“No veo a nadie que desde la política vaya a acompañar el crecimiento de la ciudad”

HUGO PERALTA

En diálogo con este diario, el martillero azuleño describió un panorama un tanto sombrío para la actividad en general. En el orden local cuestionó la falta de inversión en infraestructura. No obstante, estimó que “la demanda de pequeñas viviendas está bien atendida, aunque siempre faltan y van a faltar casas ‘unifamiliares tipo’ de 60 a 80 metros cuadrados para locación y venta”. 

El martillero azuleño Hugo Lionel Peralta trazó un sombrío panorama del mercado inmobiliario.

En medio de un contexto de crisis, donde el rigor económico y algunos indicadores de la realidad hacen que la preocupación de la gente apunte a “sobrevivir” y a pensar más de una vez -cuando de invertir se trata- , el mercado inmobiliario no puede ser la excepción y muestra un retraimiento a la hora de “arrancar”, ante el temor y la incertidumbre de no saber cómo será la “próxima foto” y, más en este presente que se muestra más cercano a fomentar la especulación que la inversión, donde las altas tasas de interés y el valor del dólar son una invitación para poner los ahorros y dejar que las ganancias se multipliquen sin grandes esfuerzos ni sobresaltos para el que cuenta con suficiente poder adquisitivo.

En el marco del Día del Martillero y para conocer la actualidad del sector, este diario dialogó con Hugo Lionel Peralta, un profesional en la materia que cuenta con casi 21 años de trayectoria en esta actividad que lo encuentra actualmente desempeñando el cargo de vicepresidente del Centro de Martilleros y Corredores públicos de Azul.

“En tantos años de profesión me acostumbré a vivir siempre situaciones que han complicado nuestro ejercicio”, comenzó diciendo el martillero y, en ese contexto, recordó “la época del ‘Corralito’ y luego la salida con los cheques financieros y los ahorristas corriendo a salvar sus ahorros con la compra de un inmueble (el que podía)”.

En el mismo sentido evaluó como otro condicionante “la gran ausencia de créditos accesibles para los sectores más postergados y ahora ésto -aludiendo a la situación actual-, que considero como el final anunciado de una película que no deberíamos haber visto”.

“La ciudad crece por espasmos” 

En lo que hace a la situación local, Peralta consideró que “en estos casi 21 años de profesión, siempre observé que Azul carece de infraestructura de servicios y los culpables son los mismos de siempre”. “Acá el desarrollador que no esté dispuesto a llenar las góndolas de las prestadoras de servicios para que luego ellas facturen asumiendo absolutamente todos los costos, está condenado al fracaso del desarrollo”, sentenció y advirtió que “en esas condiciones, son pocos con el coraje y la billetera dispuesta a asumir tal desafío”.

Consultado sobre cuál sería la solución para esta problemática, fue escéptico. “Hoy no veo la forma, como no veo a nadie que desde la política vaya a acompañar el crecimiento de la ciudad, sino sería sencillo terminar la obra de cloacas que comenzó en la zona sur de la ciudad desde hace 7 u 8 años y que todavía está inconclusa”.

También comentó que desde su óptica, “la ciudad crece por espasmos y la demanda de pequeñas viviendas, entiendo que está bien atendida, aunque siempre faltan y van a faltar casas ‘unifamiliares tipo’ de 60 a 80 metros cuadrados para locación y venta”.

DEL PRESENTE AL FUTURO 

El martillero explicó que “la actividad inmobiliaria está totalmente paralizada desde hace aproximadamente tres meses, luego de un ‘veranito’ que tampoco deberíamos haber vivido con los créditos UVA, que serán noticia en el mediano plazo si no se modifica la operatoria desde la política (como ya se ha hecho en otras oportunidades), o sea la forma en que se ajusta la deuda de capital por inflación y la tasa”, por cuanto, “con los niveles de inflación actuales y, seguramente con los futuros, dichos créditos se tornarán impagables”, completó.

Ante esta realidad “el panorama actual no es el más alentador y el futuro, estoy convencido, tampoco. La actividad inmobiliaria tendrá que esperar, lo mismo que los inversores y la gente, hasta saber dónde termina este experimento económico y esta ‘timba’ con tasas de interés para los bonos del 70/75 %”, reflexionó, y agregó que cuando se redefina el rumbo económico, “recién ahí podremos ver si existe alguna reactivación del mercado y dónde se ubican los precios de los inmuebles”.

En la parte final de la nota, Hugo Peralta consideró que “con las devaluaciones que sufrimos en los últimos doce meses, que superan el 120% para el caso de las construcciones nuevas -donde no todos los costos son en dólares-, el valor del metro cuadrado bajó en dicha moneda y, por ende, debería ocurrir lo mismo con el precio en dólares de las mismas y -por traslado- una situación similar deberán sufrir los inmuebles usados. Todo esto lo define el mercado, pero hoy no está activo”, completó.

Para cerrar el reportaje, el martillero expresó su saludo a colegas y clientes.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *