ENFOQUE

Nueva ley obstétrica

Escribe: Dr. Sandro Scafati (*)

Según la Dirección de Estadísticas e Información de Salud, existen en el país 1.2 obstétricas en actividad cada 10.000 habitantes. Las obstétricas universitarias o Licenciadas en Obstetricia cursan sus estudios en carreras de cuatro a cinco años, con materias específicas del área Obstétrica, Neonatal y Ciencias Sociales. La Presidente del Consejo Superior del Colegio de Obstétricas de la provincia de Buenos Aires, nos informa que aproximadamente existen en el país un total de 3500 Obstétricas, por tanto se necesitarían para cubrir sólo en el sector público (hospitales y Centros de Atención Primaria–Caps) unas 8150 obstétricas y que actualmente, la Provincia de Buenos Aires, cuenta con un número de 2200 obstétricas matriculadas en el COPBA que no alcanzan para cubrir las necesidades de atención básica de la población.

En Salud de la Nación y de la provincia de Buenos Aires discrepan con esas cifras. Nación sostiene que de acuerdo a “un registro en proceso de actualización, en el país hay 8.171 licenciadas en obstetricia matriculadas”. Para las obstétricas es un número disparatado “porque se refiere a matrículas, no a profesionales. La mayoría de las obstétricas tienen dos matrículas, nacional y provincial”.

Riesgo legal inherente al ejercicio de la profesión médica

Uno de cada cinco médicos -alrededor de 40 mil profesionales de la salud- sufre al menos una demanda por mala praxis. La Argentina es uno de los países donde se inician más demandas por mala praxis en Latinoamérica, lo que provocó una fuerte disparada en los costos de la salud ya que, ante la duda, los médicos prefieren aplicar una estrategia de “medicina defensiva”, es decir, prescriben más estudios que los necesarios para ‘cubrirse’ ante cualquier eventualidad. Según datos de la Superintendencia de Servicios de Salud, en la actualidad uno de cada 5 médicos enfrenta una demanda por responsabilidad civil profesional.

El incremento de las demandas obligó a que el 65 por ciento de los médicos debiera contratar seguros en forma particular. Las especialidades que soportan el mayor número de demandas judiciales son Obstetricia (26%), Cirugía (25%), Traumatología (14%), Pediatría (10%), Clínica médica (9%), Anestesiología (8%) e Infectología (8%). Los datos surgen de las demandas por mala praxis por especialidad de la Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas (ACAMI), que nuclea a los prestadores sin fines de lucro e integran CEMIC, FLENI, OSDE y los hospitales Alemán, Británico e Italiano, entre otras instituciones del sistema de salud.

Mortalidad materna

Causas de muerte en mujeres en edad reproductiva (15 a 44 años) y mujeres adultas (20 a 59 años).

1-VIH/SIDA. Para las mujeres en edad reproductiva (15 a 44 años), el VIH/SIDA constituye la principal causa de mortalidad a nivel mundial, mientras que las relaciones sexuales no seguras constituyen el mayor factor de riesgo en los países en desarrollo. Los factores biológicos, la falta de acceso a la información y los servicios de salud, la vulnerabilidad económica y la desigualdad de poder en las relaciones sexuales exponen a las mujeres, en particular a las jóvenes, al riesgo de infección por el VIH.

2-Salud materna. Las defunciones maternas ocupan el segundo lugar dentro de las causas de mortalidad que afectan a las mujeres en edad fecunda. Cada año mueren por complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto unas 287 000 mujeres, el 99% de ellas en países en desarrollo.

Cada año, más de 22 mil mujeres -especialmente en sectores pobres y rurales aislados de América Latina y el Caribe- todavía mueren de las mismas causas que las mujeres de los países industrializados a principios del siglo XX. Cinco países aún tienen tasas mayores que las que había hace 60 años en los Estados Unidos. El 20% de la región más pobre concentra 50% de muertes maternas, mientras que el 20% más rico solo tiene el 5% de esas defunciones.

Aunque la mortalidad y la morbilidad maternas afectan a las mujeres de todos los estratos sociales y económicos, muere un número desproporcionadamente elevado de mujeres pobres y analfabetas, quienes en su mayoría residen en zonas rurales, con falta de atención obstétrica básica y con mayor riesgo de morir en el parto.

Se ha calculado que por cada muerte materna, hay 135 casos de complicaciones o enfermedad. Cada una de estas muertes tiene un efecto devastador en la familia, en la comunidad y en la sociedad en general. Entre estas causas médicas primarias de muerte materna figuran: la hemorragia (25%), la septicemia (15%), las complicaciones del aborto (13%), la eclampsia (12%) y el parto obstruido (8%). Las defunciones causadas por la hemorragia y la septicemia están más relacionadas con el propio parto. La hipertensión del embarazo es un riesgo importante de morbilidad y mortalidad materna. El aborto, especialmente aquel que es provocado, es un problema importante de salud pública.

(*) Médico Obstetra de la Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires (FEMEBA). MP 19787 / MN 77559.

MORTALIDAD NEONATAL

Cada año, fallecen cerca de 400.000 menores de cinco años en la región. 190.000 mueren en primeros 28 días (70% por causas prevenibles). La mortalidad neonatal es de 14.3 por cada 1.000 nacidos vivos.

La mortalidad neonatal representa el 60% de la mortalidad infantil siendo sus principales causas la asfixia al nacer y la prematuridad y representa el 40% de las defunciones de menores de 5 años en América Latina la mayoría de las cuales podría evitarse con medidas sencillas y de bajo costo.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *