NO HAY CONTINGENTES DE AZUL EN LA ZONA DE IMPACTO DEL HURACÁN

No hay contingentes de turistas que tengan domicilio en Azul en la zona donde hará impacto, en las próximas 24 a 36 horas, el huracán “Florence”, que según distintos analistas podría generar daños al por mayor en la costa Este de los Estados Unidos de Norteamérica.

El dato surge de un relevamiento que EL TIEMPO realizó en cuatro agencias de turismo que operan en la ciudad: Deep Blue, Sanz Petrello, New Port y La Veleta.

En tanto los pobladores de una amplia zona de la costa este de EEUU reciben mensajes en los que los instan a marcharse de la zona de peligro.

“¡Váyanse ya!”. Las autoridades de Estados Unidos imploraron abandonar las zonas de riesgo ante la llegada del huracán “Florence”. “Quítense de en medio, no jueguen con él, es uno grande, tal vez el más grande que han visto, y con enormes cantidades de agua”, dijo el presidente Donald Trump, asegurando que el gobierno federal está preparado en vista de las fuertes lluvias, marejadas e inundaciones pronosticadas.

Unos 1,7 millones de personas están afectadas por las operaciones de evacuación, que se iniciaron el martes en los estados de Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia, los más amenazados.

La capital federal, Washington DC, y el estado de Maryland también han declarado el estado de emergencia, lo cual permite disponer de fondos adicionales.

“Lo manejaremos. Estamos listos, podemos, tenemos la mejor gente”, dijo Trump en un video en Twitter, rechazando en otro tuit las críticas por su respuesta al huracán María el año pasado, cuyo paso dejó casi 3.000 muertos.

“Florence” seguía ayer clasificada como un huracán de categoría 4, en la escala de cinco de Saffir-Simpson, con vientos de hasta 215 km/h y fuertes ráfagas, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

“Florence” va a ser “como un directo de Mike Tyson en la costa de las Carolinas”, dijo Jeff Byard, de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Byard advirtió sobre cortes de energía, cierres de carreteras, daños a la infraestructura y posibles pérdidas de vidas, enfatizando en la necesidad de evacuar.

Las carreteras de una amplia zona de la costa este estaban congestionadas el miércoles, con largas filas de autos que buscaban alejarse del huracán.

Imágenes satelitales difundidas en los últimos días dieron cuenta de la magnitud que tiene el fenómeno meteorológico.

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Marcos

    13 de septiembre de 2018 at 6:08 pm

    Los contingentes van a Miami o a Orlando. Por qué habrian de estar en Carolina de Sur?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *