Papelones y fisuras  

La situación del interbloque de Cambiemos en el Concejo. ¿Faltan puentes con el Ejecutivo? En política se puede errar de amigo no de adversario. Una semana de postales argentinas entre la AFA y el FMI. El drama ante la falta de viviendas.

El interbloque de Cambiemos en el Concejo Deliberante aparece con cierta dispersión y proyectos que parecen más posturas opositoras que oficialistas. RAÚL SANTIAGO GALLARDO

Escribe

Carlos Comparato

(comparatoc@yahoo.com.ar)

  Venimos de una semana tumultuosa en la que hubo menú para todos los gustos. Los papelones cristianos-judíos de la selección de fútbol, pasando por el “regreso triunfal” de Argentina al Fondo Monetario Internacional y, ya más de cabotaje, los extraños andares del interbloque de Cambiemos en el Concejo Deliberante azuleño junto a la eclosión del  drama ante la carencia de viviendas dignas que atraviesan grupos sociales que ponen al desnudo realidades que suelen pasar de largo, más allá de cierta manipulación.

Lo de la selección resultó patético ya que en 24 horas dejó plantado al papa Francisco y suspendió el partido que iba a jugar este sábado ante Israel nada más y nada menos que en Jerusalén. No hay que ser un avispado analista de política  internacional ni ser seguidor de una serie de Netflix para darse cuenta que esa invitación traía un trasfondo de intereses del gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu para blanquear su posición en un territorio que resulta una llaga para el inconmensurable rompecabezas en ese lugar del mundo. Montar la propaganda sobre la presencia de Messi era mojarle la oreja a los palestinos, sumado a un gran negocio de millones de dólares por parte de empresarios argentinos-israelíes.  Tampoco se le puede pedir mucho a quien encabeza la AFA, Chiqui Tapia, presidente de Barracas Central y que en una  descollante conferencia de prensa dijo que la decisión de no jugar el partido era un “aporte a la paz mundial”.

Encima, el FMI  

Primero, resulta dudoso el presunto aporte a la paz mundial; segundo, fueron los jugadores los que dijeron que no irían ante la reacción de los palestinos y, tercero,  sería   interesante que empiece a devolver los dos millones de dólares que ya habían anticipado los organizadores para evitar que los muchachos del Mossad (servicio de inteligencia israelí) le hagan una visita para recordárselo. ¿Era necesario este sainete?  Así es de patético este país en los más variados temas. La semana terminó con el anuncio que el FMI nos vuelve a prestar dinero. Algo no se hizo bien o se hizo muy mal para tener que ir con la cabeza gacha a arrodillarse ante un organismo que arrastra una triste historia para los argentinos.

¿Un bloque oficialista?  

No es, justamente, el momento de gloria de la administración Cambiemos a nivel nacional y la incógnita es cómo afectarán estas turbulencias. En artículos anteriores se vino señalando que Azul no escapa a la recesión en que ha entrado la economía, aunque aún no se admita oficialmente. ¿Cuánto condiciona a la gestión de Hernán Bertellys que, a su vez, necesita recuperar el “glamour” que supo tener?

En este escenario, se pudieron observar algunos indicios de resquebrajamiento o, por lo menos, de ciertas dudas en la relación del Ejecutivo con el interbloque de Cambiemos a partir de tres proyectos presentados en la sesión del Concejo Deliberante el martes pasado.

Uno de ellos solicitando que la conducción del Municipio “realice acciones y gestiones” para iluminar la intersección de ruta 3 y avenida Urioste. Otro relativo a un pedido para  que informe sobre la reconstrucción del puente amarillo y las compuertas del Parque Municipal y remita “con copia certificada” los decretos de llamado a licitación pública y pliego de bases y condiciones. Finalmente, un tercero requiere que se informe “respecto de la instrumentación de la propuesta de asistencia a los beneficiarios, de conformidad al acuerdo firmado entre los extrabajadores de Fanazul, el Ministerio de Trabajo de la provincia y el Municipio de Azul”.

¿Un bloque oficialista requiriendo de esos informes cuando debería estar al tanto; no sería terreno para iniciativas de la oposición? ¿Falta diálogo o hay una ausencia de conducción y coordinación política?

Táctica y estrategia    

Lo que se transmite hacia fuera es que cada uno atiende su juego. Dos ediles responden, sin dudar, al Ejecutivo: el presidente del cuerpo Pedro Sottile y la presidenta del bloque  Paola Ficca. El resto orejea las cartas frente a una oposición que aparece más consolidada como Unidad Ciudadana y el GEN. Y aquí hay que detenerse: se está haciendo una lectura equivocada desde el oficialismo cuando se elige quién es el enemigo/adversario. Además de apuntar a los ediles del GEN y a su estrategia de conformación de un frente opositor, debería prestar más atención al bloque kirchnerista que viene realizando un trabajo en el territorio ante la quietud que hay entre los diversos actores del resto del peronismo. El ejemplo más cercano fue la distribución de garrafas sociales a precios más bajos que las del Ejecutivo.

En política se puede errar con el amigo pero donde no se puede equivocar es en definir quién es el adversario.

El drama de las viviendas    

La toma del terreno pertenecientes al Sindicato de Trabajadores Municipales por parte de familias que habían levantado precarias viviendas, puso nuevamente en agenda una  problemática que arrastra esta ciudad desde hace mucho tiempo ante la ausencia de planes de unidades habitacionales sociales (el último fue el Plan Federal de Viviendas Uno en el gobierno de Néstor Kirchner). Hay una creciente demanda no sólo de grupos  que están marginados del sistema sino de aquellos que no tienen posibilidad de acceder a préstamos o algún tipo de financiamiento. ¿Qué hay cierta manipulación o aprovechamiento? Es innegable. ¿Qué hay pasividad y falta de respuesta desde Desarrollo Social de la Comuna? También es innegable pues no se trata de salir a emparchar situaciones cuando éstas ya han explotado sino a trabajar sobre el problema en base a una planificación que dé un abordaje integral y preventivo a sectores sociales vulnerables. La solución no es judicial; es política.

Es por eso que no se puede horizontalizar el conflicto entre diferentes necesidades ya que el proyecto del Sindicato Municipal se debe llevar a cabo.

Es la Argentina y sus presentes. Desde el inicio de esta nota hasta el final. Sólo queda zambullirse en la Biblia, el Corán o la Torá…o San Expedito clamando una oración pagana por el Mundial de Fútbol, el FMI o por el futuro que se hace rogar en alguna esquina de arrabal.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *