RUGBY DE PRIMERA DIVISIÓN

Onas empezó a mirar mucho en los retrovisores

Azul Rugby Club ganó en Saladillo a Rinos y se mantiene al acecho del líder de Benito Juárez. El sábado se reanuda la actividad de la FTH: las inferiores viajan a Olavarría y las mayores, a Rauch. Tonalidad azulgrana en la selección.

El triunfo ante Rinos le permite a Azul Rugby Club mantenerse a corta distancia de la cima en el Clausura de la UROBA.
GENTILEZA SALADILLO RUGBY CLUB
<
>
El triunfo ante Rinos le permite a Azul Rugby Club mantenerse a corta distancia de la cima en el Clausura de la UROBA. GENTILEZA SALADILLO RUGBY CLUB

El mojón Saladillo en el derrotero que Azul Rugby Club ha emprendido sobre la de Clausura no era fácil de soslayar. No obstante las implicancias que pueda tener un partido fuera de casa, ante Rinos la borraja jugaba ese punto de diferencia que, hacia abajo, lo separaba del líder Onas. La responsabilidad azuleña era ganar, para poder darse el gusto –en dos fechas– de tenerlo de local para arrebatarle la punta.

El local, de buenas actuaciones y juegos trabados y físicos, no quería decepcionar a su público, y también alimentaba una ilusión de terraza de las posiciones, puesto que un buen resultado le permitiría descontar muy buena distancia con la cima.

ARC fue a la carga en las primeras jugadas, pero rebotaba contra el poderío de los Rinos; se sabía de antemano que el pack de forwards era de temer: gordos que puntada tras puntada avanzan, arremeten, chocan y van a cada formación como si fuese la última. Mucho desgaste físico.
En los lines no se encontraba la vuelta, se perdían muchas pelotas y se jugaba al juego del local. Sin embargo, la balanza favorecía en cada ataque profundo; en la línea, Maddío manejaba los hilos y les daba juego, en tanto Albarran y Scalcinni –entre los gordos– se liberaban para meterlos entre su línea defensiva. El partido estaba ahí de quebrantar el cero.

Corrían unos pocos minutos más de los 20 cuando un penal cerca de las H le dio a Maddío la chance de sumar de a tres.

En esta ocasión, la charla no fue motivacional, por el contrario sonó más a reto. Tanto Guzmán como Ciuffo sabían que se podía dar más, sólo había que despertarse y aprovechar las jugadas.

El segundo tiempo seria quizás el incentivo para demostrar cómo y por qué se está cerca de la punta. El “canario” Canevello, en su función de medio, no era el de siempre, no era el wing. De todas formas halló juego en una jugada no tan abierta, llegó a quedar mano a mano y voló al ingoal. Era justo y merecido, todavía más cuando Maddío convirtió para el 10 a 0.

La estampida de Rinos no se hizo esperar. Otra vez con lo que mejor les sale, puntada tras puntada se acercaron hasta lograr un penal y amarilla en contra para Azul Rugby. Descuento de tres puntos.

Otra vez… a la carga mis valientes. La borraja proponía el juego rápido, pero se topaba con la defensa local, que raspaba y sacaba chispas en cada tackle. Ruck tras ruck se avanzaba hasta que, otra vez, Canevello levantó una pelota suelta, encaró y apoyó tras la H. El patadón de Maddío suscribió el 17 a 3.

Se comenzó a dominar al local por el cansancio evidente de la lucha que se había dado, la defensa no dudaba en los tackles y se seguía complicando la anotación. El juez, de excelente partido, vio que ya no había piernas y cerró la persiana con el 17 a 3 final. La flor borraja otra vez pudo echar raíces, esta vez en la dura pradera del Rino. El elenco azulgrana, este modelo segundo semestre de 2016, está ahí nomás de la vanguardia, a tan solo dos puntos de Onas.  Todos aquellos que hasta no hace demasiado bailaban en este barco mientras se hundía, son los que hoy, con la velas insufladas de viento sur, saben bien lo lindo que ahora se siente.

HOCKEY: MUCHA INMINENTE ACTIVIDAD (Y MUCHO ORGULLO)  

Desde la izquierda: Luján Trimarchi (DT de Los 50), Germán Pérez (Preparador físico de ARC), Juana Dacenzo, Sofía Cadoppi, Catalina Chiezza, Valentina Giorgi y Bernardo Puchiarelli (Ayudante de campo de Saladillo Hockey Club).

Desde la izquierda: Luján Trimarchi (DT de Los 50), Germán Pérez (Preparador físico de ARC), Juana Dacenzo, Sofía Cadoppi, Catalina Chiezza, Valentina Giorgi y Bernardo Puchiarelli (Ayudante de campo de Saladillo Hockey Club).

El próximo sábado se reanuda la actividad de la Federación Tandilense de Hockey, actividad que determina el viaje de la delegación de Azul Rugby Club hasta Olavarría, para rivalizar ante Estudiantes en las categorías comprendidas entre la sub 12 y la sub 18.

Al día siguiente las mayores buscarán sumar de a tres puntos y mantener su invicto cuando viajen a Rauch. Allí también habrá un Estudiantes como anfitrión, el rauchense, rival de esta tercer fecha.

Por último, una expresión de “orgullo” que hizo llegar a esta Redacción el departamento de prensa de ARC y que refiere al desempeño de cuatro jugadores borrajas en la Selección de la Federación Tandilense. El comunicado afirma: “Todo el club, y en especial la gente de Hockey, se siente orgullosa y quiere felicitar a las jugadoras Catalina Chiezza, Sofía Cadoppi, Juana Dacenzo y Valentina Giorgi, quienes viajaron (junto con el entrenador Germán Pérez) a Río Negro para disputar el Nacional de Selecciones.

Realizaron un magnifico torneo, marco en el cual el equipo terminó siendo finalista, partido que tras un duro empate se definió por penales. Como sabemos, aquí las cartas están echadas y si bien es una manera de definición concreta, no suele manifestar lo sucedido en el partido.

Por encima del resultado, que tiene su peso, la experiencia adquirida y la emoción de estar en lo más alto han brindado a las chicas muchas ganas de seguir por este camino de logros personales”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *