CUARTA MOVILIZACIÓN

Nueva manifestación por los derechos de los animales

Un grupo de vecinos autoconvocados se reunieron en el Veredón Municipal reclamando por un hospital veterinario y un sistema de castraciones ambulante que pueda resolver la problemática de la superpoblación canina en Azul. Desde el municipio “hemos tenido muchas promesas y estamos acá para que sepan que no nos olvidamos”, dijeron.

Se realizó una movilización en el Veredón Municipal para reclamar por la implementación del Hospital Veterinario y castraciones masivas en Azul.
JOSE BERGER
Silvia Villalba dialogó con este medio y explicó que el problema se puede solucionar pero “sólo falta la decisión del gobierno de turno para que se realice”.
<
>
Silvia Villalba dialogó con este medio y explicó que el problema se puede solucionar pero “sólo falta la decisión del gobierno de turno para que se realice”.

La problemática de los perros callejeros es algo que pareciera que no tiene solución. Desde hace más de un año distintas agrupaciones y vecinos autoconvocados se encuentran trabajando para que dejen de vulnerarse los derechos de los animales.

En este sentido, en este año el crecimiento de la población canina callejera creció a niveles inesperados y la solución que encontró el municipio fue llevarlos a la chacra de Ruta 51 en donde se encuentran los perros de ARCA.

Esto no cayó para nada bien en todos aquellos proteccionistas que trabajan por los derechos animales y convocaron en el mes de mayo a la primera movilización. En ese momento el reclamo era que se mejoren las condiciones de los perros en esos espacios y se pueda tener en nuestra ciudad un hospital veterinario gratuito para que, a largo plazo, se mejoren las condiciones.

De mayo a la actualidad la situación no ha cambiado mucho. Lo único que se ha realizado es trasladar a los animales a otro sector pero esto no es suficiente aún. Se necesita una verdadera intervención del Estado para que esta situación se realice.

Por esta razón, ayer en el Veredón Municipal un grupo de vecinos autoconvocados se reunió en lo que fue la cuarta movilización con los mismos reclamos que en las anteriores.

“Queremos marcar presencia, que nuestro reclamo sigue más que vigente” expresó una de las vecinas a este medio ni bien nos aproximamos al lugar. Un reducido grupo, pero imponente en su pedido, se encontraban junto al colectivo de propaganda de la lista oficialista encabezada por Marcos Turón.

Allí y con la música de fondo de los distintos candidatos en plena campaña, los manifestantes y sus pequeños amigos caninos se encontraban charlando y viendo los pasos a seguir en esta cruzada. Ellos insisten en que hay que militar esta causa, que con trabajo constante y pedidos a los funcionarios que le corresponde los objetivos se pueden concretar.

Este medio dialogó con Silvia Villalba, quien en un principio destacó que “somos vecinos autoconvocados por los perros callejeros para que se resuelva esta problemática”. Sostienen este reclamo para que “haya una política pública de Estado, y desde el municipal principalmente, que genera muchas cosas positivas en nuestra ciudad”.

En relación a esto explica que la creación de un hospital veterinario “es muy importante para nosotros porque los perros van a poder ser atendidos de manera gratuita y además se van a generar nuevos puestos de trabajo”.

Este tiene que darse de una forma “organizada porque se tiene que resolver este trabajo de una buena vez. Si no se resuelve termina con hechos terribles y dramáticos como ya hemos vivido en Azul con envenenamientos masivos, epidemias, el hacinamiento, las perreras que no nos gusta”.

Necesidad de una política de Estado

Los pedidos son pocos pero muy importantes: refugios descentralizados, hospital veterinario, castraciones masivas y responsables. Estos proyectos ya están siendo evaluados en el Concejo Deliberante en las comisiones de salud, presupuesto e interpretación.

Estos son proyectos que ya se están llevando adelante en distintas ciudades con diferente cantidad en la densidad de población “trabajan seriamente en este sentido y los resultados son increíbles. En Azul lo podemos hacer, sólo falta la decisión del gobierno de turno para que se realice”.

Pero la situación es de urgencia en nuestra ciudad y se necesitan medidas rápidas y serias en la que se tenga en cuenta los derechos de los animales. “Por eso también pedimos un quirófano móvil que recorra los diferentes barrios y pueda castrar a los perros que están en el foco del problema”, explica Villalba.

“Seguimos exigiendo al Gobierno municipal que realice esto porque tiene los recursos necesarios para hacerse cargo de solucionar esta problemática de forma efectiva. Que no sólo sea de ayuda a los animales sino también a toda la gente que trabaja para el beneficio animal”, agrega.

Las proteccionistas de Azul trabajan de manera voluntaria para que los perros encuentren una mejor calidad de vida “pero sabemos que esta no es la solución al problema”.

Todos los presentes coincidieron en que “hace mucho tiempo que estamos escuchando promesas pero hasta que no lo veamos. Les recordamos a todos los funcionarios con los que hablamos, e incluso al mismo intendente, que el proyecto debe llevarse a cabo”.

“Pedimos que sea una política de Estado” para que de este modo “se salga de la mera colaboración de ciudadanos”. No se ve un verdadero compromiso en el tema “porque hay pocos veterinarios, que están en el tema y por eso reclamamos”.

Con un municipio ausente “no podemos hacer nada. Al principio costará pero cuando los engranajes empiecen a moverse las cosas se van acomodando y el trabajo se vuelve más sencillo”.

Y si bien se han conseguido cosas “se han hecho en base a la militancia de diferentes grupos de personas y que no queremos confrontar en política. Este es un movimiento social, sale de la gente, de todos los que queremos a los animales”.

Lo primero que piden, además de concientización en tenencia responsable de mascotas, es la castración “para achicar el crecimiento vegetativo. Creemos que si se lleva delante de manera seria la problemática se soluciona”.

REGULACIÓN DEL USO DE PIROTECNIA

En la movilización también se encontraba Marcela Baquero quien, junto a un grupo de vecinos, trabaja para regular el uso de pirotecnia en Azul. “Nosotros trabajamos mucho lo que es la contaminación ambiental y auditiva” explica y a esto agrega que “nos atañe a todos los seres vivientes, como no sólo a los perros sino también a las personas”.

El grupo de trabajo que representa “es un conjunto de personas que quieren que se controle los locales que venden pirotecnia”. En este sentido “sabemos que es imposible que se prohíba la comercialización de pirotecnia en Azul porque implica un negocio muy grande, pero aunque sea queremos que algunos tipos de bombas de estruendo no se puedan vender”.

En este sentido, queremos “que se modifique el tipo de fuegos artificiales que se puedan comercializar. Que el municipio detalle qué se puede vender y qué no”. En el Concejo Deliberante se tratará este tema “en donde nosotros hemos detallado todo y esperemos lo puedan llevar adelante, para que la ordenanza se cumpla”.

Como proteccionistas “tenemos más de una razón para que se reduzca el uso de pirotecnia a los animales les afecta mucho porque les afecta, se pierden, se estresan y muchas otras cosas más”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *