Ni una Menos

El Observatorio de Femicidios en Argentina de la asociación civil La Casa del Encuentro dio a conocer una estadística hecha especialmente para contar cuántas mujeres menos hubo a pesar de los reclamos.

El resultado dio que son 275. La mayoría (162) fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas. La mayoría también (141) asesinadas en sus propias casas. Muchas habían hecho denuncias luego de haber sufrido episodios de violencia y muchas, incluso, habían conseguido la exclusión del hogar y la prohibición de acercamiento para quienes terminarían siendo sus femicidas. Buenos Aires es la provincia que encabeza todas las estadísticas de femicidios (102).

Por eso el reclamo unánime contra la violencia de género, ya que aparentemente va en aumento. Porque violencia de género no solamente es matar, sino pegar, maltratar, causar daño físico o moral. Violencia de género es, como sucedía en un aviso publicitario que se podía ver en los canales de televisión. Un hombre a una fémina estando sentados en un banco le tiraba el pelo, le arrojaba el plato de comida, etcétera.

Si bien el feminismo (es la doctrina social que reivindica los derechos de la mujer y pugna por la igualdad de oportunidad en todos los campos) lucha en primer lugar contra la violencia de género, que puede ser el derecho a la vida, y luego por los derechos de la mujer.

Por eso se realizó una convocatoria nacional, donde se replicó en mas de 80 ciudades del país, para una marcha que debía comenzar en la plaza central bajo el lema “Ni una Menos”, en contra de la violencia de género que a un año exacto de la primera marcha en el mismo sentido arrastra el lamentable saldo de 275 mujeres asesinadas.

En esta ciudad organizaciones sociales, representaciones estudiantiles y políticas se dieron cita frente a la Municipalidad donde un colectivo estacionado ostentaba la leyenda “Repudiamos la violencia machista”. Portando pancartas y carteles identificatorios fueron encolumnándose para darle forma a la marcha sobre la calle Irigoyen apuntando a Colón. Algunos decían “La voz de las que hoy no pueden marchar” escrito en la espalda de una fémina.

Miembros de diferentes ámbitos comunitarios, funcionarios, delegaciones de los centros de estudiantes de los establecimientos secundarios, terciarios y universitarios, políticos y vecinos en general comenzaron a movilizarse tomando por Colon hasta San Martín, por ésta caminaron hasta 25 de Mayo, retomando por Irigoyen hasta regresar al punto de partida o sea el veredón municipal.

Cuando concluyó la marcha que fue encabezada por una pancarta que era llevada por ocho mujeres que decía “Ni una Menos”,  hubo algunas representaciones artísticas como un grupo de mujeres tiradas en la calle.

En la ciudad de Buenos Aires, la concentración fue frente al Congreso de la Nación, donde la multitud se manifestó para reclamar también medidas y acciones concretas contra los femicidios, ya que poco y nada es lo que se ha legislado hasta el momento.

Estas marchas son la exteriorización del clamor unánime que existe en la sociedad argentina que está en contra de la violencia de género y que reclama de los que tienen la responsabilidad de gobernar y de legislar acciones concretas contra los femicidios.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *