RECORRIDA POR EL LUGAR

Nuevo edificio y entornos productivos para la Escuela Secundaria Agraria

La directora de Educación Municipal, Stella López, y Guillermo Torassa de la asociación DESeAA explicaron los avances en la construcción de la futura Escuela Agraria. En el predio donde se está construyendo la Escuela Agraria levantaron entornos productivos para la cría a animales de granja. Este es el edificio central donde funcionará la escuela que se están construyendo con el Fondo Educativo.
<
>
La directora de Educación Municipal, Stella López, y Guillermo Torassa de la asociación DESeAA explicaron los avances en la construcción de la futura Escuela Agraria.

Autoridades municipales e integrantes de DESeAA -asociación pro ayuda de la institución- estuvieron en el predio del Paraje La Pequeña e informaron sobre los avances que han tenido y cómo están solventado esta ambiciosa obra.

EL DATO:

La Escuela Agraria cuenta con una matrícula de 140 alumnos que va en crecimiento y el sitio donde funciona en la actualidad les está quedando chico. Este año tendrá su segunda promoción.

En el predio ubicado en la prolongación de la Avenida Mújica, Paraje La Pequeña, se está construyendo el edificio de la Escuela Agraria de Azul.

A partir de la importante decisión que adoptó el municipio de colaborar con su construcción, DESeAA (que es la institución creada para apoyar a la institución) puso foco este año en la construcción de los entornos productivos de pollos parrilleros, chanchos, y los conejos para lo cual gestionó un subsidio en la Fundación Banco Nación que fue aprobado y hoy ambos entornos están finalizados.

También gestionó apoyo económico para la construcción del entorno cerdos contando con la respuesta favorable del CREA Azul Chillar, obra que estará finalizada a corto plazo.

Desde 2011 cuando se inauguró la escuela y enseguida surgió la necesidad de contar con una sede propia, mediante la ayuda de DESeAA se logró la donación de un invernáculo, y la construcción de la vivienda para el casero, dos aulas taller y el inicio de un módulo del edificio central, que ahora continúa el municipio con el Fondo Educativo.

El viernes autoridades y miembros de DESeAA llegaron al lugar y dieron a conocer los avances que hubo y cómo va la obra.

Estuvieron en la oportunidad Gerardo Lezcano, presidente de la asociación DESeAA; el vicepresidente Guillermo Torassa; Stella López, directora del Educación municipal y representante legal de la escuela.

También estuvo Luciano Lapiettra, colaborador de la institución, quien contó que los chicos tuvieron una participación activa en la construcción de estos entornos y el molino, siendo parte de su formación.

 

Los entornos productivos   —

López explicó en principio que “desde el mes de enero estamos trabajando en lo que son los entornos formativos” y precisó que “en este momento estamos con la parte de los conejos, de los chanchos y de las gallinas, y culminando con la construcción del molino para abastecer de agua a los tres entornos”.

Estos trabajos se relacionan con lo que es el perfil de formación del establecimiento educativo, ya que “la escuela agraria tiene una formación técnica agropecuaria. En el turno de la mañana se dan las áreas pedagógicas y a la tarde las formaciones a través de los entornos que corresponden al área de granja, y de cereales y oleaginosas también”, indicó la funcionaria municipal.

En este sentido, señaló “la formación abarca desde primer año con cunicultura, el criado de las gallinas, y a partir del segundo año empezamos con animales más grandes como los chanchos”.

Además de los entornos productivos que fueron presentados el viernes, la directora de Educación comunal anticipó que “tenemos otro proyecto ambicioso que es la construcción de un tambo para que se pueda producir leche y quesos”.

 

La financiación del proyecto   –

Por su parte, Torassa contó que la asociación DESeAA “se ha enfocado a ayudar al desarrollo de la escuela y a buscar fondos para construir todo lo que necesita”.

Sobre estos entornos que mostraron, puntualizó que “llegaron a consecuencia de una subvención que nos otorgó la Fundación Banco Nación con este fin”.

Detalló que presentaron el proyecto, lo aprobaron e inmediatamente se abocaron a su construcción.

En tanto, especificó que el entorno cerdos fue financiado, en parte, por el CREA Chillar y el resto con fondos de DESeAA.

Agregó que “uno de los financiamientos más grandes que tenemos es a través de los productores ganaderos que con la vacunación de aftosa hacen un aporte por animal vacunado”.

Torassa destacó que “con esos fondos hemos llegado hasta acá y por eso queremos mostrarlo y decir que nos queda mucho por hacer”.

 

Última etapa del edificio   –

Respecto a los plazos para que comiencen a funcionar los entornos, aseguró que “desde el punto de vista estructural ya están listos, inclusive el de conejos ya tiene sus jaulas. Están listos y si nos organizamos, la semana que viene podemos empezar a trabajar”.

Mientras tanto, la Municipalidad adjudicó recientemente la obra del edificio a una empresa mediante una licitación.

Esta ansiada obra se ejecutará con el Fondo Educativo y tiene un presupuesto oficial de más de 4 millones y un plazo de obra estipulado en 180 días.

A propósito de esto, López informó que “se debe dar la primera financiación a la empresa que ganó la licitación y en breve estaríamos culminando la obra”.

Esta prevista la inauguración para agosto o septiembre y la directora de Educación expresó en la oportunidad que “tenemos la esperanza que en diciembre podamos terminar el ciclo lectivo” en el edificio nuevo. Se trata de la construcción de tres salones, sanitarios, galería y dependencias administrativas.


DESEAA: SU FUNCIÓN Y LAS DONACIONES RECIBIDAS

La Asociación DESeAA se constituyó para el desarrollo de la Escuela Secundaria Agraria de Azul desde sus inicios en 2011.

Aporta conforme a las necesidades que van manifestando el equipo directivo de la institución educativa y se dedica fundamentalmente a recaudar fondos para la construcción del edificio propio ya que ahora está funcionando en instalaciones del Hogar del Sagrado Corazón.

En estos seis años se logró la donación de un invernáculo, y la construcción de la casa para el casero, dos aulas taller y el inicio de un módulo del edificio central.

Para ello, DESeAA contó con donaciones de personas y empresas, destacándose en particular la de los productores ganaderos a través de un aporte por animal vacunado gestionado por FUNDAZUL.

También recibió una importante donación de la Asociación Católica de Empleadas Filial Azul para la compra de las aberturas del edificio que serán instaladas en el momento de la finalización de la obra que se ha comprometido a realizar el Gobierno Municipal.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *