ACUSADO DE UN CASO DE ABUSO SEXUAL

Omar Rojas fue indagado ayer y no declaró

 

El ex Secretario General de la Asociación Judicial Bonaerense de la Departamental Azul había sido procesado el mes anterior, después de que en julio de 2016 fuera denunciado por un incidente que mantuvo con una joven, a la que trasladaba en su auto aparentemente a un hotel para mantener relaciones sexuales. La indagatoria había sido prevista en principio para el 24 de agosto. Pero su abogado presentó un habeas corpus que, tras ser rechazado en dos instancias, se tradujo en que recién ayer se llevara a cabo esa audiencia.

Omar Rojas, el ex secretario General de la AJB departamental que ayer se negó a declarar en esa causa penal donde está acusado de un caso de abuso sexual. El fiscal Marcelo Fernández, titular de la UFI 1, es quien continúa instruyendo ese sumario penal.
FOTOS: NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO
El fiscal Marcelo Fernández, titular de la UFI 1, es quien continúa instruyendo ese sumario penal.
<
>
Omar Rojas, el ex secretario General de la AJB departamental que ayer se negó a declarar en esa causa penal donde está acusado de un caso de abuso sexual. El fiscal Marcelo Fernández, titular de la UFI 1, es quien continúa instruyendo ese sumario penal. FOTOS: NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO

Después de que la audiencia que había sido prevista para el mes pasado quedara sin efecto por la presentación de un habeas corpus de su abogado que finalmente no prosperó, Omar Rojas -el ex secretario General de la Asociación Judicial Bonaerense de la Departamental Azul- se presentó ayer en Tribunales para ser indagado por un caso de abuso sexual donde figura como imputado.

En la causa penal que se está instruyendo interviene la UFI 1 departamental que está a cargo de Marcelo Fernández.

Ante ese fiscal, ayer por la mañana, Rojas se presentó para cumplir con dicha medida, ocasión en la cual concurrió a Tribunales acompañado por Pedro De Luca, el abogado que como Defensor Particular lo está patrocinando en el caso.

Voceros de la UFI 1 indicaron que finalmente Rojas optó por no declarar, luego de que por el hecho que todavía sigue siendo materia de investigación había sido denunciado por una vecina en julio de 2016 y procesado durante el transcurso del mes pasado.

Sustracción de persona con fines de menoscabar su integridad sexual, que concurre idealmente con privación ilegal de la libertad agravada (tres hechos) en concurso real con abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa, son los delitos que el fiscal Fernández le imputa al ex dirigente gremial de los trabajadores judiciales.

Un habeas corpus que fue rechazado

La acusación desde el Ministerio Público Fiscal, surgida a través del testimonio que le fuera tomado en Cámara Gesell a la presunta víctima, una joven que tenía 20 años para cuando la situación se produjo y padece un retardo mental madurativo, había sido objetada por el abogado de Rojas.

En ese contexto, y en ocasión de que el 24 de agosto pasado tenía que realizarse esa indagatoria que recién se hizo ayer, De Luca había presentado un habeas corpus ante el Juzgado de Garantías que está interviniendo en este expediente judicial: el que en Olavarría está a cargo de Carlos Villamarín.

En líneas generales, el abogado de Rojas sostenía que los nuevos hechos que le estaban imputando a su defendido carecían de fundamento alguno.

Días más tarde, el juez Villamarín rechazó el habeas corpus. Y eso implicó que De Luca acudiera, en segunda instancia, a la Cámara Penal.

Desde la sala ubicada en el tercer piso del Palacio de Justicia local, recién la semana pasada hubo un pronunciamiento sobre la cuestión.

Y el dictamen firmado por los jueces que actualmente integran la Cámara -Eduardo Uhalde y Damián Cini- terminó confirmando lo que en primera instancia había resuelto el juez de Garantías.

En otras palabras, eso significó que el habeas corpus fuera denegado y que, por lo tanto, la indagatoria debía realizarse, al considerar los camaristas que no había arbitrariedad alguna en el enfoque de los hechos sostenidos por el Fiscal y, tampoco, en lo que había sido después por parte del Juez de Garantías la denegatoria a esa presentación que hiciera el penalista cachariense.

De esa manera, una vez notificada la Fiscalía que interviene en esta causa penal, se fijó el día de ayer como la nueva fecha de audiencia para la indagatoria al ex titular del gremio de los trabajadores judiciales de la Departamental Azul. Una audiencia en la cual, finalmente, Omar Rojas se negó a declarar acusado de los ilícitos ya mencionados.

El dato

Omar Rojas continúa trabajando en los Tribunales de Azul como empleado del Poder Judicial. Pero ya no forma parte del gremio que condujo durante varias décadas. Meses antes a que fuera procesado, desde la Asociación Judicial Bonaerense había sido resuelta su expulsión del gremio, durante un congreso que se llevara a cabo en la ciudad de La Plata.

UNA CAUSA PENAL QUE SE INICIÓ CON LA DENUNCIA DE UNA VECINA

 

Una imagen de lo ocurrido el domingo 24 de julio del año pasado, cuando el auto en el que Omar Rojas iba con una joven fue interceptado por la Policía en la Ruta 3.
ARCHIVO/EL TIEMPO

Al ex dirigente gremial azuleño lo habían denunciado en julio del año pasado, sospechado de haber querido llevar por la fuerza en su auto a una joven a un hotel para mantener relaciones sexuales.

Los hechos que todavía se están investigando se remontan a lo ocurrido el domingo 24 de julio de 2016.

Ese día, en horas de la tarde, una vecina observó la situación, cuando Omar Rojas estacionó su automóvil en Avenida Piazza entre Malvinas y Constitución y desde el vehículo comenzó a dialogar con una joven que en ese entonces estaba en ese lugar.

La mujer que instantes después terminó llamando a la Policía, ya que en ese entonces creía que la presunta víctima era menor de edad -algo que después, esa misma tarde, quedó descartado-, siguió el auto en el que Rojas circulaba junto con la joven.

Y ese vehículo marca Peugeot, una vez alertados los efectivos de seguridad, pudo ser interceptado sobre la Ruta Nacional número 3 por varios patrulleros, en cercanías al cruce con la calle Olavarría de esta ciudad.

En ese lugar, la joven que iba en el auto del ex titular de la AJB departamental fue trasladada a la Comisaría de la Mujer y la Familia, la dependencia policial donde quedó radicada una denuncia que se convirtió en el puntapié inicial del sumario penal que ahora lo tiene a Rojas procesado.

Meses más tarde, concretamente en agosto pasado, luego de la ya mencionada declaración en Cámara Gesell que le fuera tomada a la joven el Fiscal resolvió formular la acusación para Omar Rojas.

La actual calificación que tiene la causa penal que se está instruyendo habilita al fiscal Fernández a pedir la detención del ex titular de la AJB departamental si así lo considerara conveniente, aunque por el momento no lo ha hecho.

Además, hay que recordar que a Omar Rojas el juez de Garantías Carlos Villamarín le había otorgado una eximición de prisión meses después a que fuera denunciado, ocasión en la cual todavía no se conocía con certeza qué ilícitos podían imputársele en el marco de ese expediente judicial donde ahora figura como procesado.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *