TRIATLÓN “CIUDAD DE AZUL”

No hubo sorpresas: ganó Morandini

<
>

El atleta de Ramos Mejías se impuso en la XXIX edición del Short con un tiempo de 56m46s, mejor marca histórica desde que se realiza sobre esta distancia. Entre las chicas, venció la marplatense Verónica Ortega. Los mejores azuleños fueron Nicolás Cachenaut y Johanna Pennella. 

 

En este tipo de competencia suele haber imprevistos o sorpresas, pero nada de eso ocurrió ayer en Azul. Flavio Morandini venía como gran candidato y no defraudó, y merced a un ritmo sobresaliente hizo suya la XXIX edición del Triatlón “Ciudad de Azul”. Entre las damas, la vencedora fue la marplatense Verónica Ortega.

El atleta de Ramos Mejías completó el recorrido de 750 metros de natación, 20 kilómetros de ciclismo y otros 5 kilómetros de pedestrismo en 56m46s, siendo la mejor marca que se registra en esta ciudad desde que se corre sobre esta distancia.

En el trayecto de la natación en el Balneario Municipal, Morandini y Santiago Beltrán, a la postre su escolta, fueron los que marcaron el ritmo, se cortaron bien adelante y completaron el recorrido en poco menos de 10 minutos, con un gran ventaja sobre el resto del pelotón.

La paridad en la punta se mantuvo en el ciclismo. A pesar de que el atleta de Ramos Mejía lo hacía en una bicicleta de ruta –no en una de contrarreloj, como se utiliza en estas pruebas–, seguía luchando por sostener la vanguardia de la competencia. Más atrás se ubicaban Christian Carletto, Nicolás Cachenaut y Alfonso Sisamón.

En la etapa de pedestrismo con la que concluyó el tria, Morandini definió la carrera. Si bien en los primeros metros lo separaba de Beltrán una distancia muy corta, enseguida el ritmo del vencedor se tornó imparable y le permitió construir una diferencia amplia, que sostuvo sin sobresaltos para quedarse cómodamente con la victoria (además de marcar el récord Short para Azul).

Al minuto arribó Santiago Beltrán a la meta, en la segunda posición; en sucesión de continuidad hicieron lo propio los marplatenses Christian Carletto y Alfonso Sisamón –tercero y cuarto– y, en el quinto lugar, el azuleño Nicolás Cachenaut.

Entre las damas la vencedora fue Verónica Ortega. La marplatense repitió el triunfo conseguido en 2014 en el Olímpico. Ortega se impuso a dos muy buenas triatletas, de velocidad, como lo son Brenda Rosso, oriunda de Gran Bs. As., y Camila Makre, de Ramos Mejía. La mejor azuleña fue Johanna Pennella, dueña de la sexta ubicación en la general femenina, al cabo de una sobresaliente disputa que le permitió mejorar su propia marca de 2015.

Más de una veintena de atletas de Azul le dieron un toque especial a esta competencia (dos de ellos clasificaron en los respectivos top ten, Cachenaut y Pennella), que fue organizada por el CEF 35 y que contó con el apoyo del Municipio local; el tria corrido ayer se enmarcó en la tercera fecha del campeonato de la Federación Bonaerense de Triatlón (FeBoTria).

Una fiesta se vivió ayer en el balneario (fiesta en sentido literal, más allá de lo deportivo, pues una vez entregados los premios hubo baile en el balneario). Como es habitual, el nivel de triatletas fue alto, uno de los motivos por el cual los azuleños volvieron a acompañar masivamente cada alternativa de la 29º edición. Cada uno de estos elementos (y muchos otros) hacen que el triatlón de Azul siga mejorando año a año, merezca el elogio de los mejores competidores y haya devenido en una de las carreras más tradicionales del país.

Beltrán: “Traté de lograr una diferencia en la bici”  

10012016_34_gente

Por segundo año consecutivo, Santiago Beltrán ubica el segundo lugar del podio general del triatlón local. El año pasado debió soportar el estupendo andar de Taccone, mientras que en 2016 le tocó darle pelea a un notorio Morandini. Al cabo de la competencia de ayer, el atleta de Capital Federal se mostró satisfecho por su rendimiento y a la espera de que una tercera chance sea la que lo corone en Azul.

–¿Qué matices particulares tuvo tu devenir en el Tria?

–Estoy muy contento con el resultado obtenido. Estar acá es un placer, por la organización y por cómo se brinda la ciudad, cómo se vuelca la gente a la calle. No en todas las carreras pasa lo mismo y estar corriendo y sentir el aliento de la gente es reconfortante, te dan ganas de ir más rápido.

–¿En qué tramo considerás que Morandini gravitó definitivamente?

–Salimos del agua juntos y yo traté de lograr una diferencia en la bici; yo al tener la bici a contrarreloj pensé que le iba a hacer una diferencia mayor, pero él se mantuvo cerca. Y en la transición se me fue 5 metros y arrancó a una velocidad que yo no pude seguirlo. Ahí se me fue 15, 20 metros que fue lo que después se acomodó y corrimos los dos a la misma velocidad. Ese arranque explosivo del principio fue lo que hizo la diferencia en la carrera.

–Pese a esa diferencia, el mano a mano con Morandini tuvo su atractivo

–Flavio está en un gran momento. Nadó sin traje, y lo que hacemos triatlón nos damos cuenta que tenés una gran diferencia nadando con traje. Y, como te dije antes, lo de la bicicleta: al tener bici contrarreloj, también tenés una gran ventaja. Pero lo que pasa es que Flavio está intratable.

–¿Dan ganas de volver?

–¡Sí, por supuesto! Dicen que la tercera es la vencida.

Morandini: “Mejor de lo que pensaba”   

Salida del parque cerrado, inicio del pedestrismo. Morandini adelante, Beltrán -y sus esfuerzos- detrás.

Salida del parque cerrado, inicio del pedestrismo. Morandini adelante, Beltrán -y sus esfuerzos- detrás.

La presencia de Flavio Morandini en el 29º Triatlón Short Ciudad de Azul presuponía también la presencia del ganador de la prueba; ni subestimación ni irrespeto por los otros triatletas de punta, sólo que (como lo aseguró el propio Santiago Beltrán) “Flavio está intratable”.

Ayer, casi inmediatamente que cumplimentado el recorrido en tiempo récord, el joven de Ramos Mejía volvió a charlar con EL TIEMPO, tal como lo había hecho el viernes. “Me sentí muy bien –reconoció enseguida–, mejor de lo que pensaba. En natación estaba el agua fría, pero la pude hacer rápidamente, pese a que tuvimos una largada muy golpeada…muy golpeada. Después pude regular bien la bicicleta y correr a un buen ritmo”.

–¿Había más viento del esperado en la ruta?

–Sí, sí. Yo pensé que sería a ruta pelada, la bicicleta con la que corrí es más para pelotón, así que tuve que hacer un poco más de fuerza. Pero, igual, me sirve muchísimo esta carrera, estoy muy contento.

–¿En qué segmento pudiste clarificar la diferencia que te dio el triunfo?

–Intenté hacerlo en natación, pero con Beltrán salimos muy pegados, lo mismo que en bicicleta, muy juntos. Sabía que se definía corriendo, así que desde el primer kilómetro aceleré a morir.

–¿Fue tu debut en Azul: ¿te colmó la prueba?

–Increíble la gente, muy apasionada por el deporte. La verdad es que eso atrae para volver en unos años

Cachenaut: “Lo que uno  mira es el rendimiento”   

Cachenaut: “Es lo que nos va a quedar a la larga, el aliento sincero de la gente”.

Cachenaut: “Es lo que nos va a quedar a la larga, el aliento sincero de la gente”.

El mejor azuleño del Triatlón Short volvió a ser Nicolás Cachenaut, lo cual tampoco sorprendió. Superada una lesión y habiendo optado por un nuevo entrenador, el triatleta azuleño parece alumbrar una pequeña nueva era en su trayectoria deportiva, y el rendimiento consumado en su ciudad ayer alienta todas las expectativas.

“Siento felicidad plena. Fue una carrera sobresaliente para mí por lo pareja. Pensé que iba nadando más o menos y en realidad salí bastante bien ubicado; en la bicicleta siempre trato de hacer diferencia y a pata, de sostener lo más que se pueda”, destacó primeramente al hablar con este diario.

Si bien el quinto lugar es una ubicación destacadísima, Nico prefirió relativizar su mérito e iluminar en su consideración el sobresaliente rendimiento: “El puesto siempre depende de la cantidad de buenos corredores que vengan. Hoy faltaron algunos que siempre me ganan y, entonces, carrera a carrera, el que no está da ventaja porque te deja un puesto. Hoy se dio el quinto, pero lo que uno mira es el rendimiento, y el rendimiento final de hoy fue sobresaliente”.

–Tomando como referencia esa suba en la clasificación en el tria local, ¿qué cambió en vos de un año hasta ahora? Incluso habiendo superado una lesión.

–Cambié de entrenador, básicamente. Mi mentor es Matías Márquez, es la persona que más quiero en este deporte. Él era mi entrenador y nos hicimos tan amigos que ya no nos entrenábamos. Entonces, a partir de este año me entrena Mario De Elías y afilamos algunas cosas; con la nutricionista Elizabeth Claudepierre vamos trabajando cada día más para estar más finos y con un cuerpo cada vez más deportivo. Son esas las cuestiones que hacen que año a año, con la experiencia, con el tiempo de entrenamiento, con horas de calidad, vaya ganando cosas. Eso puede ser un factor importante este año.

–¿Tener una llegada como la de hoy, con tantos azuleños saludando tu rendimiento, qué agrega a este notable desempeño?

–¡Fue alucinante! Hoy como nunca sentí la gente. No sé si porque la gente me va conociendo, si porque uno anda cerca de la punta y entusiasma un poco más. Como si estuviéramos en una cancha de fútbol. Me emocionaba hoy y me emociono ahora al contarlo, eso no tiene precio. En realidad estamos acá por eso, es lo que nos va a quedar a la larga, el aliento sincero de la gente. El puesto…no pasa nada, mañana nos olvidaremos.

Ortega: “Se planteó  una carrera dura”  

Ortega, Rosso y Makrel sobre avenida Pellegrini (los tres primeros lugares de la general de damas), en pleno debate por la cima de las posiciones.

Ortega, Rosso y Makrel sobre avenida Pellegrini (los tres primeros lugares de la general de damas), en pleno debate por la cima de las posiciones.

Verónica Ortega tenía mojones de victoria en Azul: el antecedente inmediato a lo sucedido ayer era el Triatlón Olímpico desarrollado en noviembre de 2014, oportunidad en que fue la mejor de las damas. Este sábado, la marplatense volvió a obtener el mayor lauro femenino, en un contexto deportivo “con mucho nivel”.

 

–¿Qué tan lejos estuvo la realidad de lo que habías previsto o anhelado?

–Fue una prueba con mucho nivel, que no lo esperaba. Eso le hace muy bien a la ciudad de Azul y al triatlón de la zona. Muy buena carrera, el clima se prestó y estuvo super agradable para correr, nadar y pedalear. Se me planteó una carrera dura, pero cuando tuve que esforzarme pude rendir lo suficiente; vengo entrenando muy bien después de un parate largo que tuve.

–¿Qué etapa, o que lapso de una etapa, te reclamó mayor esfuerzo?

–El trote fue todo un desafío, porque al correr con las dos chicas de punta, que corren otras distancias y que son mucho más rápidas que yo, el desafío era aguantarlas un poquito. Después me la jugué a pasarlas, logré sentirme cómoda y empecé a apretar hasta hacer una diferencia. En el final me solté un poquito y terminé bien, con un margen no muy amplio pero suficiente para ganar. Muy conforme me quedé.

–Otros colegas comentaron del viento que, en la etapa de ciclismo fundamentalmente, generó alguna complicación. ¿Qué escenario advertiste vos?

–La verdad que yo iba muy concentrada en la punta, así que nunca sentí el viento. Sí un poco de viento de costado o en contra, nunca a favor, pero como iba a la caza de las de adelante, me sentía muy cómoda y fuerte porque les iba acortando distancia.

Pennella: “Buscaba  mejorar el tiempo”  

Johanna Pennella se sigue descubriendo como atleta, al tiempo que la gente continúa descubriendo todo su talento como triatleta. Cuando ayer atravesó la meta emplazada en el balneario, confirmó primeramente que había mejorado su marca de 2015 e, instantes después, que había clasificado como la mejor dama azuleña del triatlón y sexta en la general.

 

–¿Te fue posible o necesario plantear una estrategia para abordar el tria?

–No pensé nada porque este año recién empiezo andar con bici de tria. Yo buscaba mejorar el tiempo: el año pasado hice 1 hora 23 minutos y ahora 1 hora 10, 11 minutos. Para mí es un cambio, totalmente. Además, este año empecé a entrenar con Mario Pennella y me ayudó un montón. Estoy muy contenta.

–¿Esa mejora en el registro de un año al otro, tiene que ver con un cambio que pueda haber presentado esta edición del triatlón o un cambio personal/deportivo?

–Durante todo el año fui cambiando los entrenamientos, la alimentación, le dediqué más tiempo a todo esto. Además, el tener a alguien que me guíe, que me acompañe y que me siga, eso cambió un montón. Antes yo entrenaba por mi cuenta, salía a hacer lo que se podía; por el tema de trabajo también se complica prepararse mejor.

PRINCIPALES POSICIONES

GENERALES DEL TRIATLÓN-

 

General Caballeros:

1º Flavio Morandini (Ramos Mejía)

2º Santiago Beltrán (Haedo)

3º Christian Carletto (Mar del Plata)

4º Alfonso Sisamón (Mar del Plata)

5º Nicolás Cachenaut (Azul)

 

General Damas:

1º Verónica Ortega (Mar del Plata)

2º Brenda Rosso (Gran Bs. As.)

3º Camila Makre (Ramos Mejía)

4º Noelia Fernández (CABA)

5º Carolina Cardozo (Gran Bs. As.)

Verónica Ortega celebra el triunfo en el Triatlón de Azul

Verónica Ortega celebra el triunfo en el Triatlón de Azul

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *