TESTIMONIO

TESTIMONIO

"Me comí un 'garronazo'"

Marcos Oscar Lizazo fue aprehendido el lunes de la semana anterior por el robo de una moto. Estuvo privado de la libertad hasta este viernes que pasó, cuando una jueza de Garantías le otorgó la excarcelación. En diálogo con EL TIEMPO brindó detalles de las circunstancias que derivaron en su arresto y en el del coimputado que tiene esta causa penal, que sigue detenido. Según contó, ese hombre -al que conoce desde chico- lo fue a buscar a su casa para que lo ayudara a trasladar la moto robada, que a él le dijo que la había comprado.

4 de agosto de 2020

"No me comí un garrón, me comí un 'garronazo'", declaró el empleado de una cantera que el lunes de la semana pasada había sido arrestado junto con otro hombre luego del robo de una moto.

Más allá de que ahora el trabajador recuperó la libertad, por ese hecho todavía -mientras se continúa sustanciando esta causa penal- sigue acusado, del mismo modo que sucede con el otro azuleño coimputado, pero que actualmente permanece detenido.

Llamado Marcos Oscar Lizazo y de 38 años de edad, estuvo detenido hasta el viernes pasado, día en que recuperó la libertad por decisión de Magdalena Forbes, la jueza de Garantías que entiende en esta causa penal que por lo sucedido se está sustanciando desde la Unidad Funcional de Instrucción número 1 que en Tribunales está a cargo del fiscal Marcelo Fernández.

Lizazo fue excarcelado "bajo caución juratoria", luego de que el caso materia de esta investigación penal fuera declarado de flagrancia y, en los términos que establece ese tipo de procedimiento, se llevara a cabo una audiencia en Tribunales ante la titular de Garantías 1, de la cual participaron los dos acusados y las partes.

"Respecto de Lizazo, el pedido de excarcelación prosperó", le dijo este martes a EL TIEMPO un vocero judicial allegado a esta causa.

De esa manera, el viernes que pasó el hombre recuperó la libertad, al dar lugar ese día la Jueza de Garantías a la solicitud de la defensora Oficial Mariana Mocciaro, que formulara durante la ya referida audiencia por flagrancia que por este hecho se llevó a cabo en el Palacio de Justicia local. Y también la Defensora Oficial había pedido la excarcelación del otro acusado que tiene este hecho, la cual no prosperó. Llamado Leopoldo Zárate y de 30 años de edad, todavía sigue privado de la libertad.

"Odisea"

El lunes de la semana pasada, poco antes de la hora 22, Zárate y Lizazo fueron aprehendidos por policías de la DDI Azul, quienes investigaban la sustracción de una motocicleta que instantes antes había sucedido en esta ciudad.

Aquel hecho, a escala penal definido como "robo de vehículo dejado en la vía pública", se registró alrededor de la hora 20.30 de ese ya referido 27 de julio. Tuvo como damnificado a un vecino llamado Juan Manuel Calandra, quien en la denuncia que después formulara en sede policial contó que a la Zanella de 110 cc que le robaron la había dejado estacionada en la vereda de su casa, situada en Alvear entre Mitre y Belgrano, con la traba del manubrio colocada.

En esas circunstancias la motocicleta fue sustraída. E instantes después, Zárate y Lizazo fueron arrestados en Villa Piazza Sur, cuando un móvil con personal policial interceptó a ambos en Malvinas y Guido Spano.

En ese entonces, contó a EL TIEMPO el hombre excarcelado el pasado viernes, Zárate iba en la moto robada y él lo llevaba de tiro "con una soga" en otra motocicleta.

No bien esa noche los policías cotejaron el número de la patente del rodado en que se trasladaba Zárate, se determinó que era el mismo que instantes antes había sido robado a Calandra. Y esa situación se tradujo en que ambos fueran aprehendidos.

Al día siguiente, es decir el martes de la semana pasada, los dos fueron llevados a Tribunales para ser indagados, en la previa a que sus aprehensiones fueran convertidas en detenciones por la misma Jueza de Garantías que el viernes que pasó le otorgó la libertad a Lizazo.

Ambos habían declarado ante el fiscal Marcelo Fernández aquel martes en que se realizaron esas audiencias.

En el caso de Lizazo -según dijo- contó lo mismo que ahora refirió en la charla mantenida con este diario, tras recuperar la libertad por este hecho.

"El lunes yo estaba en mi casa haciendo tortas con mi señora porque al día siguiente era el cumpleaños de mi hija. Y vino este muchacho, Zárate, que yo lo conozco del barrio de cuando éramos chicos porque jugábamos juntos al fútbol", comenzó diciendo.

"Me fue a buscar porque supuestamente había comprado una moto que no funcionaba. Y me pidió si le podía hacer la gauchada de llevarlo de tiro hasta la casa. Me fue a buscar en la moto de él, una Zanella 50".

"Yo al principio no quería saber nada con ir. Una, por la hora que era, como las nueve y media de la noche. Y otra, por la cuarentena. Mi señora tampoco quería que fuera. Pero al final él me insistió tanto que fui", contó.

Según su testimonio, a la moto la fueron a buscar a la calle Colón casi Roca, donde Zárate le dijo que la había dejado atada "con un candado a una planta".

"¿Yo qué iba a imaginar que la moto era robada?", recordó el trabajador. "Él le sacó el candado, la atamos y lo llevé a la casa. Yo iba en la 'Zanellita' de él llevándolo de tiro, con una soga. Y él iba atrás, en la moto robada", recordó sobre las circunstancias que después derivaron en que fuera arrestado y acusado -al igual que Zárate- de haber robado ese vehículo.

Lizazo señaló que ese lunes 27 de julio que pasó cuando era poco antes de la hora 22 ambos estaban en Villa Piazza Sur, llegando hasta la casa del otro coimputado en esas dos motos en las que se trasladaban, cuando "se pone un auto al lado de nosotros".

"Era la Policía y nos hicieron frenar", refirió sobre lo que fue aquella situación.

"Cuando miran la patente de la moto nos dicen que era robada. Y ahí empezó toda la odisea. Nos subieron a los dos a una patrulla, nos llevaron, nos ficharon y estuve preso hasta este viernes", el día en que recuperó la libertad en el marco de esa audiencia por flagrancia llevada a cabo en Tribunales.

"La primera noche estuve en la DDI y todos los otros días en la Primera", alojado en un mismo calabozo junto con Zárate y dos detenidos más que, por otras causas penales, en ese entonces ya estaban en la seccional policial situada en una de las esquinas de Belgrano y Las Flores.

"No me comí un garrón, me comí un 'garronazo' por ir a ayudar a este muchacho, que después me pedía perdón", afirmó con relación a esa situación que lo tuvo algunos días privados de la libertad, acusado de un delito que él -según contó- no cometió.

EL DATO

Leopoldo Zárate, el otro imputado que tiene esta causa penal donde Marcos Oscar Lizazo recuperó la libertad el viernes pasado, sigue detenido. No sólo por ese hecho, ya que también es considerado coautor de la sustracción de otra moto que se produjo el pasado 22 de julio en Villa Piazza Centro. Ayer lunes había sido trasladado a la Alcaidía de la Unidad 2 de Sierra Chica, informaron fuentes policiales.

Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

BOMBEROS DE AZUL

Siguen trabajando para combatir un incendio

20/09/2020

Una dotación del Destacamento Bomberos local continuaba trabajando hasta esta hora para sofocar un incendio que durante la tarde de este domingo se declaró en un basural a cielo abierto ubicado en inmediaciones del predio "EcoAzul", en cercanías a la Ruta Nacional número 3. leer mas