DESDE 1955

DESDE 1955

"Estoy muy contento con éste trabajo y el clima laboral es importante"

Lo expresó el maestro panadero de la tradicional esquina de Panadería "San Martín", Mauricio Herrera en el marco del día de obrero del pan. También hizo su aporte a la charla su hermano Mario y uno de los titulares del local, Mauricio Digaudio.

4 de agosto de 2020

El oficio de panaderos es sacrificado, los obreros ya están desde horas muy tempranas preparando todo para que el proceso que lleva el pan sea lo más organizado posible ya que se relaciona directamente con el sabor de este alimento que no debería faltar en la mesa de los comensales.

Aunque en esta pandemia mucha gente está en sus casas y aprendió a elaborar pan casero, otra prefirió seguir comprando y a sus artesanos preferidos.

Hoy se celebra el Día del obrero panadero y EL TIEMPO visitó una tradicional panadería de ésta ciudad ubicada en Rivadavia 347: Panadería San Martín.

Dialogó con uno de los titulares Mauricio Digaudio quien junto a su hermano Luciano se pusieron al hombro la empresa. Posteriormente se sumaron a la charla el maestro panadero Guillermo Herrera y a su hermano Mario.


Empleados incondicionales

En principio Mauricio "El pana" recordó los inicios de este negocio.

"Esta panadería la fundó mi abuelo en 1955 y en el año 2015 nos hicimos cargo con mi hermano", comenzó contando.

Si bien los hermanos Digaudio son los empresarios, en algún momento, trabajaron como panaderos a la par de sus empleados en la cuadra. De todas formas Mauricio continúa elaborando los postres como bizcochuelos, tortas, tartas de frutas, arrollados, entre otras exquisiteces.

Con su hermano Luciano se turnan para realizar los repartos ya que cuentan con muchos almacenes como clientes.

Agradeció a los empleados que desarrollan un buen trabajo. "Están firmes y hacen que todo esto sea posible".

Parte de staff de Panadería San Martín. FOTOS NICOLÁS MURCIA

En segundo lugar, Guillermo subrayó que "yo soy el empleado más antiguo, hace 25 que trabajo en éste lugar. En realidad estaba en otra panadería y me convocaron para desempeñar el oficio acá y no lo dudé".

Consultado cómo arrancó con el oficio, el maestro panadero explicó que "empecé de muy chico, lavando latas, yendo a la noche a la otra panadería a cebar mate y observando mucho, así aprendí. Actualmente hago el pan, hoy (por ayer) ya tenemos a esta hora casi todo listo porque estamos desde las 5 de la mañana".

Comentó que esta rutina la tienen todos los días, y que a veces se torna engorroso el verano porque están cerca del horno a altísimas temperaturas.

Con respecto a si que elegiría el mismo oficio si tuviera que volver a empezar, Guillermo destacó que "lo tendría que pensar porque es lindo, pero sacrificado y además estoy muy acostumbrado".

"Creo que me ayudó a continuar con esto los patrones que tengo porque nos cumplimos mutuamente, cada uno con los roles que corresponden", agregó.

"Estoy muy contento con éste trabajo y el clima laboral es importante", subrayó.

Para finalizar, Mario sostuvo que "hace 15 años que estoy acá y si tengo que hacer un balance es muy positivo. Es un trabajo seguro y sé hacer de todo, es decir si falta alguien yo estoy".

"Ahora, durante la pandemia, ha bajado las ventas, pero esperemos que vayan remontando. Me gusta mucho la confitería, es lo que prefiero. Sí quiero agradecerle a mis patrones porque hicieron mucho sacrificio para no dejarnos son trabajo", enfatizó.

El horario de atención de Panadería San Martín es de 8 a 13 y de 15.30 a 19.30 de lunes a sábados. En tanto el domingo, de 8 a 19. Trabajan con tarjetas de crédito y débito.

Si llegaste hasta acá es porque buscás historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.