DECLARACIONES DE UNO DE LOS MÚSICOS BALEADOS

“Nunca nos imaginamos que nos pase algo así”

 

En una entrevista publicada ayer por un diario de Tres Arroyos, el baterista de Loma Negra, uno de los tres integrantes del grupo de rock progresivo que resultara herido a balazos el sábado último luego de un recital en un bar de esta ciudad, se refirió a los incidentes. Por el hecho está detenido un azuleño de 19 años, a quien también le imputan un robo a un menor que sucedió la semana pasada.

IMAGEN DE FACEBOOK
<
>
IMAGEN DE FACEBOOK

 

“Nunca nos imaginamos ni esperamos que nos pase algo así. Era un lugar nuevo, no conocíamos a nadie. Fuimos a tocar y la gente tenía la mejor. Es más, nos quedamos porque nos invitaron a hacerlo después del recital”, declaró uno de los músicos baleados en las primeras horas del pasado sábado en un bar de esta ciudad, hecho por el que al día siguiente fue detenido el presunto agresor durante un allanamiento llevado a cabo en una vivienda de Villa Piazza Norte.

Emiliano Johansen, de 24 años, fue entrevistado en Tres Arroyos, el lugar donde reside, por el diario La Voz del Pueblo de esa ciudad, matutino que ayer difundió lo que fue ese contacto mantenido con uno de los tres integrantes de un grupo de rock progresivo llamado Loma Negra.

Tal lo que ya fuera informado por este diario, los incidentes donde el baterista y dos miembros más de la banda resultaron con lesiones leves se produjeron minutos antes de la hora seis del pasado sábado, en las afueras de un local llamado “Oktubre”, situado en una de las esquinas de San Martín y España.

“No hubo discusión previa. Nosotros estábamos afuera y los dos loquitos que provocaron todo habían salido también y vuelven a entrar por una puerta del costado. Al parecer hubo una pelea adentro. Y cuando estos dos vuelven a salir, se chocan a Gonzalo (Scappa), nuestro amigo, y empiezan a decir ‘¿qué pasa?’ ‘los vamos a cagar a tiros a todos’. Primero me pegan a mí, después a Gonzalo y al otro chico le tiraron tres tiros más, pero no le pegaron”, señaló en esa nota publicada ayer en el diario tresarroyense con relación a ese episodio donde había resultado víctima.

Además de Johansen y Scappa, que tiene 26 años, otro integrante del grupo llamado Maximiliano Alonso, de 22, resultó herido en el marco de lo que fue esta agresión.

Los tres habían sido trasladados al Hospital Pintos, comprobándose que todos presentaban lesiones leves, por lo que sólo el baterista de la banda estuvo internado unas horas, hasta el sábado por la tarde que le dieron el alta y regresó a Tres Arroyos.

En la nota publicada ayer por el diario de esa ciudad, Johansen refirió que a su compañero Gonzalo Scappa lo rozó un proyectil y que no fueron los únicos lastimados cuando este hecho sucedió el sábado último minutos antes de la hora seis.

“Cuando estábamos en el hospital, como tres horas después, apareció uno que venía del mismo boliche con la cara deformada de los golpes”, declaró el joven.

“Es muy raro esto, porque el ambiente es re pacífico. Por eso nos sorprendió todo esto”, indicó también en alusión a lo ocurrido con él y otros compañeros de su grupo tras ese recital brindado el pasado fin de semana en un bar de esta ciudad.

Al ser consultado sobre el joven que al día siguiente fue detenido en una vivienda de Villa Piazza Norte como el presunto autor de los disparos, el músico tresarroyense señaló en la entrevista difundida ayer por La Voz del Pueblo: “Yo no los ví (a los agresores). Sé que hay cámaras afuera, pero no se sabe si alguien alcanza a verlo”.

Allanamiento  y detención

Precisamente, las grabaciones de cámaras de seguridad instaladas en el sector donde está el bar escenario de este episodio de violencia se convirtieron en un elemento que condujo a la detención del presunto agresor.

La medida cautelar, contando con una orden dispuesta desde un Juzgado de Garantías, se había hecho efectiva el domingo que pasó en una vivienda ubicada en la calle Industria entre Amado Diab y Corrientes.

En ese lugar fue detenido un joven de 19 años al que voceros policiales identificaron como Rodrigo Esquibel.

Alias “Rocho”, al día siguiente fue trasladado a Tribunales, es decir anteayer, para ser indagado en la UFI 2, la Fiscalía desde donde se está instruyendo un sumario penal por lo sucedido el sábado en las afueras del bar.

Durante esa indagatoria Esquibel no declaró, acusado de los delitos homicidio en grado de tentativa en concurso real con robo calificado por el uso de armas.

Es que, además de los disparos a los músicos del grupo Loma Negra, a Esquibel se le atribuye la autoría de un robo que se había registrado el martes de la semana pasada en esta ciudad.

Ese hecho tuvo como víctima a un menor con el que -según lo señalado por voceros policiales y judiciales- el detenido había acordado vía Facebook la venta de una consola de juegos, aunque al momento en que ambos se encontraron en Piazza e Industria, alrededor de la hora 13.30 del día antes referido, el supuesto vendedor le apuntó con un arma de fuego que apoyó en la cabeza del adolescente, para después sustraerle 1.500 pesos y amenazarlo con el fin de que no hiciera la denuncia por lo sucedido.

Después de eso, aquel día el asaltante se había dado a la fuga en una moto, al tiempo que el menor que resultara víctima sufrió un shock nervioso por el que tuvo que ser atendido en el Hospital Pintos.

Con las causas penales unificadas por ambos episodios delictivos, en el allanamiento llevado a cabo el domingo -mismo procedimiento que derivara en la detención del ahora acusado de cometer los dos hechos- los policías habían hallado diferentes elementos de interés para esas investigaciones.

Policías del Servicio Externo de la comisaría primera y personal del grupo operativo de la DDI incautaron en la casa escenario del procedimiento prendas de vestir, municiones que serían de fusil y el arma de fuego presuntamente utilizada en ambos episodios delictivos: un revólver calibre 32 que estaba previsto que fuera sometido a diferentes pericias.

En el lugar donde los músicos tresarroyenses fueron baleados la Policía había hallado varios plomos de proyectiles de un revólver, después de que aparentemente el imputado efectuara como mínimo unos cinco disparos cuando salió del interior del local y tiroteó a las víctimas con ese arma de fuego que portaba, luego de lo cual volvió a ingresar al bar antes de darse a la fuga.

El dato

Según voceros policiales señalaron ayer, estaba previsto que hoy Esquibel fuera trasladado en carácter de detenido desde la Seccional Primera local a la Estación de Policía Comunal que está en Tapalqué, a la espera de que se autorice el cupo solicitado para que lo remitan a la Alcaidía de la Unidad 2, una de las cárceles que está en Sierra Chica. En la imagen, de la red social Facebook, Rodrigo Esquibel aparece junto a otro joven que en su cintura exhibe el arma de fuego que el domingo la Policía incautó en la casa del acusado de balear a los músicos.

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. claudio

    agosto 26, 2016 at 8:00 pm

    Sigue la joda alcohol droga+ motos auto y armas= algún muerto, mientras tanto tapamos algunos baches y mostramos dibujitos de maquinas para el control de horario,estos peronchos arruinaron a la hermosa ciudad de Azul!!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *