Parra fue el ganador y Dhereté terminó tercero

El atleta proveniente de la ciudad de Trelew se quedó con la 4º edición de la competencia que se desarrolló el domingo y que tuvo como epicentro el balneario municipal. El azuleño se adjudicó el último escalón del podio. En la segunda posición terminó Mauro Iodice. En Damas el triunfo fue para Magdalena Nápoli. 

Facundo Parra fue el vencedor del 4º Triatlón Olímpico “Ciudad de Azul”.FOTOS: GENTILEZA SIMÓN FERNÁNDEZ LABRIA


 
El trelewense Facundo Parra se adjudicó la 4º edición del Triatlón Olímpico “Ciudad de Azul”, competencia que se desarrolló el domingo pasado y que tuvo como epicentro, como es habitual en este tipo de pruebas, el balneario municipal.
En tanto que entre las damas, Magdalena Nápoli se quedó con el triunfo de esta competencia que fue organizada por Indoor Spinning Eventos y con la colaboración de la Dirección de Deportes de Azul y del Destacamento Balneario de la Policía de Buenos Aires.
Más de 150 atletas se dieron cita a esta competencia que se disputó sobre una distancia de 1500 metros de natación en aguas del balneario; 40 kilómetros de ciclismo por la Ruta 51, y 10 Km. de pedestrismo por calles de la ciudad.
El que picó en punta en el primer tramo de la competencia fue el azuleño Gerónimo Dhereté, quién completó la etapa de agua en un tiempo de 19m35s. Lo siguieron, Facundo Parra, a poco más de un minuto y medio; y en tercer lugar salió el saladillense Diego Ganly, a más de dos minutos.
En los 40 kilómetros de ciclismo se desarrollaron por la Ruta 51, siendo el recorrido 20 kilómetros para el lado de Tapalqué donde estaba el retome. En esa etapa el triatleta local no pudo mantener el ritmo y lo alcanzaron otros dos ciclistas. El termino de la etapa Parra, Iodice, Dhereté peleaban por la primera posición.
En el trote el campeón patagónico no dejó dudas. Con un ritmo muy fuerte –culminó los 10K en un tiempo de 35,39s- marcó el camino y se fue escapando de sus perseguidores para alzarse con la victoria. Facundo Parra culminó la competencia con un tiempo de 1h56m37s.

Gerónimo Dhereté terminó tercero y fue el mejor azuleño en la general.


El podio lo completaron el atleta procedente de Longchamps, Mauro Iodice, que terminó con un tiempo de 1h57n29s; en tanto que en la tercera posición finalizó el local Gerónimo Dhereté, con 1h58m10s.
En tanto que entre las damas, el triunfo quedó en manos de Magdalena Napoli de Berazategui, con un tiempo de 2h23m40s; seguida por la temperlina Yamila Crisafi, con 2h26m19s, y la tresarroyense Lucía Dibbern, con 2h27m19s. En la cuarta colocación finalizó la azuleña, María José Gallardo, con 2h28m23s.
En lo que se refiera a triatletas locales, siguieron a Dhereté para completar los tres mejores, fueron Lucas Martini, que terminó en la posición doce; y Franco Arrigoni, que finalizó en la vigésima ubicación.
Posiciones
Top 10 Caballeros
1º Facundo Parra (Trelew) 1h56m37s
2º Mauro Iodice (Longchamps) 1h57m29s
3º Gerónimo Dhereté (Azul) 1h58m10s
4º Ignacio Valdez (CABA) 1h58m24s
5º Andrés Salman (Bahía Blanca) 2h00m15s
6º Eduardo Baca Paunero (Adrogué) 2h01m36s
7º Diego Ganñy (Saladillo) 2h03m30s
8º Matías Santos (Mar del Plata) 2h05m31s
9º Gonzalo Arranz (Bahía Blanca) 2h07m28s
10º Walter Musmanno (Mar del Plata) 2h07m37s
Los azuleños
12º Lucas Martini 2h09m41s
20º Franco Arrigoni 2h13m49s
39º Gustavo Dhereté 2h22m32s
54º Daniel Barbieri 2h28m24s
70º Adrián Del Molino 2h34m34s
79º Roberto Tambutto 2h37m26s
80º Carlos Borda 2h37m37s
83º Enzo Farina 2h40m09s
89º Cristian Ferro 2h43m28s
Top-10 Damas
1º Magdalena Nápoli (Berazategui) 2h23m40s
2º Yamila Crisafi (Temperley) 2h26m19s
3º Lucía Dibbern (Tres Arroyos) 2h27m19s
4º María José Gallardo (Azul) 2h28m23s
5º Silvana Arredondo (Bolívar) 2h31m27s
6º Lucia Taja (Balcarce) 2h34m00s
7º Mónica Cordero (Bolívar) 2h36m17s
8º Leticia Moroso (Tandil) 2h40m59s
9º María Soledad García (Mar del Plata) 2h51m30s
10º Cecilia Vicente (La Madrid) 2h52m12s
Ganadores de categoría
Ruta Caballeros A: Mohamed Gallo (Mar del Plata) 2h09m45s
Ruta Caballeros B: Nahuel Valenzuela (Tres Arroyos) 2h12m49s
Ruta Caballeros C: Eduardo Baca Paunero (Adrogue) 2h01m36s
Ruta Caballeros D: Gonzalo Arranz (Bahía Blanca) 2h07m28s
Ruta Caballeros E: Matías Santos (Mar del Plata) 2h05m31s
Ruta Caballeros F: Walter Musmanno (Mar del Plata) 2h07m37s
Ruta Caballeros G: Miguel Rossotto (General Pico) 2h26m17s
Ruta Caballeros H: Gustavo Dhereté (Azul) 2h22m32s
Ruta Caballeros I: Marcelo Pettigroso (Mar del Plata) 2h54m33s
Ruta Caballeros Junior B: Isidoro Ventuala (Bahía Blanca) 2h11m41s
Ruta Dama B: Yamila De Donato (CABA) 2h56m26s
Ruta Dama C: Lucía Taja (Balcarce) 2h34m00s
Ruta Dama D: Daiana García (Monte Hermoso) 2h52m26s
Ruta Dama E: Leticia Moroso (Tandil) 2h40m59s
Ruta Dama F: Cecilia Vicente (Gral. La Madrid) 2h52m12s
Ruta Dama H: Roxana Iannone (CABA) 2h57m35s
MTB Caballeros C: Gastín Staltari (Necochea) 2h34m28s
MTB Caballeros E: Ricardo Grgic (CABA) 3h04m26s
MTB Damas B: Estefanía Seery (Azul) 3h09m20s
EL AMOR ES MÁS FUERTE 
Al mismo tiempo, al final del pelotón, se dio una situación poco común pero fue la más comentada de la competencia azuleña. Pasó que una triatleta sufrió un “ataque de pánico” al no hacer pie en el arroyo y se bloqueó… se desesperó… y no pudo seguir braseando en las frías aguas del Callvú.
En ese instante, su pareja -también triatleta- se acercó y trató de calmarla para que pueda retomar la competencia; pero su cabeza decía “no”, el cuerpo no respondía a la orden enviada por el cerebro y solo atinó a ponerse en la orilla del Balneario y comenzó a caminar… solo eso podía hacer. Su pareja no se alejó en ningún momento, la alentaba, le hablaba y caminaban juntos a la par. La caminata fue interminable y así llegaron al trampolín para retomar hasta el Puente Banana. Siempre por la orilla, siempre caminando, siempre él alentando y tratando que su pareja encuentre la lucidez para retomar la competencia.
La parejita seguía caminando por las frías aguas del arroyo y el tiempo se extendía mucho más de lo planificado; y lo que era una carrera… se transformó en una gran historia de amor y acompañamiento: él seguía a su lado y ella se dejaba acompañar, juntos daban la vuelta caminando. A su alrededor los kayaks de la organización que no se despegaban pero tampoco apuraban a nadie, el tiempo se detuvo y el cronometro era para otros, no para ellos.
La parejita abandonaba el agua, habiendo recorrido los 1500 metros caminando; siempre juntos, más unidos que nunca, casi inseparables, demostrando una vez más que el amor es más fuerte; que no importa la competencia; que hay momentos en donde lo humano y los sentimientos van por encima de todo.
Fuente: Código Aventura

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *