LISANDRO ARISTIMUÑO

“Nada está perdido frente a mí”

Se llevó a cabo ayer en el Teatro Español el show del cantautor rionegrino. En este marco, ante una sala llena, presentó su último trabajo discográfico “Constelaciones” por el que comenzó una gira por todo el país.

<
>

Una jornada especial. El 24 de marzo remueve las fibras de todos los argentinos y la música es capaz de intensificar con preciosas melodías los sentimientos que cada uno tiene.

Ayer el Teatro Español fue escenario de un show musical que se vivió con mucha intensidad. Lisandro Aristimuño es un joven cantautor rionegrino que ha editado una serie de discos a lo largo de su carrera y en esta oportunidad estaba presentando “Constelaciones”.

En el marco de una extensa gira que ha tenido grandes plazas del país, llega a Azul con toda su banda que, depende de la ocasión, puede ser más acústico o rockero. Y cuando la banda se hizo presente luego del apagado de luces se hizo presente en el escenario y los gritos de la platea no se hicieron esperar.

Con un juego de luces bien pensado, un sonido impecable y la presencia de Lisandro en el escenario el show pintaba para ser perfecto. Con una contextura delgada, todo vestido de negro y lentes de sol comenzó con el show.

Para los que estaban presentes los primeros acordes sonaron más que conocidos y los aplausos no cesaron hasta que el primer tema que le dio el impulso para trasportarnos a otro lugar.

No bien terminó hizo referencia a la fecha. El 24 de marzo de 1976 asumía al poder un gobierno de facto que sembró el terror en todos los argentinos dejando un saldo de 30.000 desaparecidos. Aristimuño no ignoró esto y les dedicó el show a todos los hombres y mujeres que perdieron la vida en esos años y que “desde alguna constelación nos están mirando”.

Y el show continúo con canciones de su último trabajo discográfico, el noveno en su carrera, como “Tres estaciones”, “Good morning life” y “Una flor” pero también hizo los que no podían faltar de sus discos anteriores.

Los seguidores de Lisandro coreaban todas las canciones. Algunos otros no sabían la totalidad de los temas pero cuando desde arriba del escenario se transmiten buenas vibras sumados a canciones salidas del corazón no había forma de pasarla mal.

Con momentos más acústicos, otros con la banda a pleno y muchos con un rock con coros más pegadizos que hicieron cantar a todos los presentes, se llevó a cabo este show de inmensa calidad estética y con una voz impecable de Aristimuño.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *