CLUB CICLISTA AZULEÑO

Obras en el óvalo y adquisición de un tractor

El esfuerzo y el trabajo que realizó la Comisión Directiva del Club Ciclista Azuleño durante todo el verano, abocándose en la organización de los festivales nocturnos, dieron su fruto. Porque además de propiciar actividad en el devenir de la temporada estival, esas competencias nocturnas (el apoyo del socio y el público en general) permitieron juntar dinero que ya se está destinando en la concreción de distintos proyectos.
Uno de ellos fue la reparación de la casa para el casero que se encuentra en las adyacencias a la pista del óvalo municipal; se realizaron trabajos en los revoques interiores y la reconstrucción total del techo. Dicho inmueble fue afectado por un incendio meses atrás, sinistro que provocó pérdidas totales aunque no produjo desgracias humanas. 
Ahora, con mucho esfuerzo por parte de las autoridades de CCA, la casa se está recuperando y prontamente la institución podrá dispone allí de un casero para cuidar el predio. 
Merced a lo recaudado durante esas pruebas, los dirigentes de la entidad local también lograron adquirir un tractor para cortar el césped en el predio, en pos de mantenerlo en condiciones (no obstante las competencias oficiales) para todos los ciclistas que lo quieran utilizar durante la semana en sus entrenamientos. 
Durante los primeros meses de este año, valiéndose de la iluminación en el circuito, se organizaron una decena de competencias en la que concurrieron los ciclistas de esta ciudad y distintos puntos de la región de la provincia de Buenos Aires, nutridos mini festivales que más allá de generar un ámbito deportivo, reposicionaron al Club en la consideración regional.
<
>
El esfuerzo y el trabajo que realizó la Comisión Directiva del Club Ciclista Azuleño durante todo el verano, abocándose en la organización de los festivales nocturnos, dieron su fruto. Porque además de propiciar actividad en el devenir de la temporada estival, esas competencias nocturnas (el apoyo del socio y el público en general) permitieron juntar dinero que ya se está destinando en la concreción de distintos proyectos. Uno de ellos fue la reparación de la casa para el casero que se encuentra en las adyacencias a la pista del óvalo municipal; se realizaron trabajos en los revoques interiores y la reconstrucción total del techo. Dicho inmueble fue afectado por un incendio meses atrás, sinistro que provocó pérdidas totales aunque no produjo desgracias humanas. Ahora, con mucho esfuerzo por parte de las autoridades de CCA, la casa se está recuperando y prontamente la institución podrá dispone allí de un casero para cuidar el predio. Merced a lo recaudado durante esas pruebas, los dirigentes de la entidad local también lograron adquirir un tractor para cortar el césped en el predio, en pos de mantenerlo en condiciones (no obstante las competencias oficiales) para todos los ciclistas que lo quieran utilizar durante la semana en sus entrenamientos. Durante los primeros meses de este año, valiéndose de la iluminación en el circuito, se organizaron una decena de competencias en la que concurrieron los ciclistas de esta ciudad y distintos puntos de la región de la provincia de Buenos Aires, nutridos mini festivales que más allá de generar un ámbito deportivo, reposicionaron al Club en la consideración regional.

El esfuerzo y el trabajo que realizó la Comisión Directiva del Club Ciclista Azuleño durante todo el verano, abocándose en la organización de los festivales nocturnos, dieron su fruto. Porque además de propiciar actividad en el devenir de la temporada estival, esas competencias nocturnas (el apoyo del socio y el público en general) permitieron juntar dinero que ya se está destinando en la concreción de distintos proyectos.

Uno de ellos fue la reparación de la casa para el casero que se encuentra en las adyacencias a la pista del óvalo municipal; se realizaron trabajos en los revoques interiores y la reconstrucción total del techo. Dicho inmueble fue afectado por un incendio meses atrás, sinistro que provocó pérdidas totales aunque no produjo desgracias humanas.

Ahora, con mucho esfuerzo por parte de las autoridades de CCA, la casa se está recuperando y prontamente la institución podrá dispone allí de un casero para cuidar el predio.

Merced a lo recaudado durante esas pruebas, los dirigentes de la entidad local también lograron adquirir un tractor para cortar el césped en el predio, en pos de mantenerlo en condiciones (no obstante las competencias oficiales) para todos los ciclistas que lo quieran utilizar durante la semana en sus entrenamientos.

Durante los primeros meses de este año, valiéndose de la iluminación en el circuito, se organizaron una decena de competencias en la que concurrieron los ciclistas de esta ciudad y distintos puntos de la región de la provincia de Buenos Aires, nutridos mini festivales que más allá de generar un ámbito deportivo, reposicionaron al Club en la consideración regional.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *