EMBARGOS A EMPLEADOS MUNICIPALES 

“No se puede permitir que se siga estafando al empleado municipal”

Los dirigentes del SOEMPA Paulina Marino y Luis Galloso hablaron ayer con este diario por los nuevos embargos que llegaron a trabajadores municipales, a raíz de créditos que en su momento solicitaron a través del STMA. En ese sentido, explicaron que en marzo, 28 empleados comunales volvieron a ver resentidos sus sueldos por los descuentos que recibieron. Apuntaron directamente hacia Omar Varela y advirtieron que cuando el histórico gremialista quede libre -hoy está cumpliendo prisión domiciliaria- “los trabajadores seguirán embargados”. 

Paulina Marino y Luis Galloso, dirigentes del SOEMPA, informaron ayer que en los últimos meses continuaron llegando embargos a trabajadores municipales. NACHO CORREA
<
>
Paulina Marino y Luis Galloso, dirigentes del SOEMPA, informaron ayer que en los últimos meses continuaron llegando embargos a trabajadores municipales. NACHO CORREA

Siguen llegando embargos a trabajadores municipales, producto de créditos que  solicitaron hace años a través del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul -STMA-. Así lo aseguraron ayer al hablar con este diario Paulina Marino y Luis Galloso, secretaria General y secretario Gremial, respectivamente, del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Azul -SOEMPA-.

De acuerdo a lo que explicaron los dirigentes, se trata de créditos pedidos hace varios años que no fueron pagados y que, pese a las notificaciones de las entidades crediticias, no ingresaron en su momento en los descuentos. Así, ahora deben pagar “mucha plata” porque al préstamo se le suman los intereses.

Ambos apuntaron directamente a Omar Varela como el responsable de la situación y advirtieron que en la lista de embargos que llegó al municipio hay personas fallecidas, empleados que ya no pertenecen a la planta comunal y también jubilados.

Créditos más intereses    

“Hay exactamente 28 nuevos embargos que han entrado a trabajadores municipales en  marzo, aproximadamente. Nosotros venimos investigando el tema hace un mes, haciendo las averiguaciones correspondientes”, señalaron los dirigentes al inicio de la nota que ayer dieron a este diario.

Inmediatamente advirtieron que cuando tomaron conocimiento de la situación, “nos acercamos a hablar con gente de la Municipalidad y, a parte, pudimos conseguir el listado de los compañeros que están afectados por estos embargos, que en algunos casos llegan a sumas siderales, teniendo en cuenta los sueldos municipales. Tenemos compañeros que están embargados en 90.000 pesos”, sostuvieron.

Consultados de qué son esos embargos, explicaron que “son créditos que se tomaron hace años a través del STMA y que no habían entrado en su momento. Es que si un empleado tenía por ejemplo tres embargos, entraba uno solo banco y los otros seguían esperando. Las cifras son tan altas porque, además del crédito, tienen que pagar los intereses”.

Añadieron que “esto viene de larga data y, lamentablemente, lo vamos a seguir sufriendo por mucho tiempo porque esto se sigue dilatando”.

Las entidades que daban los créditos son los bancos Columbia, Credicoop, Sol y Piano, y la financiera Devicenzi de Mar del Plata. “Son los famosos y tristemente célebres bancos con los que en su momento la gente del STMA terminó estafando a los empleados municipales”, sostuvieron, para luego responsabilizar exclusivamente de esta situación a “Omar Varela. Él es el responsable que, dicho sea de paso, está condenado por hechos de estas características. Cuando Omar Varela quede libre, los trabajadores van a seguir embargados”.

“Hablamos de mucha plata”    

Marino y Galloso advirtieron luego que “por respeto a los compañeros, no vamos a hacer públicos sus nombres y apellidos. Todos los que quieran saber sobre la situación, que se acerquen a hablar con cualquiera de nosotros que los vamos a asesorar”.

No obstante, mencionaron que en el listado oficial que consiguieron “hay gente que falleció, otros jubilados y también hay quienes ya no pertenecen al municipio. Aún así, los embargos siguen llegado a la Municipalidad”, ya que es la comuna la que, ante las presentaciones judiciales de las entidades crediticias, traslada los descuentos a los recibos de sueldo.

Añadieron que “estamos hablando de mucha plata” y marcaron un ejemplo concreto. “Tenemos un compañero con un embargo de 15.454,73 pesos. Mensualmente le descontaban 1.727,21 pesos, pero después de que los municipales tuvimos un aumento del 10 por ciento del valor del módulo, a este compañero pasaron a descontarle 2.200 pesos”, indicaron.

Pero no quedaron ahí sus comentarios. Advirtieron que en cada paritaria salarial “nosotros siempre queremos que vaya todo al básico, es decir en blanco. Sin embargo, entendemos por qué la gente del STMA termina queriendo negociar valores en negro: es para que no les toquen los sueldos a los empleados municipales y no se vea reflejado en el básico los embargos que tienen”.

Paralelamente, señalaron “tenemos que empezar a hablar como corresponde. Sabemos perfectamente que cuando en 2015 se produjo un quiebre entre la gestión de José Inza y la gente del STMA, el gran problema del sindicato era que no quería hacer pública esta situación. Querían que los embargos se siguieran reteniendo desde el municipio, y como tenían una relación de amistad y de negociados, frenaron los embargos en aquel momento”.

“El responsable de todo es Omar Varela”   

Los dirigentes del SOEMPA remarcaron en otro tramo de la nota que “hay mucha  desinformación al respecto. Hay trabajadores que se enteran cuando van a cobrar y ven el descuento. La mayoría no sabe de qué se trata ni cuánto les queda por pagar. Es más, las notificaciones de los embargos ni siquiera le llega al trabajador a su domicilio, sino que llegan al sindicato”.

Consultados si los damnificados tienen afiliación, indicaron que “hay gente que es afiliada nuestra, otra que no está afiliada a ningún sindicato y muchos están en el STMA. La verdad que esta situación es incomprensible”.

Sobre qué pasos van a seguir con la información que manejan, Marino y Galloso explicaron que “ya pusimos en conocimiento de la situación a la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Buenos Aires, a la cual pertenecemos, y tanto la entidad como su secretario General, Oscar Ruggiero, nos dieron todo su apoyo para seguir adelante”.

Además, dijeron que también los acompaña el abogado de la Federación, José Fornasero, “con quien vamos a intentar nuclear en una reunión a los trabajadores damnificados para asesorarlos, porque hay cosas que se pueden hacer”.

En cuanto al plano municipal, aseguraron que le solicitaron una reunión al intendente Hernán Bertellys “y estamos a la espera de que nos responda. Queremos ponerlo en conocimiento, más allá de que lo tiene que estar sabiendo perfectamente. Necesitamos juntarnos con él, con Vieyra (Alejandro, jefe de Gabinete y Gobierno) y otros funcionarios porque se tiene que hacer algo”.

Apuntaron que “no se puede permitir que esta gente siga estafando al empleado municipal, cuando en realidad estamos para defenderlos”.

Indicaron que la mayoría de los 28 trabajadores “ya tenían embargos anteriores. Primero les descontaron uno, ahora les descuentan otro y les van a seguir llegando”.

En ese marco subrayaron por último que “hay empleados municipales que se han muerto embargados y hay jubilados que hoy siguen estando embargados. Es una locura y el responsable de todo es Omar Varela”.

 

“AMIN Y EL SOEMPA NUNCA TUVIERON NADA QUE VER ENTRE SÍ”

Durante la nota con este diario, los dirigentes Paulina Marino y Luis Galloso también hablaron de la Asociación Mutual de Integración Municipal -AMIN-, que cuando fue creada en 2009, Rubén Rodríguez -en aquel entonces secretario General del SOEMPA y presidente de AMIN- la presentó como una nueva entidad que pertenecía al gremio y que brindaría diferentes servicios a los trabajadores comunales y a los afiliados a IOMA.

Ocho años después, y como parte de la nueva conducción del SOEMPA, Marino y Galloso aseguraron que “el sindicato y la mutual compartían el mismo local y domicilio, pero nunca tuvieron nada que ver entre sí”.

Recordaron que “era una mutual que en su momento consiguió Rubén Rodríguez y armó la comisión con los mismos nombres de la comisión directiva del sindicato”.

Pasado el tiempo, indicaron que “cuando el año pasado ganamos las elecciones y asumimos la conducción del SOEMPA, la desvinculamos totalmente porque nunca estuvimos de acuerdo ni con AMIN ni con los manejos que se hicieron”.

Consultados quién manejaba la mutual, si sólo Rodríguez o intervenía toda la comisión, aseguraron que “siempre la manejó Rubén Rodríguez con Sergio Pacheco. Nosotros lo que sí le dijimos a Rodríguez en su momento es que no queríamos que la mutual estuviera en el mismo espacio físico que el gremio, así que le pedimos que se la llevara”.

En cuanto a su funcionamiento, advirtieron que “tenemos entendido que no sigue funcionando, es más creemos que la cuenta de AMIN está cerrada y que no tiene afiliados”.

Para reafirmar que entre ambas entidades no existe vínculo, marcaron que luego de asumir en el gremio “le pedimos a Rodríguez ciertas explicaciones a raíz de diferentes problemas que tuvimos en el sindicato. Nos dijo que no nos correspondía a nosotros como comisión directiva del SOEMPA hacer ciertos cuestionamientos porque era totalmente distinto y estaba desvinculada del SOEMPA. Nosotros entendiendo esta situación, le pedimos que desaloje la sede y lo hizo”.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *