“No se trata solamente de una cuestión paritaria, también peleamos contra el intento de vaciamiento de la educación”

Así se lo expresó durante la charla que mantuvieron con este medio, Marcelo Gandini, secretario de Prensa y Relaciones Institucionales de ADUNCE, y los profesores de la UNICEN Victoria Martínez y Alberto Lencina. En la oportunidad se brindaron detalles acerca de la medida de fuerza que comenzaron a realizar ayer los trabajadores de las 57 universidades públicas del país.

  Marcelo Gandini, secretario de Prensa y Relaciones Institucionales de ADUNCE, y los profesores Alberto Lencina y Victoria Martínez, se refirieron al paro que están desarrollando los trabajadores de las 57 universidades públicas del país. FOTOS NICOLÁS MURCIA


Por Javier Ciappina de la Redacción de EL TIEMPO
jciappina@diarioeltiempo.com.ar
Con el pedido de “un aumento salarial y un mayor presupuesto” como principales estandartes, los docentes universitarios de todo el país comenzaron ayer un paro por 48 horas.
Según se indicó,  la huelga de los trabajadores de las 57 universidades públicas nacionales se relaciona con “la negativa del Gobierno a convocar a una reunión paritaria y presentar una propuesta salarial que supere el techo del 15 por ciento”.
Para brindar detalles acerca de la medida de fuerza y sobre la situación que atraviesan los docentes universitarios, dialogaron ayer con EL TIEMPO, Marcelo Gandini, secretario de Prensa y Relaciones Institucionales de ADUNCE, y los profesores Victoria Martínez y Alberto Lencina.
“No hay oferta de nada”
En principio Lencina señaló que la paritaria venció el 28 de febrero de este año y “después de eso se llamó a una reunión, pero lo único que se trató fue qué porcentaje iba a dispararse en la cláusula gatillo que se cerró el año pasado”. Pero, en la oportunidad, no hubo oferta salarial de parte del gobierno. Eso sucedió el 12 de marzo.
En la continuidad de la entrevista, el docente e investigador de la UNICEN agregó “que el 19 de marzo se reunió una comisión técnica para definir cuál era el porcentaje de la cláusula gatillo y se logró un acuerdo: el 2,77 por ciento. A partir de ahí quedaba por definir desde cuándo se iba a aplicar la misma, si era desde noviembre o desde febrero…pero nunca más se convocó a nada. No hay oferta de nada; no hay convocatoria a paritarias”. Ante ese escenario, “donde previamente te ponen un techo a la paritaria, que cada vez está más lejos de lo que se prevé que será la inflación, es que se resolvió la medida de fuerza”.
“No es solamente una cuestión de paritarias”
Por su parte, Martínez expresó que “además hay una cuestión muy importante con los docentes, que se da en todos los ámbitos de la educación, y es que no sólo se llega a esta medida de fuerza -que para nosotros es drástica y no nos hace felices- por una cuestión de paritarias. También hay un recorte en el presupuesto de la universidad y hay problemas en el CONICET, en las áreas de investigación. Asimismo, la universidad tiene parte del sistema educativo obligatorio, tiene educación media (Secundaria); y esto también peligra con estos recortes”.
“Las escuelas secundarias tienen un sistema de becas que antes eran otorgadas de acuerdo a análisis y evaluaciones de la situación académica y económica de los alumnos. Ahora es casi una especie de sorteo y con muchísimo menos dinero”, señaló la docente de la UNICEN.
“No es solamente una cuestión de paritarias, también estamos peleando contra el actual intento de vaciamiento de la educación”, resaltó.

“En el caso específico de nuestra universidad estamos en falta con la ‘famosa’ planilla B, que el presidente Mauricio Macri anunció a mitad del año pasado, mediante la cual se nos destinaba -para toda la UNICEN- 45 millones de pesos, pero solamente se ejecutaron 15 millones de pesos y después no llegó nada más”, expresó Marcelo Gandini. . FOTOS NICOLÁS MURCIA


“Están apuntando a deteriorar la calidad de la educación pública”
En otro tramo de la charla Gandini hizo hincapié en que “en el caso específico de nuestra universidad estamos en falta con la ‘famosa’ planilla B, que el presidente Mauricio Macri anunció a mitad del año pasado, mediante la cual se nos destinaba -para toda la UNICEN- 45 millones de pesos, pero solamente se ejecutaron 15 millones de pesos y después no llegó nada más”.
“En realidad era un soporte de funcionamiento por el incremento de servicios y los demás aumentos que hubo el año pasado”, explicó el secretario de Prensa y Relaciones Institucionales de ADUNCE.
De igual forma, Lencina manifestó que “es un panorama complicado para todos y nosotros no estamos separados del conjunto. Creo que desde el Gobierno se está apuntando seriamente a deteriorar la calidad de la educación pública en general, porque no estamos hablando de salarios solamente sino del contexto integral de funcionamiento de las universidades”.
“Se anuncian recortes en los presupuestos y cuando uno mira el conjunto del presupuesto de toda las universidades, tal vez ese recorte pueda no parecer mucho. Pero cuando se observa lo que eso significa para el funcionamiento de las universidades, quitando los salarios, ese dinero es muchísimo. Entonces, lo que es infraestructura, lo que es funcionamiento relacionado con servicios, lo que tiene que ver con proyectos de investigación y con el mantenimiento de las cátedras, se ve seriamente jaqueado con estas políticas. Ese reclamo en conjunto es el que se está llevando adelante”, destacó el docente de la UNICEN.
“Están vaciando la educación”
Por otra parte, Martínez consideró que “todas las políticas neoliberales que está llevando adelante el gobierno tienden a la flexibilización en otras áreas laborales, y en nuestro caso en particular -ya que no escapamos a la situación del conjunto de la clase trabajadora del país- tienden a decir que las universidades privadas son una opción; como también lo hacen en la Educación Media, con esto de las evaluaciones Aprender, quieren hacer creer que está todo mal, que los docentes no se forman”.
“Quieran cargar las tintas contra la educación pública y sus representantes, cuando en realidad son las políticas del gobierno la que tienen que estar en la mira, más allá de que nos gusten o no las caras de quienes nos presentan, o de que seamos o no representativos de la totalidad. Hay una realidad de las universidades, y de todo el sistema educativo, que indica que están vaciando la educación”, añadió Martínez.
A la espera de una convocatoria del Gobierno
Sobre el final del diálogo con este matutino, Lencina opinó que “hay una tendencia a transformar conceptualmente la idea y llevarla hacia a que la educación es un privilegio y no un derecho”.
Al hacer alusión a los pasos a seguir en el marco de este plan de lucha, Gandini comentó que “continuaremos esperando un llamado a paritaria, y si no lo hay, realizaremos asambleas en las cuales decidiremos el mandato que vamos a llevar a la confederación”, concluyó.

EL DATO  
De acuerdo con lo informado por Marcelo Gandini, secretario de Prensa y Relaciones Institucionales de ADUNCE, la adhesión al paro en la UNICEN “es muy alto”. Además, expresó la adhesión de los docentes universitarios a la lucha del conjunto de los trabajadores de los diferentes niveles de la educación.  

“Hay una realidad de las universidades, y de todo el sistema educativo, que indica que están vaciando la educación”, destacó la profesora Victoria Martínez.


 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *