EL 12 POR CIENTO EN DOS CUOTAS

Paritaria municipal: las partes cedieron y hubo acuerdo  

Ayer, el Ejecutivo y los gremios acordaron un incremento salarial del 12 por ciento en dos tramos de 6 cada uno para el último semestre del año. También, la administración de Hernán Bertellys reconocerá las recategorizaciones de cerca de 200 trabajadores retroactiva a enero. El único punto en el que no hubo acuerdo fue en el pase a planta permanente de 151 empleados, que finalmente fue prorrogado al 30 de septiembre.

Durante el cuarto intermedio que se tomó el Ejecutivo para hacer una nueva oferta, los representantes gremiales aguardaron en los pasillos del municipio. NACHO CORREA Funcionarios del Ejecutivo y representantes gremiales acordaron finalmente un incremento salarial del 12 por ciento para el segundo trimestre. NACHO CORREA
<
>
Durante el cuarto intermedio que se tomó el Ejecutivo para hacer una nueva oferta, los representantes gremiales aguardaron en los pasillos del municipio. NACHO CORREA

Como estaba previsto, ayer se realizó la tercera reunión paritaria entre funcionarios del Ejecutivo comunal y representantes de los tres sindicatos municipales, en la que finalmente acordaron un incremento para el segundo semestre del 12 por ciento, a pagarse en dos cuotas: un 6 por ciento de julio a septiembre y el restante de octubre a diciembre. Además, lograron que se efectivicen las recategorizaciones que hace más de mes y medio se otorgaron en la Junta de Calificaciones y Ascensos.

Cabe recordar que las negociaciones comenzaron el 1º de julio pasado, cuando se sentaron por primera vez a discutir salarios. En ese encuentro, el Ejecutivo propuso un incremento del 6 por ciento en dos tramos de 3 cada uno, que fue rechazado de plano por los tres gremios. El STMA solicitaba el 14 por ciento, el SOEMPA el 15 y ATE el 25. La segunda reunión tuvo lugar el 20 de julio. Mientras los sindicatos siguieron cada uno en su postura, el Ejecutivo ofreció unos puntos más: 8 por ciento también en dos cuotas. Tampoco esa vez hubo acuerdo.

Ayer, al inicio de la paritaria los funcionarios municipales propusieron un 10 por ciento de aumento en dos veces de 5 por ciento cada una.

Nuevamente, los gremios rechazaron la propuesta. Fue desde el SOEMPA que se planteó que estaban dispuestos a bajar 3 puntos -de un 15 a un 12 por ciento- el pedido de incremento siempre y cuando el Ejecutivo garantizase la paz social, es decir, entre otras cuestiones, que no haya despidos.

Además, los sindicatos pidieron que quede firmado en el acuerdo que se concretarían las recategorizaciones de aproximadamente 200 trabajadores, retroactiva a enero. El STMA apuntó que no cerrarían ninguna oferta salarial si no se garantizaba este punto.

Ante este panorama, los funcionarios comunales se tomaron un cuarto intermedio, al cabo del cual elevaron la propuesta al 12 por ciento -en dos cuotas-, tal como propuso el SOEMPA y se comprometían a cumplir con las recategorizaciones, pero sin reconocer la retroactividad.

En ese punto, se dio un nuevo cruce hasta que el Ejecutivo decidió dar lugar al pedido de los gremios y pagarlas a partir de agosto, dos meses juntos. En agosto cobrarán agosto y enero, en septiembre ese mes y febrero y así sucesivamente.

Pase a planta   

También se trató el tema del pase a planta de 150 trabajadores. De acuerdo a lo que firmaron en la paritaria anterior, que cerraron en marzo, la administración comunal se había comprometido a que al 31 de agosto estarían los 151 trabajadores que ya fueron designados en planta permanente. Sin embargo ayer, pidieron una prórroga de un mes que les fue negada por los sindicatos, exigiéndole al Ejecutivo que cumpla lo que firmó en el anterior acuerdo paritario.

Pero la cuestión se dirimió en una votación que ganó el Ejecutivo. Sucede que los gremios están representados por cinco dirigentes y la administración comunal por cinco funcionarios, pero cuenta con el voto doble de quien preside la paritaria.

De esta manera, se extendió hasta el 30 septiembre el tiempo para el pase a planta de 151 empleados.

Cabe señalar en este marco que ayer por parte del Ejecutivo estuvieron presentes el titular de la Unidad de Asesoramiento y Coordinación Técnico Administrativa, Fabián Caro; el secretario de Hacienda y Administración, Agustín Carús; el subsecretario de Planificación y Control de Gestión, Walter Surget; el subsecretario de Legal y Técnica, Roberto Dávila; y el director de Legal y Técnica, Facundo Achaga.

En lo que hace a los gremios, por el STMA fueron el secretario Adjunto, Luciano Varela; el secretario de Organización, Pedro Benedicto; y la secretaria de Juventud Analía Cavilla. Por el SOEMPA estuvo su secretaria General Paulina Marino y por ATE el secretario Adjunto, Eduardo Bercovich.

Hay que advertir que Bercovich no firmó ayer el acta acuerdo, ya que según expresó en la reunión primero consultaría a sus afiliados y hoy elevaría una nota expresando la postura del gremio, que según dijo por la tarde a este diario, es coincidente con la de los otros dos sindicatos. Así que hoy, el acuerdo quedará aceptado por las tres organizaciones gremiales.

Cese de actividades y movilización   

Tanto el STMA como ATE movilizaron a sus afiliados al veredón municipal para acompañar a los dirigentes que se sentarían a la mesa de discusión.

Desde el gremio conducido por Varela, a las 10 de la mañana comenzaron un cese de actividades. Se concentraron en la sede del sindicato y desde ahí marcharon -con los distintivos paraguas azules que llevan el logo del STMA- hasta el municipio.

Los afiliados a ATE no movilizaron, llegaron directamente al veredón y allí esperaron expectantes cómo se desarrollaba la paritaria. Cuando concluyó, desconcentraron habiendo escuchado a sus dirigentes el alance y resultado de la negociación.

“HABER CERRADO EN UN 12 POR CIENTO ES UN LOGRO” 

La secretaria General del SOEMPA, Paulina Marino, explicó ayer al hablar con este diario que si bien el gremio pedía un 15 por ciento de aumento, cuando la semana pasada se realizó la segunda paritaria, “finalizando la reunión, Surget nos dijo que evaluásemos la posibilidad de que los pases a planta se prorroguen un mes”, es decir hasta el 30 de septiembre.

“Esto nos empezó a hacer mucho ruido -agregó-. Por eso, nos sentamos con los compañeros y decidimos pedir, y que quede sentado en actas, que nos garantizaran la paz social. Es decir, que no haya ni despidos ni baja de contratos”.

La dirigente apuntó que cuando el Ejecutivo ofreció un 10 por ciento desdoblado, “lo rechazamos y les dijimos que accedíamos a bajar 3 puntos de los 15 que pedíamos si nos garantizaban la paz social”.

En ese marco, indicó que “más allá de que sabemos que el 12 por ciento, el 10 o el 15 no son suficientes para la situación socioeconómica de los empleados municipales, mucho más no podíamos tirar de la cuerda porque no hay más”.

Marino hizo hincapié también en que haber conseguido las recategorizaciones retroactivas a enero “es un gran logro, teniendo en cuenta que este Ejecutivo viene dilatando absolutamente todas las cuestiones, como la entrega de ropa, el llamado a las juntas y demás”. 

Reconoció por último que “entendemos que el Ejecutivo ha hecho un esfuerzo máximo, porque sabemos que no tiene un peso. Hay que tener en cuenta que arrancamos con una negociación en la que ofrecieron un 6 por ciento, después un 8 y hoy (por ayer) un 10. Así que haber cerrado en 12 es también un logro”.

“MÁS NO SE LES PUEDE SACAR PORQUE SE FUNDEN”

Eduardo Bercovich, secretario Adjunto de ATE, participó de la paritaria de ayer y explicó en principio que no firmó el acta acuerdo porque primero quería consultar a sus afiliados y resolverlo en asamblea, y que hoy elevará una nota aceptando el incremento ya que los trabajadores dieron el visto bueno.

“No se puede pedir más, pero no hay que dejar de señalar que el 70 por ciento de los trabajadores municipales con 35 horas y categoría 5, no perciben más de 7.000 pesos. Así que este porcentaje va a beneficiar a los que más cobran”, sostuvo el dirigente.

Insistió en que “más no se les puede sacar porque se funden” y advirtió que “no estoy ni conforme ni disconforme con el acuerdo. Acá lo que interesa es que los afiliados nuestros lo aceptaron”.

En ese contexto, recordó que el Ejecutivo “tuvo que pedir un ATN -Aportes del Tesoro Nacional- para poder pagar los aguinaldos. Así que no tienen más. Cuando la sábana es corta, si se la tira quedan los pies afuera. Además, quieren gobernabilidad para llegar a las elecciones tranquilos”.

“PARA EL EJECUTIVO ES UN ESFUERZO MUY IMPORTANTE”

El secretario de Hacienda y Administración, Agustín Carús, también habló con este diario ayer y explicó que para el Ejecutivo el aumento acordado implica “un esfuerzo muy importante”, como así también que la recategorización “es un reconocimiento a los empleados municipales. No hay que olvidarse que hace más de 5 años que esto no se llevaba a cabo y ahora lo podemos hacer. Además, al ser partir del 1º de enero va a alcanzar a aquellos que se jubilen este año”.

En ese sentido, añadió que “en esto ayudaron los sindicatos, porque el reconocimiento de los meses de enero a julio lo vamos a poder pagar en siete meses, no todo junto”.

El funcionario señaló que “para el Ejecutivo significa un esfuerzo grande juntar el dinero, como así también se vio un esfuerzo de los sindicatos darnos la posibilidad de ir pagando en cuotas” y en ese marco dijo que “también han hecho esfuerzo los proveedores en el ejercicio anterior porque pudimos ponerlos al día”.

Añadió que “hoy podemos decir que todos los empleados municipales están por encima del salario mínimo, vital y móvil, y al día con las recategorizaciones”.

En lo que hace a la prórroga para el pase a planta permanente, que del 31 de agosto pasará al 30 de septiembre, explicó que se debe a “un pedido de la Dirección de Recursos Humanos porque no llegaba a tiempo operativamente en el trabajo administrativo”.

Por último, indicó que “desde el Departamento Ejecutivo estamos conformes con la paritaria y con el hecho de poder estar trabajando de acá a fin de año con los empleados municipales, reconociéndoles su trabajo a través del salario”.

“SOMOS PROTAGONISTAS EN LA NEGOCIACIÓN Y EN LA CALLE”

Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul se emitió ayer un comunicado en el que se indicó que “aceptamos el aumento salarial del 12 por ciento en dos cuotas de 6, ya que cumple con nuestro pedido de llevar al compañero ingresante de 35 horas a 10.000 pesos. Con ese objetivo fuimos y eso logramos”.

En ese marco, se señaló que el trabajador ingresante al comenzar el año ganaba 7.380 pesos y ahora tendrá un aumento anual de 2.700 pesos, “además el aumento llegará en la misma forma a nuestros jubilados”.

Asimismo, en otro párrafo se apuntó que “no es un dato menor el reconocimiento por sector que hemos logrado también, como por ejemplo el aumento del Riesgo Hospitalario y de Riesgo de Vialidad Rural que aumentó este mes y ya se cobra; el incremento del Riesgo de Calle de Control Urbano y Bromatología que aumenta en cada aumento salarial”. También se mencionó el Estatuto Docente que entra en vigencia en agosto; que en octubre 150 trabajadores van a obtener la estabilidad; la nueva sede del sindicato que adquirieron; las becas que le otorgan a los afiliados; la lucha por eliminar definitivamente el contrato a destajo.

“Por este y por muchos logros más es que somos protagonistas no sólo en la negociación sino en la calle, y mientras así sea los compañeros tienen que estar tranquilos que acá hay un sindicato que va a cambiar la historia de los trabajadores municipales y día a día lo demostramos”, se consignó por último.

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *