“No va a cambiar nada porque la política económica no la maneja el Gobierno Nacional, la maneja el FMI”

SANTIAGO FRASCHINA

Así lo expresó el economista del grupo EPPA -Economía Política Para la Argentina- durante su estadía en Azul. Su llegada a la ciudad tuvo como finalidad brindar una charla en la Casa de Unidad Ciudadana. En diálogo con los medios locales, también destacó que “tenemos que generar un modelo económico en el cual la rentabilidad productiva sea mayor a la rentabilidad financiera. Un país en el cual se gana más plata depositándola en el banco que poniendo una fábrica, es un país totalmente inviable”.

El economista Santiago Fraschina, integrante del grupo EPPA, brindó una charla en la Casa de Unidad Ciudadana local. La iniciativa se denominó “El rumbo de la economía en un año electoral”. FOTOS NACHO CORREA

Por Javier Ciappina de la Redacción de EL TIEMPO

El economista Santiago Fraschina, integrante del grupo EPPA (Economía Política Para la Argentina) estuvo ayer en Azul. Su visita a la ciudad tuvo como finalidad brindar una charla en la Casa de Unidad Ciudadana. La iniciativa se denominó “El rumbo de la economía en un año electoral” y el objetivo principal, de acuerdo con lo informado, fue el de “propiciar un espacio de encuentro entre los vecinos para conocer las medidas que pueden reactivar nuestra economía y mejorar la calidad de vida de los argentinos”. Antes de comenzar la actividad, Fraschina dialogó con los medios de prensa locales sobre diferentes aspectos de la situación económica actual.

“Van a pulverizar el salario real de los argentinos nuevamente”

En principio, el economista del grupo EPPA fue consultado acerca de si el Gobierno Nacional puede llegar a cambiar el rumbo de la economía teniendo en cuenta que se trata de un año electoral.

En ese sentido, Fraschina aseveró que “no, porque la política económica no la maneja el Gobierno Nacional, la maneja el FMI. Eso está más que claro”.

En ese sentido explicó que “a lo único que aspira hoy Mauricio Macri es a no tener que ‘defaultear’ la deuda este año, porque si lo hace se tiene que ir en forma anticipada”.

En la continuidad de su respuesta, el economista manifestó que “la única forma de no defaultear la deuda es consiguiendo los dólares del Fondo Monetario Internacional, que es el único que le está prestando. Está esperando, por ejemplo, que en marzo le vuelvan a bajar 10.000 millones de dólares”.

“Y como todos sabemos, el FMI te presta dólares pero a cambio de condicionalidades. Te va fijando las políticas económicas. Es más, el Artículo 4 del Fondo Monetario Internacional se llama condicionalidades”, comentó el economista.

Al hacer alusión a esas condicionalidades, Fraschina mencionó que “son las mismas de siempre” para Argentina y para todos los países del mundo a lo que el FMI les presta dólares. “Ajuste fiscal: el presupuesto público que se votó en 2018  para este año, hecho por el FMI, implica un ajuste de  aproximadamente 500.000 millones de pesos. Obra pública cero se va a hacer este año. Aspiraban a las PPP  (Participación Público Privada) pero se les vino abajo porque con la tasa de interés actual, por arriba del 50 por ciento, es imposible que se haga una obra pública en la Argentina”, añadió.

De igual forma, Fraschina subrayó que “también va a haber una caída de los salarios, ya que el FMI está diciendo que la suba de los salarios tiene que ser menor a la inflación, con lo cual van a pulverizar el salario real de los argentinos nuevamente, y así se van a seguir cayendo el consumo y las ventas. Además, el Fondo Monetario Internacional les pide que sigan quitando subsidios a los servicios públicos, razón por la cual siguen aumentando las tarifas, sigue habiendo tarifazos…por eso lo que va a haber este año es una profundización de la crisis económica que veníamos atravesando en 2018. De cuatro años de gobierno de Macri, tres fueron con crisis”.

“El 9 de diciembre de este año, Macri nos va a dejar -si respetan el Presupuesto, aunque yo creo que va a ser peor- una economía con un PBI menor a 2015; una deuda 42 puntos mayor, en comparación al PBI, que en 2015;  un desempleo mucho mayor que en 2015. En definitiva, ningún indicador económico y social va a ser mejor este año que en 2015”, afirmó.

“Energía, comida y combustible barato”

Por otro lado Fraschina apuntó que, en caso de que en las próximas elecciones no resulte vencedor Mauricio Macri, el gobierno que se haga cargo deberá “cambiar 180 grados la matriz, la filosofía, del modelo económico”.

“Tenemos que generar un modelo económico en el cual la rentabilidad productiva sea mayor a la rentabilidad financiera. Un país en el cual se gana más plata depositándola en el banco que poniendo una fábrica, es un país totalmente inviable. Pero eso pasa en la Argentina, en Alemania y en Estados Unidos. Ningún país es viable en ese sentido”, refirió el economista, quien paso seguido añadió que “necesitamos generar un shock  distributivo para que los ingresos de los argentinos aumenten más que la inflación, para que salgan a consumir. Si hay consumo, hay venta. Hay que proteger el mercado interno.  Hay guerra comercial en todos los países del mundo, los cuales compiten a ver quién es más proteccionista; y el único país que abre  las economías a las importaciones es Argentina, destruyendo la industria nacional”.

Fraschina remarcó que “desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri quebraron 10.000 Pymes, que son mano de obra intensiva. El 75 por ciento de los puestos de trabajo los generan las Pymes”.

A su vez, el integrante del Grupo EPPA aseguró que “actualmente las grandes empresas también están en problemas, no sólo las Pymes”.

“Hay algunas condiciones que son básicas para todo proceso de industrialización: energía, comida y combustible barato. Eso lo tenemos que garantizar de alguna manera. Y así se generan puestos de trabajo, porque este gobierno va a dejar también una fenomenal crisis laboral. Vamos a tasa de desocupación de dos dígitos nuevamente, como pasó en la década del ´90. Esa situación social la vamos a tener que resolver rápidamente, reconstruyendo un modelo económico productivo”, concluyó Fraschina.

“Hay algunas condiciones que son básicas para todo proceso de industrialización: energía, comida y combustible barato. Eso lo tenemos que garantizar de alguna manera. Y así se generan puestos de trabajo, porque este gobierno va a dejar también una fenomenal crisis laboral. Vamos a tasa de desocupación de dos dígitos nuevamente, como pasó en la década del ´90”, destacó el economista Santiago Fraschina.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *