Nueva asamblea por el 8 de Marzo

Ya se realizaron dos encuentros en donde un grupo de mujeres autoconvocadas debatieron sobre cómo posicionarse ante esta fecha y planificar actividades y el Paro Internacional.

Un grupo de mujeres autoconvocadas y organizadas comenzaron a reunirse el pasado viernes 2 de febrero con el objetivo de llevar adelante el paro internacional de mujeres que se llevará a cabo en distintos países del mundo.
En Argentina se encuentran realizando una serie de asambleas horizontales y abiertas a todas las mujeres que encuentren en esta fecha un motivo para movilizarse y reclamar por decirle basta a la violencia, igualdad de oportunidades y el derecho a elegir.
En este sentido, tendrá lugar una nueva reunión que tendrá lugar el próximo jueves 15 del corriente mes en el Puente Amarillo para debatir todas las cuestiones que hacen a las actividades y el plan de paro para este 8 de marzo.
 
“¿Por qué paramos?”
 
La agrupación El Chancho Feminista a raíz de las reuniones y las distintas sensaciones que hacen a la historia del 8 de marzo en el “Día Internacional de la Mujer” escribió una carta publicado en su espacio de Facebook con el objetivo de clarificar el pensamiento y marcar su posicionamiento ante la fecha. A continuación se transcribe la misma:
“Romper con concepciones banales como las que culturalmente se han ido construyendo en torno al 8 de Marzo, es sin dudas, parte de un cambio interno de cada una de nosotras y también social. Es decir, aquellas expresiones meramente consumistas con respecto a “nuestro día”, sin reflexión alguna en un contexto político, social y económico como el que venimos padeciendo las mujeres trabajadoras es un acto egoísta. Pero lejos de juzgarnos entre nos creemos mejor poner la energía en la organización y la lucha todos los días del año, desnaturalizando todos los mandatos culturales que se nos han ido adjudicando históricamente sólo por el hecho de ser mujer. Si bien es cierto que las feministas logramos conquistar muchos derechos a lo largo de la historia (acceso al trabajo, al voto, a los espacios de poder, etc.), así como también se han dado cambios culturales con respecto a nuestro rol en la sociedad, creemos que aún falta muchísimo por hacer y por cambiar, sobre todo en un contexto no muy alentador en el cual las mujeres y otras cuerpas disidentes somos desechadas y violadas de manera constante. Es así que mujeres, lesbianas, travestis y trans decidimos que este 8 de Marzo es necesario reivindicar todas aquellas batallas ganadas y organizar las que se nos están negando. La tierra entera se feminiza y se mueve encontrando a indígenas, migrantes, viejas, jóvenes, negras, refugiadas, docentes, putas, productoras -y sigue la lista interminable- parando el mundo, nos hacemos escuchar, visibilizando nuestras problemáticas.
“Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras” es el lema simbólico y también real en este día de huelga, dejando entrever que este sistema capitalista salvaje y patriarcal se fisura por todas partes, y somos las mujeres las primeras perjudicadas. A esta cacería de brujas del siglo XXI acompañada y sostenida por los Estados Nacionales que desmantela políticas públicas, que no invierte en solucionar la violencia en todas sus formas, y que profundiza el estereotipo de la feminización de la pobreza, le respondemos con la feminización de la protesta.
Paramos por las que no están, por las violentadas, las abusadas, las explotadas en el sistema laboral, las excluidas, las presas políticas, las que mueren defendiendo el medio ambiente, también por las que mueren abortando; por todas las mujeres latinoamericanas y del mundo que cuestionan este sistema.
Exigimos ser escuchadas, respetadas, tomar nuestras propias decisiones sobre lo que nos afecta y sobre nuestros cuerpos. Paramos para ver caer al patriarcado, para que dejen de morirse pibas, lesbianas, travestis y trans en manos de machos violentos, paramos por una infancia feliz libre de estereotipos y prejuicios de género, por un aborto legal, seguro y gratuito en cualquier lugar, por la separación de la Iglesia del Estado, por el reconocimiento del trabajo doméstico y su debida remuneración, por el cumplimiento del cupo laboral trans, entre muchos otros reclamos.
Este 8M no te contentes con flores y bombones, salí a luchar, organízate, defendé tu derecho a huelga, reivindica, y abraza a todas las mujeres trabajadoras del mundo”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *