NO DECLARÓ

El hombre aprehendido el pasado lunes en la zona del Balneario durante la última jornada de los corsos fue procesado ayer por el delito de lesiones leves, después de que fuera acusado de haber apuñalado a un joven.
Así lo informaron a EL TIEMPO voceros allegados al sumario penal que por lo sucedido se está instruyendo en la UFI 1, la fiscalía cargo de Marcelo Fernández con sede en el Palacio de Justicia local.
El ahora imputado, que hasta anoche permanecía privado de la libertad en la Seccional Primera local de Policía, fue trasladado ayer a la mañana a Tribunales para ser indagado, audiencia durante la cual se negó a declarar.
Identificado como Víctor Hugo Gómez y de 34 años de edad, teniendo en cuenta que registra un antecedente penal computable el fiscal a cargo de la causa solicitó a un juez de Garantías que su aprehensión fuera convertida en detención.
El hecho que se le atribuye ahora había ocurrido alrededor de la hora 23 del pasado lunes en el cruce de Urioste y Pellegrini, lugar donde durante una confrontación un joven de 24 años -identificado por la Policía como Joaquín Alberto Piazza- fue apuñalado.
Cuando los efectivos de seguridad concurrieron a ese sector en inmediaciones del Balneario para intervenir en lo ocurrido, la víctima -que hasta anoche seguía internada en el Pintos- les refirió que había sido Gómez el autor de la puñalada, agresión a través de la cual el joven resultó herido en la espalda.
Instantes después, una vez localizado entre el público asistente a la jornada de cierre de los corsos, Gómez resultó aprehendido.
Su arresto implicó que se generaran graves incidentes entre policías y allegados al acusado, quienes quisieron evitar que se lo llevaran preso.
Los disturbios que se produjeron dejaron como saldo varios aprehendidos y cuatro policías lesionados.
Un antecedente
En octubre de 2011 Víctor Hubo Gómez había sido condenado en el Juzgado Correccional número 1 de Azul, durante un juicio abreviado, a una pena única de tres años de prisión de efectivo cumplimiento.
En ese proceso fue hallado autor del delito de lesiones graves, después de que en agosto de 2010 había atacado con un cuchillo a un familiar suyo al que hirió de cuatro puñaladas.
Si bien por ese ilícito le fue dictada una sanción de “un año y seis meses de prisión a cumplir”, esa pena se unificó con otra anterior que registraba para aquel entonces, consistente en “tres años de prisión en suspenso” por otro delito. Esa primera condena le había sido impuesta en el Tribunal Oral en lo Criminal número 2 de Azul.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *