CLUB CICLISTA AZULEÑO

Nada se ha perdido, sólo se ha transformado

Parte de la infraestructura de la pista municipal de ciclismo ha sido recuperada y ya alberga al nuevo casero.
<
>
Parte de la infraestructura de la pista municipal de ciclismo ha sido recuperada y ya alberga al nuevo casero.


Luego de que un incendio la destruyera totalmente, parte de la infraestructura del óvalo municipal –la casa del casero– ha sido reacondicionada y puesta en funcionamiento. El trabajo en conjunto con el Municipio y algunas entidades intermedias, “facilita la concreción de los objetivos en beneficio de toda la comunidad”, expresó el CCA.

 

Fiel a su idiosincrasia “tesonera”,  esa que le impide darse por vencido ante circunstancias adversas y aferrarse a obras que parecen desmedidas para sus posibilidades (ejemplo perfecto es la iluminación del óvalo), el Club Ciclista Azuleño no se entretuvo demasiado en lamentos (que los hubo) una vez que la casa destinada al casero de la pista municipal fuera totalmente destruida por un incendio.

No hubo intensiones de amilanarse y de ahí que, poco tiempo después, la entidad pedalista saliera al laborioso ruedo de las gestiones para recaudar dinero y todo tipo de ayuda en pos de recuperar parte de la infraestructura del reducto sito en avenida Chaves.

El Club Ciclista abogó por una colaboración del Municipio local, realizó los contactos pertinentes para obtener algún aventón en este camino que parecía muy cuesta arriba. Como respuesta, de acuerdo un pequeño informe que el propio CCA hizo llegar a este diario, “el señor Intendente Hernán Bertellys comprometió la mano de obra municipal, y el Club Ciclista los recursos económicos para la compra de todos los materiales”.
Esta acción conjunta fluyó y sus resultados han sido positivos. “Es así que hoy la casa se encuentra nuevamente en pie –confirma dicho texto–. Para ello fue necesario hacer techo, cielorraso, colocación de aberturas nuevas, instalación eléctrica, instalación de agua, pisos, reparación de la bomba de agua y los revoques”.
Con la casa reconstruida y habilitada para el funcionamiento deseado, el óvalo ya cuenta con nuevo casero. Los dirigentes ciclistas también destacaron la decisión de fomentar una labor conjunta y los resultados positivos que esa cooperación redundó. Esa modalidad, se expresó, “marca un rumbo de trabajo y facilita la concreción de los objetivos en beneficio de toda la comunidad”.
El comunicado del Club Ciclista Azuleño destaca la decisión de acompañar esta obra que tuvieron: “el Intendente Hernán Bertellys, Ruben Pascal, la Directora de Deportes, Noelia Gallours; Silvina Daulerio, Directora de Relaciones Institucionales, Ceal Agua y todos los que hicieron de este proyecto una realidad”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *