ELISÉN PEREYRA

Papelera: los cooperativistas alegan no tener apoyo estatal y que “cada vez nos castigan más”

Ayer este medio estuvo en la planta y el referente de la fábrica recuperada dijo que “si bien logramos reactivar la planta, ahora tenemos que sostenerla”. Describió que el contexto es dificultoso y no existe un acompañamiento del Estado en la promoción industrial, y “más en Azul”. 

 

“Prácticamente trabajamos para pagar los servicios y el funcionamiento de la fábrica”, aseguró Pereyra. JOSE BERGER
<
>
“Prácticamente trabajamos para pagar los servicios y el funcionamiento de la fábrica”, aseguró Pereyra. JOSE BERGER

A casi seis años de la recuperación de la planta, los trabajadores papeleros siguen luchando contra molinos de viento, como para usar una frase vinculada con la ciudad. Lo positivo es que los integrantes de la cooperativa “Pachi Lara” están acostumbrados a este presente y, pese a todo, aún están esperanzadas de poder salir adelante y tener una industria pujante.

Los trabajadores de la papelera azuleña decidieron recuperar la fábrica en el 2012 tras la deserción de sus dueños.

Desde ese momento se organizaron en cooperativa para defender y conservar su fuente de trabajo.

Reactivaron la planta de la fábrica en enero de 2015 y aún están de pie pese a los avatares internos y el contexto económico en el que están insertos.

Lo que hacen es fabricar papel corrugado o ruberoid para caños.

La escasa demanda, sumada a los aumentos de los servicios y de las materias primas, hace que la situación sea delicada y además ahora hay que tener en cuenta la suba de la nafta que incrementará  el valor del transporte y de los insumos en general.

“Con mucha dificultad” 

Ayer este medio visitó la planta y Elisén Pereyra, pese al panorama desalentador que los rodea, aseguró que “estamos un poco mejor porque, por lo menos, tenemos pedidos, empezó a moverse un poco”.

Igualmente informó que “sigue siendo una situación bastante complicada porque todavía no podemos trabajar bien y con continuidad, trabajamos por pedido”.

“Seguimos teniendo muchas dificultades porque los servicios han seguido aumentando y entonces prácticamente trabajamos para pagar esos servicios y el funcionamiento de la fábrica”, aseguró.

El referente papelero local sostuvo que “la salida está en tener cada vez más pedidos” y así “darle continuidad a nuestra labor e ir resolviendo las cuestiones que hacen al funcionamiento de la fábrica recuperada”.

“No vamos a bajar los brazos” 

Pese a los escollos que se les han ido presentando en el camino y las pérdidas que van sucediendo, el operario de la Papelera remarcó que “no vamos a bajar los brazos y seguir de la mejor manera posible”.

“Si no se resuelve esta situación económica que estamos viviendo, se complica bastante; es cada vez peor”, consideró.

Puntualizó que “aumentó la nafta otra vez y ya sabemos que eso nos genera un serie de gastos adiciones en los insumos y el transporte”.

Sin embargo, apuntó que “no nos queda otra que seguir peleándola. Si bien logramos reactivar la planta, ahora tenemos que sostenerla y ver si podemos mejorarla”.

En referencia al contexto actual, Pereyra dijo finalmente que “no hay planes de promoción del Gobierno ni crédito; al contrario, cada vez nos castigan más, y más en Azul”.

EL DATO

Elisén Pereyra afirmó que no tienen el apoyo de la Municipalidad de Azul; al menos en el grado de compromiso que ellos esperaban tener. En el último tiempo “sólo tuvimos una charla con Juan Arruti –a cargo del área de Producción y Empleo-, pero nada; no hay interés por el desarrollo de la industria en Azul”.

“ESTO ES ABIERTO AL PUEBLO”

Días atrás se desarrolló en las instalaciones de la Cooperativa de Trabajo, Laprida 250, la asamblea de la APDH local. “La semana pasada nos pidieron para hacer una reunión acá. Quieren ir haciéndolo en distintos lugares y entonces aceptamos, porque además ellos se han portado muy bien con nosotros, han sido muy solidarios y es una forma de retribuir esa solidaridad”, contó Pereyra. Les prestaron el lugar, dijo y, de paso, “también participamos nosotros”.

El representante de la cooperativa Pachi Lara expresó que “está bueno que sea así porque nosotros consideramos que esto es abierto al pueblo que tiene que ver mucho con nuestra lucha”.

LAS PÉRDIDAS MÁS SENTIDAS

JOSÉ BERGER

“Hace 6 años que empezamos con esta lucha y que arrancamos bien, hace 2 años”, recordó el trabajador ayer al hablar con este diario. En este proceso que emprendieron, ya son tres los compañeros que han perdido. Pachi Lara, quien lamentablemente decidió suicidarse; Fernando Preciado, que tuvo problemas de salud y recientemente, el 27 de junio pasado, falleció Héctor Daniel “Pato” Rodríguez, a los 56 años.

Se lamentó porque van quedando en el camino de esta lucha que emprendieron juntos y sin poder ver un resultado contundente, pese a venir dando algunos pasos firmes en la defensa de sus puestos de trabajo.

Además de los sentimientos que hay de por medio, “es un compañero menos para trabajar”, dijo.

 “Son cosas que no podemos evitar, le tomó una bronquitis, se complicó y tuvo problemas del corazón”, expresó.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *