AUTO MOTO CLUB AZUL

“Nosotros somos los más ansiosos, estamos desesperados por empezar a hacer carreras”

Mauricio Sarno, ayer en el autódromo, en la zona donde se erigirá el playón de boxes, muy cerca de la futura torre de control. “Como institución nos permite muchas cosas tener el circuito habilitado”, dice.
<
>
Mauricio Sarno, ayer en el autódromo, en la zona donde se erigirá el playón de boxes, muy cerca de la futura torre de control. “Como institución nos permite muchas cosas tener el circuito habilitado”, dice.

No hay maneras más genuinas –y merecidas– para que la institución genere los recursos relevantes que hoy escasean. Mauricio Sarno lo confirma, reconoce que la espera es muy larga y que si bien el sueño no acabó, hay que fortalecer el esfuerzo para continuar hacia el objetivo. El vicepresidente del AMCA habló con EL TIEMPO y aventuró que, si el clima lo permite,  en octubre podrían estarse concretando las primeras carreras oficiales de una categoría.

La intensión periodística es más bien módica, aunque no por eso, entendemos, inapropiada. Esa primera inquietud luego de activar el Rec en el grabador, de alguna manera resulta la puerta que, como en un juego de concatenaciones, que propicia el abrir de otras, todas dispuestas bajo de lo que podríamos llamar el “concepto” de esta entrevista: el trabajo en el autódromo Oscar Mauricio Franco de cara a su habilitación para albergar competencias oficiales.

Mauricio Sarno, vicepresidente del Auto Moto Club Azul, es el que recibe la inquietud inicial y el que, en el devenir de la charla, comenzará a abrir esos otros portales ante las preguntas presentadas. Entonces, ya no habrá estancamiento discursivo en el contar cómo se van a construir los pianitos del trazado y cuándo deberían instalarse los aproximadamente 3000 metros de alambre (unos 500 de alambre olímpico y el resto, alambre de 9 hilos, previsto fundamentalmente para delimitar el exterior de la zona de público). El vicepresidente del AMCA hablará de las emociones que están en juego (“desesperados por empezar a hacer carreras”), de las responsabilidades, de la conducta explícita en el manejo de las famélicas finanzas, de la necesidad de ser creíble cuando, de momentos, se ha criticado a la dirigencia del club por no parecerlo. También, en el diálogo con “Bocha” habrá lugar para las malas noticias, o al menos, para las malas presunciones: puede que el AMCA no logre llevar a cabo el Rally Ciudad de Azul en 2017 (o tal vez ya no lo haga en el ámbito del Mar y Sierras). “Nos da lástima perder lo que tanto nos costó conseguir. Ahora perderíamos la fecha y no sabemos si se vuelve a recuperar”, dirá con un dejo de resignación que no alcanza a disimular la bronca.

–¿Cuál es el estado de las obras en el Oscar Mauricio Franco?

–Lo importante en toda esta situación, lo que es necesario destacar, es que en todo este tiempo desde la última nota que dimos en el diario, si bien el tiempo no nos ha dejado trabajar mucho, es que ya se han hecho los planos de lo que es parque cerrado, lo es boxes, el ingeniero Irigoyen estuvo trabajando en eso, nos hizo los planos. Y ya tenemos los presupuestos y la aprobación de la comisión para poder realizar los famosos pianitos, que es lo que nos estaba faltando para poder alambrar el circuito. Una vez que tengamos los pianitos, que también tengamos suelo, es decir, que podamos trabajar, se van a marcar los cajones, luego se vuelca el cemento (los pianitos son de cemento), se confeccionan los pianitos y con eso estarían concluidos los trabajos en pista, para la aprobación de la cinta asfáltica.

–En esencia son pequeños trabajos, pero que involucran grandes progresos camino a la habilitación

Una vez que hayamos terminado con todo eso, vamos a terminar a la gente de Junín que es la encargada de los alambrados olímpicos, que van a instalarse en la zona de parque cerrado y boxes. Luego se cierra el perímetro de la zona de público con alambre y ya estaríamos en condiciones de hacer carrera. Sin mucho más tiempo que esperar, queremos tener el circuito habilitado para empezar a hacer carreras o, al menos, pruebas, que ya es algo importante.

Todo este conjunto, los pianitos por ejemplo, para lo que es el proyecto final del autódromo no es nada en sí, pero por la importancia para habilitar el circuito y comenzar la actividad, para nosotros es mucho.

 –Hay una pregunta muy básica que, seguramente, no pueda responderse a la ligera: ¿cuándo podrá el OMF tener su primera competencia oficial? ¿Cuándo una categoría podrá disputar allí una carrera por “los porotos”?

–No depende de nosotros. Si de nosotros dependería, estos trabajos de pianitos, está desde los primeros días de julio. Lo único que necesitamos es 25 días corridos de buen clima. Lamentablemente, eso no lo podemos calcular; estamos teniendo que cada 2 ó 3 días llueve, entonces no nos permite trabajar. ¡Y contra eso! Nosotros somos los más ansiosos, estamos desesperados por empezar a hacer carreras, porque es la única posibilidad que tenemos para poder seguir avanzando con semejante emprendimiento.

Vamos a tener el circuito habilitado y en perfecto estado, alambrado, pero infraestructura exterior cero. Se va a arrancar con un generador de luz (ya que no tenemos energía), baños químicos. El club no obtiene otro ingreso y la única forma de terminar el circuito es haciendo carreras. Si el clima viene muy bien, en dos meses, dos meses y medio tenemos que estar haciendo la primer carrera.

“Estamos haciendo todo lo que corresponde”   —

–Esta larguísima espera por el autódromo, en simultáneo con la necesidad de no renunciar a la gestión de los trabajos pendientes, ¿cómo ha afectado al AMCA en su devenir institucional?

–En la institución se renovó la Comisión Directiva a principios de año. Dentro de todo, el AMCA está muy bien, con todas las cosas en condiciones, inscripta como corresponde. Eso fue saneado hace mucho tiempo.

Después, se ha insertado localmente y en los alrededores como corresponde, con distintas clases de eventos. Fijate que ahora se trajo el Turismo Estándar Histórico, hemos logrado los rally Mar y Sierras todos estos años, que no es poco para nuestra institución.

Con las limitaciones que tenemos, ya que no contamos todavía con el circuito terminado, estamos haciendo todo lo que corresponde y lo que el club puede brindar. La ansiedad nuestra también de querer tener el circuito habilitado a la brevedad, pasa por ver que los chicos de la Fórmula A están con muchas complicaciones para organizar carreras, algunos roces con el tema económico entre federaciones.

 –¿Qué tan importante considera que sería para la Fórmula A tener el autódromo disponible para correr oficialmente?

–Muy importante. Es que si ellos quieren, pueden correr todo el año en Azul, nadie se lo puede prohibir. Para la categoría es muy importante y para nosotros, también. Porque le podemos dar una mano a ellos y porque podemos seguir creciendo como institución. Tenemos que apoyar a las categorías zonales y, más, a las locales, con más razón. Desde ahí el AMCA se tiene que hacer fuerte, apoyar a las categorías locales y que empiecen a crecer.

–¿Cómo es el vínculo del AMCA con las categorías zonales?

–A nosotros como institución nos permite muchas cosas tener el circuito habilitado, porque nos permite traer cualquier cantidad de categorías que constantemente nos están llamando para realizar carreras. Esos llamados siguen y cada vez son más, porque saben que cada vez estamos más cerca y cada vez se complica más la realización en circuitos de tierra. Y como estamos en un lugar estratégicamente ubicado, nos llaman de todas las federaciones.

Al tener terminado el autódromo, se pueden hacer muchas más cosas además de carreras, como por ejemplo, recitales.

–¿El AMCA está abierto a formar parte, con el autódromo, de un recital masivo?

–El AMCA está abierto a cualquier clase de evento. No todo el mundo sabe que en el circuito se realizan las carreras del provincial y del nacional de ciclismo, se han concretado duatlones. Son muchos eventos que se hacen, de nuestra parte, en colaboración, ya que el autódromo se cede gratuitamente. Las demás instituciones también necesitan una mano, y eso es importante para la ciudad. Si entre todos los clubes ponemos un granito de arena, es mucho más fácil poder traer a la ciudad un evento de calidad. ¿Cómo se hace grande una ciudad? Trayendo eventos y de distintas naturaleza.

 

EL AUTÓDROMO O.M.F: “UN PROYECTO MÁS AMBICIOSO”    –

Sobre la versión final de todo lo que hace al proyecto integral del autódromo OMF del AMCA, Sarno narra: “Lo más importante para nosotros, desde hace un tiempo y hoy por hoy ni hablar, es culminar el autódromo, que es un proyecto muy ambicioso. Siempre que construís boxes y parque cerrado, las obras van a seguir.

Va a haber un club con un salón de fiestas para los socios, una pileta de natación, la idea es construir cabañas para poder alquilarlas cuando la gente venga, que pueda estar ahí. Hay mucho. Se necesita un kartódromo, que es algo en lo que ya hay chicos trabajando para poder realizarlo. Lleva tiempo y con dinero lo hacés rápido. Pasa que dinero no tenemos.

El autódromo también lleva una torre de control muy bonita, que no sólo será control sino que también hay una sala de reuniones para pilotos, albergará también sala para comisarios deportivos, para los comisarios técnicos, para hacer la revisación; hay un buffet también en la torre, con vestuarios. Y está por construir la casa del encargado. Es mucha la infraestructura del proyecto”.

El paredón adyacente a la recta principal. Mide alrededor de 100 metros de longitud, sobresale del suelo un metro y tiene cimientos de un metro. “Ni con un tanque de guerra lo volteás”, bromeó Sarno durante la recorrida del matutino por el autódromo.
<
>
El paredón adyacente a la recta principal. Mide alrededor de 100 metros de longitud, sobresale del suelo un metro y tiene cimientos de un metro. “Ni con un tanque de guerra lo volteás”, bromeó Sarno durante la recorrida del matutino por el autódromo.

RALLY CIUDAD DE AZUL: ¿SIN MODELO 2017?   –

 

<
>

Cuando a Sarno se le consulta sobre la realización del Rally Ciudad de Azul, quizá sobreentendiendo que todo lo que concierne estaba ya encaminado, el dirigente del AMCA comienza a no alentar en nada la edición 2017 (la vigésima) de la gran prueba automovilística con que cuenta la ciudad.

 –¿Está confirmada la edición 2017 del Rally Ciudad de Azul, con la categoría Mar y Sierras?

–La realidad es que los costos de una categoría como la Mar y Sierras se han ido muy elevados. Es un tipo de rally que, desde hace unos dos años, lo están haciendo los municipios, por los costos. La verdad es que este año es imposible realizarlo para nosotros.

–No hay demasiadas segundas lecturas en lo que dice: no habrá rally 2017.

–No, no…aún estamos viendo, hay otras alternativas más económicas. Pero es cierto que si este año no logramos algún apoyo municipal, va a ser muy complicado hacerlo. El evento cuesta mucho dinero y en 2016 la institución perdió plata. O sea, no lo pierde la institución porque el rally es independiente.

Nosotros no jugamos los intereses de la institución cuando hacemos un evento. Hay personas que colaboran con el club y son quienes aportan dinero cuando en un evento se pierde; los rally se hacen con el dinero que aportan las publicidades que nos acompañan siempre.

–De no hacerse la edición 2017, ¿el AMCA malograría la fecha del calendario Mar y Sierras?

–Nos da lástima perder lo que tanto nos costó conseguir. Ahora perderíamos la fecha y no sabemos si se vuelve a recuperar, ya que hay muchos clubes esperando para entrar en el calendario.

Vamos a ver de traer algún otro evento, la idea es hacerlo en los primeros días de octubre. Queremos hacer rally, a la gente le gusta y es muy importante para la ciudad y para el club. Si la gente nos acompaña…los colaboradores, que son de fierro. Sin ellos, la verdad es que no hay rally tampoco, siempre están. No se acercan mucho al club, pero cuando los necesitamos para esta clase de eventos, siempre nos dan una mano.

–¿Considera que si el circuito estaría habilitado y con competencias, las faltantes de dinero para concretar el rally no serían tales?

–No sería la idea. Todo lo que va a ser destinado al circuito, va a quedar dentro del circuito. Necesita una inversión muy grande de dinero, la cual no se hace en un año, continuamente estás invirtiendo, dado que el club es una institución sin fines de lucro. El dinero que se va ganando se va volcando y no es la idea realizar un rally para perder plata. El AMCA, si lo hace no quiere ganar, pero mucho menos perder dinero. Lo que buscamos es realizar el rally, pero sin tocar el dinero de la institución.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *