LA SALUD EN TIEMPOS DE COVID-19

LA SALUD EN TIEMPOS DE COVID-19

El lado oscuro de las pantallas azules

Potenciado por la Pandemía, las pantallas de teléfonos inteligentes, computadoras, tabletas o TV se han convertido en cómplices de nuestra vida cotidiana. Consultada por EL TIEMPO, la oftalmóloga azuleña Marisa Pérez advirtió que su uso excesivo puede causar trastornos físicos y mentales.

4 de junio de 2020

Con la llegada de Internet y la comunicación móvil, las herramientas digitales han cambiado profundamente nuestras vidas. En el trabajo, nos ofrecen un ahorro de tiempo, facilidad de la comunicación y mejora de la productividad. Guardados en nuestros bolsillos, los móviles nos permiten mantener el contacto con nuestros seres queridos, nos entretienen en cualquier momento y nos permiten compartir nuestras emociones en cualquier lugar. Todo eso se profundizó con la cuarentena. Como contrapartida, su uso excesivo puede dar lugar a la aparición de riesgos para la salud.

Para hablar del tema, EL TIEMPO convocó a la oftalmóloga azuleña Marisa Pérez, quien refirió que "pasar muchas horas trabajando ante la pantalla de una computadora provoca varios efectos sobre la vista. En primer lugar, es un factor de riesgo para el aumento de la miopía. Hay mucha evidencia de que el uso prolongado de la visión a corta distancia con luz artificial agrava la cantidad de miopía en niños y niñas con predisposición genética. En China o Singapur se ha comprobado cómo el incremento del acceso a la escolarización ha provocado una auténtica epidemia de miopía y desde hace años se están tomando medidas. Una de las recomendaciones es alternar con actividades de visión lejana al aire libre con luz natural".

-¿Cuantas horas de uso de pantallas sería lo ideal?

- "No hay mucho escrito al respecto, es algo bastante nuevo para nosotros también, pero en los cursos nos recomiendan que cada 2 horas los chicos hagan una pausa, eso sería un número ideal. Un nene chiquito de 1 año no puede estar 2 horas frente a una pantalla, por eso estoy hablando de los chicos en edad escolar. Un chico que comienza con una pantalla en el año de vida o 2 años, por ejemplo, más de media hora o una hora no sería lo ideal. En los más grandes, más de 2 o 3 horas no sería lo ideal. En nosotros, los adultos, más de 2 o 3 horas no sería ideal. ¿Y qué tenemos que hacer para descansar de esas 2 o 3 horas que estuvimos frente a la pantalla? Tenemos que mirar de lejos, más de tres metros, estar al aire libre, salir a la calle, dar una vuelta o, en el caso de los chicos o de los adultos, utilizar el televisor, pero tiene que ser a 3 metros. Entonces, ahí tendremos la estimulación del ojo de cerca y de lejos".

Evitar la sobreexposición

La fatiga visual es el primer efecto de la exposición prolongada a las pantallas y es causada por un exceso de acomodo de los ojos que se centran entre el teclado y la pantalla. En ese constante esfuerzo del ojo para adaptarse a la distancia de lectura, que se tiende a acortar, el ojo pierde contraste. Esa incomodidad visual es a veces el preludio de una migraña. Con la fatiga visual, los ojos se ponen rojos y se genera una sensación de sequedad ocular.

En éste sentido, la profesional enfatizó que "debiera haber un tiempo de descanso, cada dos horas; refrescar el ojo utilizando una técnica muy sencilla, como lo es mirar a través de una ventana al lugar más lejano que se pueda, fijar la vista en un follaje, un árbol, el patio de nuestra casa. Si esto no es posible, porque nuestro trabajo es en una oficina y no tenemos la posibilidad de mirar por una ventana, se recomienda fijar la vista en el punto más lejano de la habitación, es decir, que nuestra vista descanse de hacer el esfuerzo de fijarse en distancias cortas, como lo es mirar la pantalla del ordenador".

La luz azul-violeta de la pantalla LCD y LED tiene una longitud de onda dañina para el ojo. Sería particularmente problemática a largo plazo, el envejecimiento prematuro de la retina y el cristalino, y es uno de los factores de AMD. La doctora informó que diariamente, en los diversos nosocomios, se reciben pacientes con problemas de salud visual relacionados a la sobreexposición de pantallas digitales. "Por ello, es importante que las familias estén informadas sobre los riesgos de la sobreexposición y la exposición temprana a la luz azul de los televisores, monitores, laptops y celulares", detalló.

Efecto en los niños y prevención

Pérez explicó que "la visión excesiva de imágenes en 3D, - sobre todo en los niños cuya coordinación visual está en proceso de ser adquirida -, podría ocasionar dolores de cabeza, fatiga o náuseas producto de una distorsión entre la imagen real y lo que es percibido por el cerebro. En tanto, el uso prolongado de las herramientas digitales por la noche, pueden interrumpir el sueño y provocar insomnio".

En ese sentido, la especialista brindó algunos consejos de prevención como usar un fondo claro en la pantalla y adecuar la luminosidad, ajustando el brillo teniendo en consideración la hora del día y la luz que se tiene en el ambiente.

"Se pueden instalar filtros anti luz azul, que ayudan a cambiar el color de la pantalla para reducir la emisión de los rayos que se consideran responsables del envejecimiento prematuro del ojo. Otra medida es mantener los espacios abiertos e iluminados en forma natural, ya sea en la habitación de los niños, la oficina donde está ubicada la computadora o donde se usan los dispositivos digitales", ejemplificó.

Añadió que, al detectar molestias en los ojos, se debe parpadear con frecuencia para mantener el ojo hidratado y darle descanso. Retrasar en lo posible que los niños comiencen a exponerse a este tipo de luz, reducir las horas de uso de los dispositivos con luz azul y utilizar lentes con tratamiento de filtro azul. En el caso de los adolescentes y estudiantes, que utilizan estas herramientas de forma regular y prolongada, se recomienda protegerse con el uso de gafas, lentes con o sin corrección, asociados con un tratamiento de protección. "Los usuarios adultos de herramientas digitales pueden utilizar gafas que promuevan descanso a sus ojos y el filtrado de la luz dañina, y efectuar controles periódicos con su médico", finalizó.

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.