundo malestar ya que en un momento de la reunión solicitó un cuarto intermedio de 10 minutos para comunicarle a sus afiliados la propuesta y que decidieran si aceptaban o no, y no se lo dieron, aunque de todas maneras se retiró. Cuando volvió, “no me dejaron expresar lo que la asamblea había dicho”, de tal forma que no está incluida en el acta la posición de los trabajadores afiliados al gremio.
EL DATO
De la paritaria de ayer participaron por parte del Ejecutivo, además de Agustín Carús, el subsecretario de Gabinete y Gobierno Walter Surget; el titular de la Sub Unidad de Gestión Jurídica Ricardo Fabris; el subsecretario de Legal y Técnica Roberto Dávila; y el director de Legal y Técnica Facundo Achaga.


UN AUDIO, UNA POLÉMICA


La nota de ayer, más allá del acuerdo, fue el audio que circuló por WhatsApp en el que se escucha una parte de la negociación paritaria y que se viralizó en las primeras horas de la tarde.
El audio comienza cuando el secretario de Hacienda Agustín Carús da a conocer la propuesta de incremento salarial y la aceptación por parte de Luciano Varela y Pedro Benedicto del STMA. En ese momento, la secretaria General del SOEMPA, Paulina Marino, pide 10 minutos para consultar con los afiliados que se mantenían afuera si aceptaban o no la propuesta.
Claramente se escucha cuando Carús ignora el pedido de la dirigente y sigue hablando de otra cosa, y cuando ante la reiteración de la solicitud, le niega el cuarto intermedio.
Marino sale de todas formas y la reunión se “distiende”, como para decirlo de alguna manera.
Inmediatamente surge ahí el apuro de los funcionarios y también del STMA por cerrar la paritaria presionando al secretario Adjunto de ATE, Eduardo Bercovich para que acepte. “Metele para adelante Edu”, “Sale por mayoría. Dale, aflojá”, le insistían mientras consultaba por celular a los integrantes de su gremio.
Incluso uno de los participantes de la reunión llegó a decirle que si firmaba “te perdonamos la multa del otro día y le decimos a los muchachos que no te sigan más”. También se escuchan palabras despectivas para con los afiliados del SOEMPA: “Son cuatro nada más”.
El apuro y la presión por cerrar la paritaria fueron creciendo hasta que Bercovich, luego de las consultas realizadas, termina aceptando la propuesta.
Además, se escucha cuando uno de los dirigentes gremiales dice que acepten la oferta porque si salen y los trabajadores no están de acuerdo, no les quedaría otra que seguir con el plan de lucha…
Cuando Marino vuelve, pasados unos minutos, ya todo está cerrado y la posición del gremio que conduce no se incluyó en el acuerdo, lo que llevó a una discusión entre la dirigente y Carús que, según se desprende de lo que se escucha, continuaba hasta ese momento no prestándole atención.
Ayer por la tarde, este diario consultó a Paulina Marino quien señaló que “me siento muy mal por lo sucedido. Fue un maltrato muy grande por parte de Carús”.
En ese sentido, indicó que el lunes, con las aguas más calmadas, evaluarán con el abogado los pasos a seguir respecto al trato que recibió por parte del secretario de Hacienda y que, en ese contexto, analizarán “hacer una denuncia, si es que cabe. Fue muy feo todo”, remarcó.
 
 
 
 
 
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *