No fue confirmada la prisión preventiva para un menor y se ordenó su liberación

DESDE LA CÁMARA PENAL

Lo habían detenido en Azul a fines de septiembre. Está acusado de cometer varios ilícitos en Olavarría y Sierra Chica. En esa localidad, vecinos habían cortado la ruta en protesta por lo sucedido con el adolescente, que tiene 17 años. En segunda instancia, ahora se decretó la nulidad de las actuaciones que derivaron en el arresto del menor. Y también quedó sin efecto uno de los delitos por los que fue procesado: “extorsión”.

Semanas atrás vecinos de Sierra Chica protestaron para que se tomen medidas con el menor en cuestión que cometió varios delitos en esa localidad olavarriense. GENTILEZA EL POPULAR MEDIOS

La prisión preventiva que un juez de Garantías le había dictado el mes pasado a un adolescente menor de edad quedó sin efecto, después de que desde la Cámara Penal no fuera confirmada la medida cautelar.

Eso se tradujo en que el menor, actualmente de 17 años de edad, recuperara la libertad días pasados.

El adolescente permaneció detenido en un principio en el Instituto Lugones, luego de que efectivos de seguridad lo habían arrestado a fines de septiembre pasado en un barrio de Azul.

Si bien por el momento continúa imputado de robos ocurridos en Olavarría y en Sierra Chica, en la resolución donde su prisión preventiva no fue confirmada se mencionó desde la Cámara Penal que eran nulas las actuaciones realizadas en el marco de allanamientos llevados a cabo durante la investigación de esos hechos.

Además, había sido acusado del delito de “extorsión”, un ilícito que en esta segunda instancia los jueces que intervinieron en el recurso presentado por la Defensora Oficial del menor no dieron por acreditado.

En otras palabras, además de la libertad para el adolescente -al no haberle sido confirmada su prisión preventiva- desde el Tribunal de Alzada uno de los delitos que se le había imputado no prosperó. Y por los demás ilícitos, teniendo en cuenta esas nulidades a las que se hizo mención, es muy probable que tampoco se mantengan, situación que indefectiblemente podría derivar en el sobreseimiento del adolescente.

De acuerdo con lo que voceros judiciales allegados a la instrucción de este sumario penal señalaron, el menor implicado registra varias denuncias más por otros delitos.

Liberado

Los hechos que dieron lugar al procesamiento más reciente del menor habían implicado que en Sierra Chica vecinos cortaran la ruta de acceso a esa localidad olavarriense y que se reunieran en varias ocasiones con autoridades judiciales, con el fin de solicitar la detención del adolescente que ahora nuevamente está en libertad, después de que su prisión preventiva no fuera confirmada en segunda instancia.

Laura Serradell, defensora Oficial perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil departamental, en representación del menor apeló la prisión preventiva que el mes pasado le había sido dictada al adolescente.

Esa medida cautelar, por la que estuvo preso en un principio en el Instituto Lugones, se la había dictado en primera instancia Juan José Suárez, que interviene en este sumario penal como subrogante a cargo del Juzgado de Garantías del Joven.

El magistrado Damián Cini y el juez Correccional Aníbal Álvarez integraron la Cámara Penal para intervenir en el recurso de apelación que fuera presentado por la defensora Oficial Serradell y se resolvió el miércoles de la semana pasada.

En el fallo, además de dar lugar al recurso interpuesto por la funcionaria judicial del Fuero de Menores, declararon “la nulidad de los procedimientos policiales” relacionados con la investigación de estos hechos. En consecuencia, revocaron la prisión preventiva del adolescente, que fue liberado.

Durante un allanamiento que policías realizaron en un barrio de esta ciudad el pasado sábado 29 de septiembre, el menor había sido detenido en un domicilio donde transitoriamente estaba viviendo, luego de que se había ido de Sierra Chica, la localidad olavarriense donde se registraron algunos de los ilícitos que le están imputando.

Días después Juan José Suárez -actual titular del Juzgado de Garantías número 3 departamental- desde el Juzgado de Garantías del Joven convirtió a la detención del adolescente en prisión preventiva.

La medida cautelar derivó en que quedara acusado de los delitos de robo agravado por escalamiento, robo agravado por efracción y extorsión, todos ellos en concurso real.

Nulidades

Según se mencionó ahora desde la Cámara Penal en el fallo que dispuso el cese de la prisión preventiva del menor y su inmediata liberación, quedó descartada la figura penal de la “extorsión” que se le estaba imputando en este sumario que se instruye desde la UFI 17, la fiscalía a cargo de Mariela Viceconte que pertenece al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Azul.

Los hechos que le están atribuyendo al menor -se indicó en la instrucción de esta causa penal- habían ocurrido durante los días 26; 27 y 28 de septiembre en Olavarría y en Sierra Chica.

Además de procesarlo con prisión preventiva, el juez Suárez -en primera instancia- ante una eventual liberación del adolescente, en una segunda instancia o en la continuación de este proceso judicial, había dispuesto que se libraran oficios de lo dispuesto a la Asesoría de Menores e Incapaces de Olavarría, al Servicio Zonal de Promoción y Protección de los Derechos del Niño de Azul, al Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos del Niño de Olavarría y al Centro Comunitario de Azul.

El objetivo apuntaba a que, “una vez que el joven recupere su libertad inicien los trámites pertinentes para volver a rever la aplicación de las distintas medidas previstas”, se lograra una adecuada contención, tal como ahora debería ocurrir teniendo en cuenta que, nuevamente, está en libertad.

La situación provocada con este caso en Sierra Chica había derivado en una pueblada, movilización a través de la cual vecinos cortaron la ruta de acceso a la localidad y pidieron que el adolescente dejara de vivir allí.

Además, una vez que el menor fue detenido habitantes de Sierra Chica se entrevistaron, en Olavarría y en Azul, con funcionarios judiciales ligados a la instrucción de esta causa.

Ahora, desde la Cámara Penal, se objetó el procedimiento que aquel sábado 29 de septiembre que pasó se tradujo en la detención del menor en la vivienda familiar en la que se encontraba, situada en un barrio de Azul.

Según se mencionó al respecto, cuando los policías fueron a buscarlo “no se prestó anuencia” para el ingreso a la vivienda donde el adolescente había sido arrestado.

Aquel día los efectivos de seguridad habían sido atendidos en el domicilio por un tío del encausado, quien si bien no vivía en el lugar dejó ingresar a los policías.

Por tal motivo, en la Cámara Penal calificaron como “nula” a esa diligencia, en sintonía con lo pretendido por la Defensora Oficial del adolescente al recurrir su prisión preventiva.

Laura Serradell, además, había objetado las calificaciones de algunos de los ilícitos atribuidos al menor, situación que también prosperó en segunda instancia.

De esa manera, desde la Cámara Penal los jueces que intervinieron en este recurso de apelación se pronunciaron a favor de no acusarlo del delito de “extorsión”, figura penal que ahora quedó descartada..

Según los camaristas, en las actuaciones relacionadas con esta causa “se violaron las garantías constitucionales” y por lo tanto uno de esos allanamientos que se hizo, al no tener validez, convertía “en nula” a la prueba que se obtuvo a través de lo que fue aquella diligencia.

El dato

Voceros de la Fiscalía perteneciente al Fuero de Menores, donde se está instruyendo esta causa penal, señalaron que estaba previsto apelar lo dispuesto desde la Cámara Penal ante el Tribunal de Casación Penal de la Provincia.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *