LOS HECHOS OCURRIERON ESTE JUEVES

LOS HECHOS OCURRIERON ESTE JUEVES

Dos bicicletas y una moto, robadas

2 de julio de 2020

Dos bicicletas -una de ellas valuada por su propietaria en 12500 pesos- y una moto fueron sustraídas durante este jueves, en el marco de episodios delictivos registrados en tres viviendas de esta ciudad.

Dos de esos hechos habían sido denunciados en sede policial, lo que se tradujo desde la Seccional Primera local en el inicio de sendos sumarios penales.

Una de esas causas quedó caratulada como "hurto agravado por escalamiento". Está relacionada con la sustracción de una de las bicicletas, ilícito que tuvo como escenario una vivienda situada en Tandil entre Lavalle y Cáneva de este medio.

Una vecina llamada Andrea Elizabeth Andersen se convirtió en la denunciante de este hecho, que -de acuerdo con lo que refiriera en sede policial- sucedió alrededor de la hora 10 de este jueves.

El rodado se encontraba en el patio trasero del inmueble y se sospecha que el autor del ilícito llegó hasta ese sector luego de trepar "un cercado de planchas de dos metros de alto", según lo que en la denuncia se menciona.

La bicicleta que fuera hurtada es marca "Phillips", rodado 16 y de colores negro y anaranjado, se consignó.

También este jueves una bicicleta tipo "mountain bike" había sido sustraída en Villa Araya.

Ese ilícito tuvo como escenario un inmueble que está situado sobre la calle Arenales entre Cecilia Grierson y Lola Mora.

Propiedad de un nene, la bicicleta robada es rodado 26 y marca "Vairo".

Una motito

Una casa ubicada en la zona Norte de esta ciudad, en Colón entre Pringles y Tandil, fue el lugar de donde al menos un sujeto que ingresó con fines de robo se llevó una motocicleta, hecho que este jueves al mediodía también fuera denunciado por los damnificados en sede policial.

Los denunciantes del ilícito fueron identificados por voceros de seguridad como Eduardo Eva, un hombre de 70 años de edad, y Graciela Edith Miracco.

Según sus testimonios, ambos se encontraban pernoctando en la casa cuando alrededor de la hora cuatro de hoy jueves escucharon ruidos.

En esas circunstancias el hombre se dirigió desde el dormitorio hasta la cocina, ocasión en la cual observó por una ventana que un sujeto intentaba meterse al inmueble, por lo que inmediatamente le pidió a su mujer que llamara a la Policía.

Eso hizo que el ladrón se diera a la fuga, aunque después la pareja comprobó que del garaje había sido sustraído -"sin mediar violencia"- un ciclomotor marca Zanella de 70 cc, para lo cual fue abierto el portón.

Según se menciona en la denuncia, el vehículo que ese sujeto se llevó en el marco de este ilícito está valuado en alrededor de 20000 pesos.

La causa penal que se inició por el hecho fue caratulada como "hurto de ciclomotor" y quedó radicada en la Unidad Funcional de Instrucción número 1 a cargo del fiscal Marcelo Fernández.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.