Otro punto de vista

Señor Director:

Ante reiteradas manifestaciones públicas en defensa de la homicida de Ricardo Hernández, queremos manifestar que el trágico hecho se consumó de forma premeditada y artera, en momentos que la víctima se encontraba durmiendo e indefensa. Esto es un homicidio y no una muerte en defensa propia como quieren hacer creer a la comunidad.

También resulta malintencionado afirmar livianamente que Ricardo Hernández murió en un geriátrico, ya que las lesiones producidas por los brutales golpes de hacha son los que le produjeron un cuadro de deterioro irreversible que a la postre determinaron su muerte. Este homicidio no fue en defensa propia, y por lo tanto también es violencia de género y tiene el agravante del vínculo matrimonial.

Valoramos a las mujeres que defienden a sus congéneres de los actos de violencia de género, pero resulta reñido con la moral y la ley intentar convencer a la comunidad que debe ser absuelta una mujer que cometió un asesinato artero.

Respecto a las manifestaciones de un grupo de damas que se embanderan como defensoras feministas y que tratan de interpretar el código penal según sus conveniencias ideológicas, deberían expresar cuál seria su postura si, independientemente de las circunstancias desencadenante del hecho, la asesinada con un hacha mientras dormía hubiera sido una mujer.

DNI: 10.860.492

DNI: 11.170.507

DNI: 10.860.244

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Elsa telo

    Mayo 14, 2017 at 10:12 am

    Por lo cobardes, al no poner sus nombres y apellido, seguro son HOMBRES! !!De todas maneras, están invitados a alguna de nuestras reuniones, donde seguramente se podrán interiorizar , debatir sus opiniones y las del resto. Eso si:los prejuicios machistas no entran a la reunión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *