CON ALGO DE VIENTO, EL CLIMA IGUALMENTE ACOMPAÑÓ

Otra tarde dominguera en un hipódromo donde confluyeron variadas atracciones

 

 

Además de la interesante cita turfística, que tuvo el infaltable condimento de emotividad de cada jornada “burrera”, los concurrentes disfrutaron de música en vivo, feria de microemprendedores, juegos infantiles y mucho esparcimiento al aire libre. El restaurante estuvo colmado y ayer tuvo su “bautismo” un bar móvil. En próximas ediciones daremos cuenta de los ganadores de las cuadreras, con el destacado del primer Clásico de la Corona Cervantina. 

Dos de las propuestas con epicentro en el amplio predio del circo hípico local. El bar móvil que hizo su presentación en el día de ayer en el hipódromo. El tramo final de una de las cuadreras que se disputó ayer en el circo hípico local y la algarabía que la competencia desata en el público que, en gran número, se dio cita en las instalaciones de la Avenida Mujica. FOTOS HÉCTOR GARCÍA
<
>
El tramo final de una de las cuadreras que se disputó ayer en el circo hípico local y la algarabía que la competencia desata en el público que, en gran número, se dio cita en las instalaciones de la Avenida Mujica. FOTOS HÉCTOR GARCÍA

 

 

De la misma manera que viene sucediendo desde que la comisión del Jockey Club tomó las riendas del Hipódromo de Azul, una multitud se acercó ayer al predio de la Avenida Mujica para disfrutar de una tarde al aire libre donde hasta el clima –aunque con algo de viento- acompañó. Los concurrentes tuvieron acceso libre y gratuito a presenciar las carreras y las distintas atracciones que permitieron crear un ambiente familiar, con música en vivo, feria de microemprendedores y juegos infantiles.

Por supuesto hubo intensa actividad en las boleterías con las apuestas y no faltó la emoción en los ganadores. Si de resultados se trata, en próximas ediciones daremos cuenta de la información oficial que emana desde la organización ya que en la víspera, entre otras pruebas, se disputó el primer Clásico de la Corona Cervantina en una distancia de 1600 metros. Las restantes tres fechas de este premio especial se correrán el 16 de octubre, con el Clásico “Bartolomé J. Ronco” (1800mts.); el 13 de noviembre, con el Clásico “Miguel de Cervantes Saavedra” (2000mts.); y el 18 de diciembre, con el Clásico “Ciudad de Azul” (2200mts.)

Ayer, los asistentes al predio pudieron apreciar el avance de las obras y mejoras que los responsables de la comisión directiva están realizando. En ese sentido se informó que una de las intervenciones más destacadas es la colocación del alambrado olímpico, que cierra y delimita la totalidad del predio.

Una refrescante propuesta

El joven Mauro Marziotti está detrás de una refrescante propuesta que ayer tuvo su “bautismo” en el circo hípico local. Se trata de un bar móvil que en cada festival se instalará a un costado de la pista, ofreciendo productos de elaboración artesanal y bebidas no alcohólicas.

Susana Clavelino, madre del titular del emprendimiento, fue la encargada de dar cuenta a este diario de los detalles de la iniciativa. “La idea de venir al hipódromo surge a partir de un emprendimiento familiar, que es el Che Malaka Bar Track, una idea bastante innovadora respecto de los bares móviles y nos pareció muy propicio el espacio que brinda el hipódromo como lugar de encuentro social y eminentemente azuleño”, expresó la mujer.

Agregó que “nos planteamos que sería muy bueno poder estar en un lugar tan simbólico, sano y de familia como es el hipódromo. Para decidirnos a venir, previamente consideramos que esta nueva gestión que administra el hipódromo es impecable”.

Precisó Clavelino que “como no podemos vender alcohol, este bar ofrece jugos y licuados naturales, y para comer snacks dulces y salados. No es un restó. Es un bar con algunas delicatessen absolutamente artesanales”.

“Creo que el hipódromo de Azul ha logrado captar la necesidad de los azuleños en cuanto a recreación gratuita -de hecho no se cobra entrada-, donde los microemprendedores pueden mostrarse y desarrollar sus proyectos de manera agradable”, concluyó.

Acordes entre cuadreras

Covers de excelente interpretación fue lo que propuso, pasadas las 15 horas, “Vegan Sharks”. La banda conformada por Mariana Bellochio en voz; Marcos Herrero en batería; Claudio Troittiño en teclados; Mario Rodríguez en guitarra y armónica; Mario Islas en guitarra eléctrica; y Flavio Nogales en bajo, redondearon un buen pasatiempo para acompañar el mate entre las cuadreras y las apuestas.

A esto se le sumó una importante variedad de artículos que ofrecen los artesanos y feriantes, además del puesto de Cáritas que, con un fin social y comunitario, participa con sus platos dulces de la gama de atractivos para la hora de la merienda.

Los más pequeños, está visto, no la pasan nada mal en los peloteros que están dispuestos al cuidado de una profesora de Educación Física.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *