JAVIER BURGOS

“No hemos tenido un gran campeonato y, sin embargo, terminamos quedando terceros”

Hombre trabajando. Javier Burgos, DT de Chacarita: “Al esquema de juego nosotros no lo hemos cambiado”.
<
>
Hombre trabajando. Javier Burgos, DT de Chacarita: “Al esquema de juego nosotros no lo hemos cambiado”.

El entrenador de la Primera de Chacarita habló con EL TIEMPO de la más inmediata actualidad del plantel en torno a esta coyuntura de vacío de competencia oficial que aún transita el Torneo Apertura de la LFA, certamen que retomará su marcha mañana con los cuartos de final. “Corcho”, sobre Vélez, su rival en esta fase, afirmó que “nos vamos a encontrar con un rival que (conociendo a su cuerpo técnico) no se va a conformar con esto que logró”.

 

Para la Primera División de Chacarita, este agujero negro que presentó el Torneo Apertura deparó provechos y contrariedades. Un escenario que parece ser compartido por los otros cinco equipos que abordarán los cuartos de final a partir de mañana (dejamos momentáneamente de lado a Boca, que se sumará en semis). Este angustiante tiempo de inactividad oficial, contó a EL TIEMPO Javier Burgos, entrenador tricolor, aportó el marco ideal para evoluciones físicas de algunos jugadores (tal el caso de sus delanteros), pero atentó –aunque los efectos se verán en cancha– contra el desarrollo natural que tiene cualquier sistema de juego que necesita nutrirse de la continuidad en la práctica, no obstante sus imperfecciones. “Yo creo que no le viene bien a nadie”, dice el DT de Chaca, quien también se encarga de elogiar al rival del sureño en cuartos (“Vélez ha llegado a esta instancia sin que nadie le regale nada”) y de reconocer que “los rivales van mejorando y de a poco van encontrando la manera de jugarle mejor a Chacarita, y eso te lo hace más difícil” cuando se le consulta sobre si el actual, es un periodo de transición en el máximo plantel funebrero.

 

–¿Cómo gravitó en Chacarita esta inactividad tan prolongada?

–En cuanto a recuperación de jugadores, ha gravitado bastante bien, si bien ya hace una o dos semanas que los que teníamos en recuperación ya estaban prácticamente aptos para jugar. Después, en cuanto a lo futbolístico, supongo que a todos nos debe pasar más o menos lo mismo: con la ansiedad lógica de que esto se solucione y que arranque cuanto antes. Veremos, después de estos dos partidos, quién puede decir si le vino bien o no este parate. Yo creo que no le viene bien a nadie.

–Cuando hablás de recuperación de lesionados, ¿qué tipo de lesiones tuvieron que afrontar?

–En los últimos partidos no estuvieron con nosotros ni Mariano Escribano ni Gonzalo Raidigos quienes, prácticamente en la última fecha, ya estaban para jugar. Este parate los recuperó del todo y ya están a las órdenes del cuerpo técnico. Después, Marco Duarte, que tenía una o dos semanas más por una distensión en la rodilla.

Pero ahora, en un partido amistoso de la semana pasada, lo perdimos -por lo menos para este domingo y no sé si también para el otro- a Alejandro García por un esguince tobillo, que si bien no fue demasiado fuerte, es esguince al fin.

–¿Has planteado variantes profundas en la estructura del equipo? ¿Este mes te dio el margen como para experimentar un poco más que lo que puede hacer entre domingos continuados?

–Básicamente reforzar un poco lo que uno viene haciendo. Y cuando hay algo que no sale, nos planteamos con Facundo que es necesario buscarle la vuelta para hacer otra cosa.

Al esquema de juego nosotros no lo hemos cambiado. Por ahí cambian algunos nombres y son diferentes características, lo interpreta distinto y algo puede variar. Algunas veces podemos trabajar y a veces no, porque si bien estuvimos un mes parados, pasa que un jugador, por trabajo, falta al entrenamiento o entrena en otro horario y sucede que hay ideas que no las podemos trabajar de lleno, de manera completa.

–Pareciera haber una gran expectativa por Vélez, por ver si consolida su muy buena campaña y ver, también, cómo afronta emocionalmente esta clasificación lograda. ¿Qué observación tenés vos de Vélez en ese sentido?

–De lo que estoy seguro es de que Vélez ha llegado a esta instancia sin que nadie le regale nada. No sé si perdió con alguno de los otros seis que estamos ahí arriba, es el único que le ganó a Boca y no perdió con Alumni, no perdió con Athletic, no perdió con nosotros, que somos los que en los últimos años venimos peleando arriba.

Entonces, creo que esta campaña sirvió para que le tengamos un respeto muy importante, porque han sabido en estas trece fechas lograr clasificar.

Nos vamos a encontrar con un rival que (conociendo a su cuerpo técnico) no se va a conformar con esto que logró y que va a ser, lógicamente, sumamente duro.

–Chacarita mantiene el reconocimiento por su juego y su carácter, al tiempo que se observa que hay jugadores representativos que ya no están o pasan a un segundo plano. Desde adentro, ¿ustedes advierten esta época como de transición o es pura superstición ajena? Robándole la expresión al básquet nacional, ¿la generación dorada está dejando su lugar a otros?

–Espero que no, porque el básquet acaba de quedar afuera (risas). Hay algo de eso, no es que se te ocurre a vos nomás. Nosotros que hemos estado desde 2012 a la fecha, hemos jugado todos los años una final y perdimos solamente la del año pasado con Piazza. Pero todo nos costó a nosotros, no es que pasábamos por encima a los rivales.

Creo que a medida que van a cambiando algunos jugadores, se va renovando el plantel y eso hace que, en algunos momentos, cueste encontrar el funcionamiento. También pasa que los rivales van mejorando y de a poco van encontrando la manera de jugarle mejor a Chacarita, y eso te lo hace más difícil, desde ya.

Nosotros no hemos tenido un gran campeonato y, sin embargo, terminamos quedando terceros en la fase regular…por méritos propios primero y por circunstancias ajenas en las últimas fechas, por equipos que perdieron puntos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *