UN FINAL QUE NADIE ESPERABA

Murió el joven noruego que recibió médula ósea de una azuleña

<
>

“Más allá de todo lo que me dijeron en cuanto a que la implantación surtió efecto, lo de la muerte fue una noticia que me cayó muy mal; me lloré todo…me tomé el atrevimiento de salir antes del trabajo y ‘me descargué’ en mí casa”, expresó Lorena Alzamendi (foto), la protagonista de la donación de células madres en una entrevista con este diario.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *