ENTREVISTA CON CHANGO SPASIUK

“No siento que mi camino a la música sea una carrera”

El Chango Spasiuk en el Complejo Cultural San Martín en el cierre del Festival Cervantino en el año 2013. Ofreció un espectáculo de primera calidad.
<
>
El Chango Spasiuk en el Complejo Cultural San Martín en el cierre del Festival Cervantino en el año 2013. Ofreció un espectáculo de primera calidad.

Esto lo sostuvo el reconocido acordeonista misionero en diálogo con EL TIEMPO. El miércoles actuará en el Salón Cultural, en el Ciclo de Café Concert, organizado por la Dirección de Cultura. Presentará un repertorio que abreviará todos sus discos.  Ese mismo día, pero a las 17, ofrecerá una clínica gratuita en el mismo lugar.

De origen ucraniano, el Chango Spasiuk se crió en un ámbito que recibe las influencias de Brasil, Paraguay, las comunidades indígenas, los “criollos” y los inmigrantes de distintas nacionalidades. De esa mixtura, argumentan los entendidos, nace esa expresión musical que, sin más, es la resultante natural de la combinación de las músicas naturales agrupadas, acaso equivocadamente, bajo el rótulo de “folclore”. Así, como una derivación lógica, Spasiuk pasa de la interpretación de las polcas tocadas por sus familiares al chamamé, “valorando el legado de Cocomarola, Abitbol, Montiel y Martínez Riera entre otros”, se lee en la presentación del sitio www.changospasiuk.com.ar

Su carrera comienza a tomar impulso con la edición de su primer CD, en 1989, y la posterior gira, a través de la cual se inserta en festivales nacionales y provinciales. Empero, las características a menudo incomprensibles de la industria del país hicieron que, así como los primeros cuatro o cinco años de la década del noventa fueran muy fructíferos para su carrera, luego la demanda no sea la misma. Esto llevó a Spasiuk a un profundo replanteo de su propia carrera. Si algún mérito lo distingue es, justamente, el haber conseguido quebrar ciertos prejuicios históricamente arraigados en la gente y su relación con el chamamé pero, además de eso, ha participado en grabaciones o espectáculos de artistas de los más diversos géneros, como rock & roll, pop, jazz, blues, folklore, clásico, electrónica, celta. Su extensa lista de colaboraciones incluye a Mercedes Sosa, León Gieco, Divididos, Raúl Barboza, Jaime Torres, Los Chalchaleros, Jairo, Lito Vitale, Antonio Agri, Ramona Galarza, Luis Ángel Monzón, Antonio Tarragó Ros, Luis Salinas, Xeito Novo, Sebastián Escofet, Mississippi Blues Band y Mimí Maura, entre otros.

El próximo miércoles, Chango estará en Azul nuevamente, luego de haber actuado en el Complejo San Martín en el cierre del Festival Cervantino 2013. Esta vez lo estará haciendo en el Salón Cultural, en formato de Café Concert, bajo la organización de la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Azul.

EL TIEMPO dialogó telefónicamente con el reconocido acordeonista, quien contó variados aspectos de su música, y anticipó qué estará haciendo en esta ciudad.

 

“Me gusta mucho cómo está sonando lo que estamos haciendo”  

“Es un formato que no es la primera vez que toco porque lo hice mucho en giras por Europa, pero la gente en Argentina está acostumbrada a ver formatos más grandes. Aunque para hacer esta gira hemos formado este tipo de formatos que otorga cierta movilidad y flexibilidad”, dijo Chango al principio de la charla, refiriéndose al Café Concert que lo traerá por Azul.

Agregó que “arrancamos el 11 de junio y terminamos el 23, así que hemos estado todos los días en diferentes pueblos, lugares nuevos, algunos no tanto; es decir en los que ya habíamos estado y otros que no. Pero son pequeños y son formatos que a mí me gustan mucho porque uno tiene que desarrollarse más porque en un recital ‘grande’ se distribuye la música entre todos”.

Asimismo señaló que “el Café Concert es un formato más íntimo pero también más intenso. Porque ponemos mucho para llenar lugares entre tres musicalmente hablando y eso le da una dinámica y una espontaneidad a la música que a mí me hace disfrutar muchísimo. Me gusta mucho cómo está sonando lo que estamos haciendo ahora”.

Por otra parte habló sobre el género musical que compone.“Indudablemente estoy parado en la tradición del chamamé, vengo de la Provincia de Misiones, entonces soy un músico del chamamé y a veces es tocar todos los ritmos que haya en la región. Pero cuando vengo de la Provincia de Misiones, que es una zona más fronteriza en el sur del Brasil o del Paraguay, y con tantos inmigrantes se le suman las polcas rurales y todo eso hace al sonido de toda la región. Es ahí donde estoy parado junto con mi música. No estoy pensando en dónde estoy encasillado porque es difícil encasillarse. No soy un chamamecero tradicional, pero de alguna manera estoy parado en una tradición”, explicó.

Consultado sobre en qué momento de su carrera se encuentra, sostuvo que “no siento que mi camino a la música sea una carrera; sí siento que hay una cierta madurez en mi música y que me gustan muchas cosas que he encontrado y me siento cómodo con el sonido acústico que tengo ahora. Me gustan cómo suenan mis últimos discos en especial, pero por más que uno haya recorrido mucho camino o haya hecho muchas cosas siempre está pensando qué podría hacer mejor o si la capacidad de síntesis podría ser mejor. Esa búsqueda es incesante, nunca se termina. Nunca hay un lugar donde terminar, sólo encontrar la paz o, como dice Atahualpa, ‘encontrar la sombra que el corazón ansía’”.

Sobre el proceso de composición y esta búsqueda de paz interior dijo mencionó que “a veces tenemos como un mandato social en especial que lo sufren más las generaciones nuevas porque están pidiendo resultados inmediatos como sinónimo de éxito. Y el éxito se mide en cantidad de dinero, en cuestiones materiales, en consideraciones y creo que lo único que te sostiene en el camino en sentirse en paz y en paz en el sentido de que uno siente que eso que está haciendo es algo constructivo para los demás. Esa disciplina que uno eligió o que está transitando no tiene que ver con el entretenimiento o el espectáculo sino con la cultura, con la historia, con la tradición, el lugar donde uno nació; seguir buscando lo que buscaban tus antecesores más que repetir lo que hacían los abuelos es continuar buscando y eso hace que uno se sienta con esa palabra que encontré ‘en paz’”.

“En Azul –advirtió- estaremos haciendo un repertorio muy variado porque no hay disco nuevo. Vamos a hacer un concierto que pase por mis últimos discos y mi manera contemporánea de componer y de entender esta tradición. Será un concierto que hace a un repaso a una parte de mi música con un repertorio variado y bastante amplio. Porque la excusa de esta gira no es presentar un disco sino salir a tocar y de acercarnos con esa esperanza que surja un buen momento o estar en una fiesta de un pueblo o algo y de articular todos esos lugares”.

Añadió: “Quiero mandar saludos a toda la gente de Azul y me da muchísima alegría poder visitarlos y poder tocar un poco de mi música para toda la comunidad”.

 

Clínica gratuita –

Por otra parte el acordeonista azuleño Juan Carlos Latini, también en diálogo con EL TIEMPO, adelantó que el Chango Spasiuk ofrecerá una clínica abierta a todo público el miércoles a las 17 horas en el Salón Cultural, auspiciado por la AECA. Señaló que “será apta para todo público y sobre todo para músicos. Consistirá en interpretar diversos temas explicando de dónde provienen, cómo son y todos los detalles que ello implica”.

Al mismo tiempo puntualizó que “se realizaron diversas invitaciones como a establecimientos educativos por la importancia de este encuentro con este famoso artista que además de tocar muy bien el acordeón es arreglador y compositor”.

Para terminar aclaró que “estamos en presencia de un músico ‘groso’ como dicen los jóvenes. Para aprovechar esa hora que durará aproximadamente la clínica rogamos a la gente que sea puntual y que no lleve instrumentos”.

 EL DATO

 En el momento que se hizo la entrevista, Chango Spasiuk estaba de gira por el sur, más precisamente en Bariloche. Ayer se presentaba en San Martín de los Andes y luego General Roca, hasta llegar a Azul.  Los músicos que lo acompañarán son Pablo Farhat en violín y Marcos Villaba en percusión.

MÚSICA PARA CINE

En otro tramo de la charla que mantuvo con este diario el Chango Spasiuk anticipó que en julio saldrá un nuevo disco. “Cuando estemos terminando la gira saldrá a la venta mi nuevo disco que se llama ‘Otras músicas’ que he compuesto para cine en estos últimos diez años. Además es un costado que poca gente conoce de mí, es de compositores de películas y es como alguna manera de que esa música se comparta con la gente que me sigue o que me escucha. Ese en julio estará en la calle”, indicó.

Por añadidura apuntó que “estará compuesto por obras compuestas para o usadas en filmes, televisión y teatro”.

Un material poco difundido, que nunca Spasiuk interpretó en vivo. Están temas de las películas “Los Marziano”, de Ana Katz; o “Carancho”, de Pablo Trapero; una canción de cuna cantada por Lorena Astudillo y versiones muy personales de “Gloomy sunday”, que popularizó la cantante estadounidense Billie Holiday; o “Seguir viviendo sin tu amor”, inédita y registrada para un proyecto homenaje a Luis Alberto Spinetta.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *